Angel Rodríguez, de los Vaqueros, maneja el balón contra Jorge Brian Díaz, de los Atléticos, durante el último partido entre ambos equipos el pasado primero de mayo en San Germán.
Angel Rodríguez, de los Vaqueros, maneja el balón contra Jorge Brian Díaz, de los Atléticos, durante el último partido entre ambos equipos el pasado primero de mayo en San Germán. (BSN)

La última vez que Bayamón y San Germán batallaron entre ellos por un campeonato del Baloncesto Superior Nacional (BSN), la liga cumplía tres años de existencia; faltaban seis años para que estallara la Segunda Guerra Mundial, y 19 años para que el gobierno de Puerto Rico pasara a ser un Estado Libre Asociado.

Unos 89 años después, ambas franquicias -las más ganadoras en la historia del torneo local- se verán por primera vez en una serie de campeonato a partir del lunes cuando los Atléticos visiten a los Vaqueros en el Coliseo Rubén Rodríguez de Bayamón.

Aunque en el portal del BSN aparece Bayamón como campeón (el primer cetro de sus 15) y San Germán subcampeón de 1933, el formato de postemporada no era el mismo al actual.

Francisco “Paquito” Rodríguez, exdirectivo de la Federación de Baloncesto e historiador deportivo, recordó que para aquel año, dos equipos de dos secciones de cinco participantes avanzaron a la postemporada, que consistía en un formato ‘round robin’ entre los cuatro quintetos.

Bayamón, en aquel entonces con el mote de Spalding, avanzó junto a San Juan Sports como parte de los representantes de Grupo A. All San Germán, sin ser todavía los Atléticos, y los Pintueles de Ciales, adelantaron del Grupo B.

Los cuatro conjuntos se vieron en dos rondas de una serie de “todos contra todos”, con Bayamón finalizando invicto 6-0, seguido por San Germán con 4-2. En el segundo partido entre ambos, lo bayamoneses se impusieron 31-29 con 14 puntos de Onofre Carballeira, quien también fungió como dirigente, para asegurar el título.

En el equipo de Bayamón de 1933 también estaba Ramón “Moncho” Cestero, quien fue Comisionado de Baloncesto de la Federación y fue exaltado al Pabellón de la Fama del Deporte puertorriqueño en 1963. De igual forma, jugó Martín Pérez, quien vio a su hijo y nieto, los dos del mismo nombre, vestir la camiseta de Bayamón; más Eligio Amstrong, quien fue maestro de educación física del legendario Teófilo “Teo” Cruz.

“Era un baloncesto lento, de mucha posesión de balón. Bastante rudo. Marcadores bajitos. Se jugaban dos mitades de 20 minutos”, dijo Rodríguez, agregando que los partidos se jugaban en canchas de escuelas y en superficies de arenas, cemente y brea.

“Esta es la primera vez que se miden San Germán y Bayamón en una final a pesar de que uno tiene 14 campeonato y el otro 15″, recalcó.

Sin coincidir por décadas

Entonces, ¿por qué tardó casi un siglo para que ambas franquicias chocarán directamente por un campeonato del BSN?

Armandito Torres, exjugador y gloria de los Atléticos, rememoró que para 1935, Bayamón dejó de existir como franquicia por 20 años. Sin formar parte del torneo, San Germán dominó la escena con campeonatos en 1938, 1939, 1941, 1942 y 1943, más cuatro banderines consecutivos de 1947 a 1950.

“El doctor Francisco Molla hizo una franquicia en Bayamón en 1954. Tuvo un lapso enorme, de 20 años, que tal vez lo privó de más oportunidades de campeonatos y subcampeonatos. Se hubieran enfrentado (a San Germán) un montón de veces en los treinta y cuarenta. Después de eso, les tomó a Bayamón como 12 años en ganar. Molla fue el héroe por traer la franquicia otra vez pero para ser un equipo contendor fue una tardanza de una docena de años, cuando vino Héctor ‘Hetin’ Reyes y Bobby Muñoez Zayas”, agregó.

De 1950 a 1985, San Germán no volvió a alzar un trofeo de campeonato, con los Vaqueros convirtiéndose en una dinastía en los años setenta con cinco títulos consecutivos, quebrando la marca de los Atléticos. También, Bayamón ganó en 1969 y 1981.

Los años noventa fue una buena década para que ambos se vieran en finales. Los Atléticos contaban con José “Piculín” Ortiz y Eddie Casiano con los técnicos Carlos Morales y Miguel Mercado; y los Vaqueros con Jerome Mincy, Jimmy Ferrer y Franklin Western, dirigidos por Flor Meléndez.

San Germán triunfó en 1991, 1994 y 1997, y Bayamón en 1995 y 1996.

“No me ha sorprendido (que no se vieran antes). Por lo que te mencioné de los 20 años que Bayamón no estuvo. Los años donde Bayamón vuelve a ser ganador fueron los años malos de San Germán, los setenta. Fueron 35 años sin ganar un campeonato. En los noventa no pasó porque los equipos realmente dominantes fueron Ponce y San Germán, luego Bayamón. Podemos decir eso. Ponce ganó tres (1990, 1992, y 1993) y tres subcampeonatos (1995, 1996 y 1998)”, indicó Torres.

“Son dos equipos de gran tradición. Esto hace esta serie con un sabor histórico. Los equipos fundadores. San Germán, este año, cumple 90 años de su primer campeonato y no repitió al año siguiente porque Bayamón ganó en el 33 (ríe)”, añadió.

Los Vaqueros buscan ganar el título por segunda vez en tres años, mientras que los Atléticos intentarán frenar una sequía de 25 años sin banderín.

💬Ver comentarios