Lo que más sobresale sobre la temporada por la cual atraviesa Cody Bellinger es su promedio ofensivo, pues ha estado sobre los .400 casi todo el trayecto. (AP / Alex Gallardo) (semisquare-x3)
Lo que más sobresale sobre la temporada por la cual atraviesa Cody Bellinger es su promedio ofensivo, pues ha estado sobre los .400 casi todo el trayecto. (AP / Alex Gallardo)

Está solo en su tercera campaña en las Grandes Ligas, pero el inicialista y jardinero de los Dodgers de Los Ángeles, Cody Bellinger, no ha hecho otra cosa que impresionar desde su debut en 2017 cuando capturó  el premio de Novato del Año de la Liga Nacional.

Tras ese galardón y el trofeo de más destacado de la Serie de Campeonato de su circuito el año pasado, el bateador zurdo de 6’4” y 23 años de edad, está teniendo una temporada 2019 digna de un Jugador Más Valioso. Si bien es demasiado temprano para hablar de premios, en los casi dos meses de campaña que van hasta el momento, ha sido el jugador más dominante de su liga y de todas las Mayores.

Y lo que más sobresale es su bateo de promedio —que aunque acaba de bajar tras irse de 4-0 el miércoles en el revés 8-1 ante Tampa Bay— ya que ha estado sobre los .400 casi todo el trayecto. Al momento está de líder en todas las Grandes Ligas en bateo con .394; en imparables con 67; en carreras anotadas con 43; en porcentaje en base con .478; y en slugging con .765. También encabeza los importantes departamentos de OPS con 1,243 y en el WAR con 4.7. Además está segundo en la Nacional en cuadrangulares con 17, y tercero en carreras remolcadas con 44.

A continuación cinco elementos a destacar de la actuación del valioso bateador zurdo de los Dodgers en 2019, sin incluir la acción de ayer.

Mr. .400 en abril

Bellinger se mantuvo bateando sobre los .400 todos los días de abril, y concluyó ese mes con .416. Desde el segundo día de la temporada el 29 de marzo (.333), no bateó menos de .400 sino hasta el 8 de mayo (.394), al irse en blanco en tres turnos contra Atlanta. Pero en los siguientes cuatro partidos bateó de manera combinada de 13-7 para ascender a .407 el 12 de mayo, con una tanda perfecta 

de 3-3.

Out difícil

Aunque su promedio de bateo actual de .394 indica que conecta de hit en casi cuatro de cada 10 turnos oficiales, si se toma también en cuenta las 29 boletos recibidos en 48 partidos, Bellinger llega a base casi la mitad de las veces que se ha parado en el plato (.478). En otras palabras, que está entrando en circulación aproximadamente una vez en cada dos apariciones. Su OPS está en 1,243 y su WAR en 4.7, líder en las Grandes Ligas.

Reto al pitcher

La mejor manera de poner de out a Bellinger, irónicamente, al parecer es dejarlo batear. Lo que es un riesgo considerando que ha bateado sobre .400 casi toda la campaña, y que además tiene 17 cuadrangulares. Pero es que el joven bateador apenas ha sido ponchado en 29 ocasiones en 170 turnos. O sea, que solo ha sido abanicado en un .17 por ciento de las ocasiones. Por lo visto no deja nada pasar por su zona.

Máquina imparable

En cerca de la mitad de sus juegos (21 de 48) Bellinger ha conectado dos o más hits. Lo más importante es que en sus partidos con múltiples hits, los Dodgers juegan para 15-6. Buena parte de su total de 67 imparables, la logró en los primeros 10 juegos de la temporada cuando bateó de hit consecutivamente. En esa racha, Bellinger bateó de 44-20, para un robusto  promedio  de .455.

Casi no falla

Hasta sus números yéndose en blanco sin hits sorprenden. De sus primeros 48 partidos hasta el miércoles, solo en ocho no conectó imparables, incluyendo ese juego. De esos ocho partidos sin hits, cuatro fueron en todo el mes de abril, cuando jugó en 27 desafíos.


💬Ver 0 comentarios