Los Astros de Houston trataron de acordar una extensión de contrato con Carlos Correa, pero el campocorto boricua rechazó los ofrecimientos y entró a la agencia libre.
Los Astros de Houston trataron de acordar una extensión de contrato con Carlos Correa, pero el campocorto boricua rechazó los ofrecimientos y entró a la agencia libre. (Ramón “Tonito” Zayas)

Puede ser un periodo de ansiedad. Entrar a la agencia libre sin saber cuál será el próximo destino y si alcanzarás el acuerdo que aspiras para continuar con tu carrera en el mejor béisbol del mundo.

Es algo que dos puertorriqueños pueden estar experimentado en este momento por primera vez en sus respectivas carreras como peloteros de las Grandes Ligas: Carlos Correa y Javier Báez.

Ya no están atados a ninguna organización al no acordar extensiones de contratos y entraron al mercado de agentes libres, donde inicia un proceso que a veces puede ser corto, pero en otros casos muy extenso.

¿Cómo se vive este proceso? ¿Cuáles son las emociones que experimenta un jugador durante el mismo y cómo lo maneja? ¿Cómo se establecen las negociaciones entre el agente y los equipos interesados en su cliente?

Para contestar algunas de estas interrogantes, El Nuevo Día consultó al exlanzador Javier Vázquez y al reconocido agente Melvin Román.

Vázquez recuerda muy bien su experiencia a finales de 2010 de cara a su última campaña en la Mayores. Venía de culminar un acuerdo de tres años y $34.5 millones pactado en 2008 con los White Sox de Chicago. Pero en 2010 había lanzado con los Yankees de Nueva York y a la conclusión de la temporada entró a la agencia libre por primera vez en su carrera.

Javier Vázquez jugó por espacio de 14 temporadas en las Mayores y solo fue agente libre en una ocasión. En la foto, con el uniforme de los Expos de Montreal.
Javier Vázquez jugó por espacio de 14 temporadas en las Mayores y solo fue agente libre en una ocasión. En la foto, con el uniforme de los Expos de Montreal. (Archivo)

El 2 de diciembre de ese año, el ponceño firmó por una temporada y $7 millones con los Marlins de Florida.

“Hablando como pelotero lo primero que puedo decir es que para esto está el agente, que es el que hace el estudio sobre dónde está ubicado ese pelotero”, señaló Vázquez.

“Se reúne con su cliente y le explica lo que hay y el estudio que ha trabajado. También le explica cómo compara con otros jugadores. Ahí te explican, a base de los estudios que hayan realizado, cuáles son los equipos que pueden tener interés”, agregó Vázquez.

Retirado del béisbol en el 2011 tras hilvanar marca de 165-160, el exlanzador derecho reiteró que los casos son distintos y que las estrategias varían de acuerdo al pelotero y a los agentes.

Dio por ejemplo aquellos peloteros que se mantienen en constante comunicación con su agente sin importar si es noviembre o diciembre. Él fue uno de esos casos.

Atento a todas las llamadas

“Todo depende del jugador. Hay algunos que quieren estar bien informados de todo. Y en ese caso, el agente tiene que estar en comunicación constante. Hay unos que le dicen, ‘me llamas de vez en cuando’, y otros, ‘quiero saber todo lo que está pasando... saber con todos los equipos que estás hablando, ¿quién te llamó, quién te escribió?’”, indicó.

“Yo era así. A mí me gustaba saber todo. Yo no quería que algún equipo me dijera que llamó a mi agente y no respondió. Quería evitar todo ese tipo de cosas. Me gustaba saber lo que estaba pasando en mi carrera todo el tiempo. La carrera es de uno y no es del agente. Uno tiene que hacerse responsable de su carrera”, sostuvo.

Vázquez también enumeró otros factores que inciden en el pelotero a la hora de comprometerse con determinado equipo que no necesariamente están ligados al factor económico.

“Por ejemplo, uno está tranquilo después que le busquen el equipo que uno quiere estar. Hay otros que quieren estar en un equipo que sea ganador y no le importa cuánto le den”, abundó.

Me gustaba saber lo que estaba pasando en mi carrera todo el tiempo. La carrera es de uno y no es del agente

Javier Vázquez / exlanzador de las Mayores

“Todo dependerá de lo que el jugador esté buscando. Pero en noviembre, en esta etapa donde estamos, es muy temprano. Pero realmente todo va a depender del jugador. Hay algunos que quieren firmar rápido. Hay jugadores que saben su valor”, apuntó Vázquez.

En los casos de Correa y Báez ha trascendido que varios equipos interesan sus servicios. Correa, de paso, recibió una oferta de los Astros de cinco años y $160 millones para permanecer en Houston. El campocorto debe estar aspirando a un pacto de más duración. Detroit ha expresado interés en el santaisabelino, al igual que los Yankees de Nueva York.

Báez, en su caso, terminó la campaña con los Mets de Nueva York y el nuevo gerente del equipo ya ha sostenido conversaciones con los representantes del bayamonés, según informes de prensa. Boston y Detroit, igualmente, mostrarían algún interés en Báez.

Melvin Román, presidente de la firma MDR Sports Management.
Melvin Román, presidente de la firma MDR Sports Management. (Archivo)

El rol del agente

Melvin Román, agente de peloteros, describió cómo es este proceso en el que los representantes de los jugadores y las organizaciones se envuelven en largas negociaciones.

“A esta etapa en la que se acabó la Serie Mundial nuestro trabajo consiste en llamar a todos los equipos para aprender y educarnos en las necesidades de ese particular equipo. ¿Qué estarán buscando en la agencia libre, si son lanzadores, outfielders, receptores y relevistas (zurdos o derechos)? Y qué tú estás buscando para mejorar el equipo”, dijo Román, quien dirige su propia compañía llamada MDR Sports Management.

“Vamos a tocar todas las puertas de los equipos. En base de lo que ellos necesitan nosotros le decimos ‘estos son mis agentes libres que tengo’. Ahí se determinan si hay interés o no hay. Si hay interés, lo anotamos. Y aprovechamos que después que se acaban las reuniones de los dueños (acaban de concluir) haces ese acercamiento personal con el equipo a ver si el interés que me dijistes que tenías antes, me lo expresas y de qué forma. ¿Si usarías al jugador de ‘backup’ (suplente) o de todos los días?”.

Román, quien representa un sinúmero de jugadores de varios países, incluyendo al receptor Yadier Molina, indicó que una vez se realizan los estudios necesarios sobre las necesidades y prioridades de los equipos entonces entran en el aspecto económico.

“Luego se trae la conversacion sobre qué clase de ‘deal’ (oferta) si es multianual, dos o tres años. Empiezas a hacer ese rompecabezas, como un ‘matcheo’. Dices, por ejemplo: ‘Boston no es un buen ‘fit’ para nosotros porque están buscando a un jugador para un contrato de un año cuando nosotros estamos buscando un contrato multinual’. Claro, eso es interno y no le decimos a ellos”, indicó.

“A este tiempo comienzan a entrar ofertas de los equipos. Me dicen: ‘Melvin queremos hacerte este ofrecimiento de equis cantidad y equis años. Entonces empiezas a recopilar ofertas de equipos que dijeron que estaban interesados y pensamos que hay un posible ‘matcheo’ entre ambas partes”, destacó Román.

💬Ver comentarios