Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 90 días.

BOSTON (AP).— Los Red Sox de Boston insisten en que ganaron la Serie Mundial de 2018 sin hacer trampa, al mismo tiempo que ponen en marcha la búsqueda de un nuevo dirigente tras el despido del puertorriqueño, Alex Cora, por su participación en un escándalo de robos de señales.