Javier Báez, celebra con el coach de primera base Mike Napoli luego de dar un hit en la primera entrada del partido contra los Pirates. (Gene J. Puskar)

Pittsburgh— El puertorriqueño Javier Báez disparó un cuadrangular de dos carreras que significó la ventaja en la sexta entrada, y el bateo de los Cubs de Chicago salió de su marasmo el jueves, en el triunfo por 4-2 ante los Pirates Pittsburgh.

Kris Bryant y Anthony Rizzo conectaron sendos jonrones por los Cubs, que consiguieron 11 hits, su máximo número en lo que va de la incipiente temporada, ante Tyler Anderson (0-2) y cuatro relevistas.

El boricua Báez, Rizzo, Bryant y Jake Marisnick aportaron dos hits cada uno para Chicago, que aumentó ligeramente el peor promedio de bateo de la liga de .143 a .157.

Jake Arrieta (2-0) sobrevivió a una actuación por momentos tambaleante para cubrir seis innings y mejoró a una foja de 14-6 frente a los Piratas. Arrieta permitió dos carreras y siete hits, además de regalar tres bases por bola y lograr cuatro ponches. Craig Kimbrel registró cinco outs para su segundo salvamento.

Adam Frazier y el dominicano Gregory Polanco pegaron dos hits cada uno para los Piratas, pero no pudieron evitar que Pittsburgh perdiera su sexto duelo seguido.

Los Pirates recibieron a 7,784 aficionados en el PNC Park. El equipo está en una situación distinta a la observada al final de la temporada regular de 2019, cuando cayó 3-1 horas después de destituir al mánager Clint Hurdle.

Pittsburgh está en medio de una reconstrucción enfocada más en el futuro que en el presente. Un año después de que terminaron con el peor récord de las Grandes Ligas, los Pirates inician tambaleantes con el mánager de segundo año Derek Shelton.

Por los Cubs, el venezolano Willson Contreras de 4-1. Báez de 3-2, con una anotada y dos remolcadas.

Por los Pirates, el dominicano Gregory Polanco de 3-2 con una anotada; sus compatriota Erik González de 1-0 y Wilmer Difo de 1-0.

💬Ver comentarios