Bajo su incumbencia de José Andreu García la Liga de Béisbol sufrió varios cambios. (GFR Media) (semisquare-x3)
Bajo su incumbencia de José Andreu García la Liga de Béisbol sufrió varios cambios. (GFR Media)

El exjuez presidente del Tribunal Supremo de Puerto Rico, José Andreu García, tuvo sus días como presidente de la Liga de Béisbol Profesional desde 2006, poco después de su retiro de la Rama Judicial.

Pero su incursión deportiva en la disciplina que dijo aprendió a amar desde que presenció el partido de exhibición entre los Yankees de Nueva York y los Leones de Ponce en 1947, no estuvo exenta de controversias.

Bajo su incumbencia como presidente, que comenzó luego de que el circuito estuviera sin un líder en propiedad por espacio de un año, la entonces Liga de Béisbol Profesional de Puerto Rico (LBPPR) sufrió varios cambios y algunos episodios difíciles.

El más duro de ellos fue el receso por un año del organismo, que por primera y única vez en su historia desde su fundación en 1938, no celebró su temporada invernal. Esto ocurrió en 2007-2008, justo después de la primera campaña (2006-2007) de Andreu García a cargo del circuito profesional.

Durante su mandato, el organismo también cambió de nombre cuando regresó a la acción tras el receso. A partir de la temporada 2008-2009, se llamó Puerto Rico Baseball League (PRBL). Esta temporada, el organismo presidido por el exjuez introdujo algunos cambios a su torneo.

Entre ellos, se comenzó a celebrar un sorteo de jugadores de los equipos que se eliminan en la temporada regular, de cara a las series de postemporada. Esa regla permanece viva en la actualidad.

Sin embargo, esa misma campaña del retorno de la liga a la acción, Andreu García tuvo diferencias con miembros del circuito, como fue el caso con el entonces presidente de la Asociación de Peloteros Profesionales, Michael Pérez. En esa ocasión la diferencia giró en torno a un asunto relacionado a la fecha del Juego de Estrellas, ya que habían dejado al gremio de peloteros sin espacio en el calendario para efectuar el clásico partido. Pérez y la Asociación amenazaron con que su matrícula no se presentaría a los partidos interligas con equipos de República Dominicana, que se negociaron por esos años.

Entonces el exjuez tronó públicamente contra Pérez y la controversia se puso al rojo vivo cuando Andreu García indicó que de acuerdo con su ‘expertise’ legal y al de otros letrados, no existía un convenio colectivo entre la liga y la Asociación de Jugadores, y que por lo tanto les había ordenado a los equipos no entregarle la retención de cuotas a la unión.

Posteriormente las partes llegarían a un acuerdo.

Pero la oposición contra Andreu García se había hecho sentir desde antes de esa temporada, en el invierno previo cuando la liga optó por recesar. En esa ocasión Hiram Bocachica, quien contaba con experiencia en Grandes Ligas y consecuentemente venía a la isla a jugar béisbol invernal, dijo que si para algo debía funcionar el receso era para poner la casa en orden en la liga, al tiempo que demandaba un cambio en la presidencia. Bocachica se quejó en esa ocasión de que al entonces presidente no se le veía ni por los estadios durante la temporada.

Igualmente, en el periodo de receso, los alcaldes de los municipios con equipos profesionales en la liga le hicieron presión públicamente tanto a Andreu García como a la junta de directores del circuito para que se aseguraran de que a la temporada siguiente hubiera torneo.

Eventualmente sí se jugó en 2008-2009, pero Andreu García renunció a la presidencia de la liga dejándola acéfala en octubre de 2009, faltando solo poco más de un mes para el inicio de la siguiente temporada, 2009-2010.

El exjuez no precisó las razones, pero en ese momento varias fuentes de El Nuevo Día precisaron que se debió a serias diferencias con algunos de los propietarios de equipos.


💬Ver 0 comentarios