Se desconoce si las Grandes Ligas incluirán la serie en el estadio Hiram Bithorn en su nuevo calendario. (Archivo)

Las recomendaciones hechas por el Centro de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) obligarán a los deportes profesionales de los Estados Unidos a extender el receso de todos sus torneos debido a la pandemia del coronavirus, COVID-19.

Y en el caso particular de Puerto Rico, la serie de Grandes Ligas entre los Marlins de Miami y los Mets de Nueva York, que está programada para celebrarse en el estadio Hiram Bithorn del 28-30 de abril, no se celebrará en esas fechas.

Major League Baseball comunicó el lunes que su inicio de temporada seguirá las recomendaciones del CDC, por lo que no habrá partidos hasta mediados de mayo, como mejor escenario.

La firma promotora MB Sports -encargada de montaje del evento beisbolero- reconoce que la situación luce compleja debido al estado de alarma que vive todo el planeta. El lunes, la vicepresidente de MB Sports, Anaymir ‘Tuti’ Muñoz, dijo que no había recibido comunicación de MLB sobre un cambio de fecha para la serie en la isla.

“Trastoca todo”, admitió Muñoz a El Nuevo Día sobre la recomendación del CDC.

“Obviamente hemos estado en conversaciones con Major League. La orden ejecutiva fue ayer (el domingo). Ellos nos van hacer una comunicación. Ellos están descifrando de acuerdo a eso. Nosotros somos un evento especial dentro de su temporada. Son juegos regulares. Igual está México y Londres. Estamos a merced de la decisión de ellos como liga y de las estrategia gubernamentales para esa época”.

El CDC recomendó el domingo cancelar todos los eventos que reúnan 50 personas o más por ocho semanas.

En el caso de las Grandes Ligas, el organismo había decidido cancelar los campos de entrenamientos -que ya habían comenzado- y posponer por casi 30 días el inicio de la temporada. La campaña estaba originalmente para comenzar el 26 de marzo.

Ahora, ante el anuncio hecho por el CDC, Major League cambió sus planes y deja en el limbo las fechas separadas para la serie en Puerto Rico.

“En este momento el ‘timing’ no ayuda. Uno quiere ser positivo pero hay unas realidades. Es más importante cooperar y no ayudar más a que se propague el virus y todo lo que se tenga que hacer que se haga”, agregó Muñoz.

Muñoz indicó que una vez Major League cuadre su estrategia y aclare el panorama, se comunicará con la empresa puertorriqueña para delinear el plan a seguir. Esto no descartaría la suspensión de la serie en Puerto Rico.

“No podemos decir nada oficialmente. Seguimos las comunicaciones oficiales con Major League. Nosotros no estamos por encima de nadie. Lo primero es la salud. Cooperar para controlar la epidemia. Estamos a merced de lo que sea”.

Sin embargo, Muñoz admitió que la empresa estaría en la disposición de aceptar un cambio de fecha.

“Claro, siempre estamos en la disponibilidad de que sea en una fecha futura. Marlins y Mets se enfrentan en varias ocasiones. Ya nuestra operación estaba todo corriendo”.

Por el momento, MB Sports se ha visto obligada a poner freno a todo lo que tiene que ver con la logística en el estadio debido a una orden municipal.

“No se puede hacer nada en estadio. Lo que estábamos haciendo era lo de la venta de boletos y las activaciones que se hacen con los auspiciadores. Eso estaba corriendo. Estaremos anunciando oficialmente lo que nos informe Major League”.


💬Ver 0 comentarios