Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 90 días.

LeBron James, de los Cavaliers, se levanta en un intento ante Aron Baynes, de los Celtics, durante el partido del sábado. A la izquierda, Al Horford, busca mejor colocación ante la defensa de Tristan Thompson. (EFE / David Maxwell)
LeBron James, de los Cavaliers, se levanta en un intento ante Aron Baynes, de los Celtics, durante el partido del sábado. A la izquierda, Al Horford, busca mejor colocación ante la defensa de Tristan Thompson. (EFE / David Maxwell)

De un día para otro, los Cavaliers de Cleveland demostraron que no estaban acabados, como pareció tras los primeros dos partidos de la serie final de la Conferencia del Este de la NBA ante los Celtics de Boston.