La Selección Nacional femenina celebra su primer triunfo en un Mundial de FIBA.
La Selección Nacional femenina celebra su primer triunfo en un Mundial de FIBA. (FIBA)

La preparación desde principios de agosto de la Selección Nacional femenina rindió frutos este miércoles con la primera victoria de Puerto Rico en un Mundial femenino de FIBA.

Las boricuas superaron 82-58 a Bosnia y Herzegovina en la apertura del torneo en Sídney, Australia. El quinteto femenino salió por la puerta ancha por primera vez desde su debut en el certamen mundialista en 2018 en España, donde perdieron sus tres compromisos en la fase de grupos.

Para esta edición como invitadas debido a la salida del seleccionado de Rusia como castigo por la invasión del país a Ucrania, el programa adulto comenzó a prepararse desde el primero de agosto, con fogueos antes equipos colegiales para luego ir a Serbia y participar en dos partidos amistosos ante la serbias. En Australia, jugaron contra las anfitrionas, Malí y Canadá antes del debut el miércoles.

“Obviamente, estamos contentos. Es una gran victoria para nosotros y para el baloncesto de Puerto Rico. Este es nuestro segundo Mundial y no ganamos un partido en el pasado. Enfrentando a un gran equipo y haciendo nuestro trabajo para ganar, estamos emocionados por el resultado”, dijo Gerardo “Jerry” Batista, dirigente de Puerto Rico, luego el encuentro.

Puerto Rico llegó al certamen en la posición número 17 en el escalafón mundial de FIBA. Bosnia y Herzegovina están en el encasillado 26.

“Creo que la única manera en que puedes mejorar es jugando contra grandes equipos. Para nosotros, en los pasados años, hemos tenido la oportunidad de cualificar a este tipo de torneos y enfrentar a esos equipos. Lo único que hacen es ayudarnos. Creo que no estamos a ese nivel todavía pero es el camino que queremos ir. Somos un equipo que, se supone, no debe estar aquí pero estamos y tienen que salir a jugar duro contra nosotros. Estamos bendecidos de estar aquí. Esto feliz por la victoria porque nos da esperanza de que seguimos mejorando”, agregó.

Arella Guirantes, en su segunda aparición con la camiseta boricua, lideró a Puerto Rico con 26 puntos, nueve rebotes y ocho asistencias. Se unió al conjunto luego del fogueo contra Australia.

“Estoy sin palabras ahora mismo porque nos hemos esforzado tanto juntas. Se siente bien sacar una victoria en este escenario con un gran grupo de mujeres y un gran grupo de entrenadores. Creen en nosotras. Lo demostramos en la cancha hoy”, expresó la armadora.

“Tomó mucho enfoque y salir de la zona de confort. Solo tratando de jugar mejor y hacer mejor a mi equipo. Agradezco al cuerpo técnico por confiar en mí y darme dicho rol. Sé que este equipo ha estado trabajando desde finales de julio. Al venir yo de otro país (jugando), me aseguré de que la química se mantuviera y elevar el nivel”, añadió.

Fuera de la veteranas Pamela Rosado, Tayra Meléndez y Jennifer O´Neill, Puerto Rico llegó a Australia con una plantilla prácticamente nueva, con cuatro debutantes, Guirantes y la alero Brianna Jones, que venía de debutar con Puerto Rico en el clasificatorio al Mundial.

La armadora Trinity San Antonio, la escolta Zaida González, la alero Nairimar Vargas y la delantera Mya Hollingshed hicieron su debut. Hollingshed, al igual que Isalys Quiñones, terminó con 15 unidades.

Puerto Rico enfrenta el jueves a Estados Unidos, número uno en el mundo y campeón defensor. La puertorriqueñas están el Grupo A junto a las estadounidenses, las bosnias, Corea del Sur, Bélgica y China. Los primeros cuatro de la llave avanzan a cuartos de final.

💬Ver comentarios