Eddie Rosario atrapa una pelota durante los entrenamientos de los Indians. (The Associated Press)

Para los Indians, los cambios van más allá de simplemente abandonar su debatido nombre.

A medida que comienza una nueva temporada, el campocorto cuatro veces All-Star y la cara de la franquicia Francisco Lindor se fue, canjeado a los Mets de Nueva York este invierno junto con uno de los jugadores y lanzadores más populares de Cleveland Carlos Carrasco. Hay huecos que llenar en campocorto, primera base y en los jardines.

El dirigente Terry Francona, que recorre Cleveland en una scooter, conduce un carrito de golf después de una cirugía. Los fanáticos no pueden escapar del frío del Medio Oeste y ver a los Indians jugar rodados o practicar de bateo bajo el cálido sol de Arizona.

Las cosas se ven muy diferentes.

Pero a pesar de su estado alterado y las sombrías proyecciones sobre su total de victorias para 2021, los Indians confían en que pueden competir.

Quizás incluso haga más que eso.

“Sé que vamos a hacer mucho ruido”, advirtió el toletero Franmil Reyes. “¡Cuidado!”

Eliminados por los Yankees de Nueva York en la ronda de comodines para terminar la temporada 2020 acortada, los Indians realizaron su primer entrenamiento de escuadrón completo en Goodyear, Arizona, el lunes en un campo que se ve muy diferente a los del pasado debido a protocolos de COVID-19.

Pero las máscaras protectoras, el distanciamiento social y los grupos de jugadores son solo una parte de la transformación.

El dirigente Terry Francona se transporta en un carro de golf mientras se recupera de una infección bacteriana en un pie. (Ross D. Franklin)

Los Indians finalmente hicieron lo que parecía inevitable durante años en enero al traspasar a Lindor, una de las mejores estrellas del béisbol, a los Mets con el derecho Carrasco por los jóvenes del cuadro Amed Rosario, Andrés Giménez y otros prospectos.

El cambio sísmico de Cleveland se produjo menos de un mes después de que el club anunció que eliminará el nombre que ha utilizado desde 1915 en algún momento en el futuro. Pero durante al menos otra temporada, seguirán siendo conocidos como los Indians, que han sido ganadores constantes durante una década.

El ganador del Cy Young, Shane Bieber, no espera que eso cambie.

“Muy confiado”, declaró Bieber cuando se le preguntó sobre la capacidad del club para mantenerse competitivo. “Tuvimos un equipo joven el año pasado y tenemos un equipo joven nuevamente este año. Aprendimos sobre la marcha el año pasado. Esa es la belleza del béisbol, específicamente de las Grandes Ligas, cambiar las plantillas año tras año. Tienen que aprender unos a otros y aprender sobre la marcha, pero supongo que, en todo caso, es una suerte que tengamos una temporada un poco más larga este año, un poco más de tiempo para trabajar hacia nuestro objetivo final”.

Eso sería ganar una Serie Mundial por primera vez desde 1948.

Este año, quizás más que nunca, los Indians, que también optaron por no volver a firmar al primera base Carlos Santana o al cerrador Brad Hand, dependerán de un sólido cuerpo inicial liderado por Bieber, de 25 años. En solo tres temporadas en las Grandes Ligas, el derecho se ha convertido en uno de los titulares al frente de la rotación más dominantes de la Liga Americana.

Bieber logró la Triple Corona de pitcheo en 2020, liderando las Mayores en victorias, efectividad y ponches. No es exagerado pensar que no puede mejorar, lo cual da miedo a los bateadores rivales e igualmente preocupante para los Indians, que tendrán que pagarle el valor de mercado en algún momento.

El equipo tiene el control contractual de Bieber hasta 2025 (será elegible para arbitraje durante los próximos tres años) y el diestro dijo el lunes que agradecería la oportunidad de hablar con el equipo sobre una extensión de contrato a largo plazo.

“Es absolutamente algo a lo que estaría abierto”, dijo. “Pero en términos de conversaciones, nada ha sucedido realmente. Todo el mundo está en la misma página, ya sabes, un paso a la vez. Tenemos un grupo muy nuevo que llega este año, y hay mucha rotación desde el pasado año, por lo que es un aspecto diferente y todo el mundo quiere empezar a rodar, estar en la misma página. En términos de conversaciones, realmente no ha sucedido todavía, así que es algo en lo que me encantaría sumergirme y, con suerte, eso también será correspondido”, agregó.

Después de negociar a Lindor y Carrasco, los Indians, conscientes de los costos, invirtieron parte del dinero ahorrado en la lista al firmar al jardinero agente libre boricua Eddie Rosario ( $ 8 millones) y volver a firmar al segunda base César Hernández ($5 millones). , dos jugadores que pueden ayudarlos a mantenerse en sintonía con los Twins y los White Sox en la Central de la Liga Americana.

Reyes, quien puede tener la oportunidad de jugar tanto primero como DH, está activo en las redes sociales. Está al tanto de lo que se dice de los Indians esta temporada, y no todo es halagador.

Las expectativas son bajas, y eso es de esperar con los cambios.

Reyes, sin embargo, siente que los indios están siendo defraudados.

“No es que me sienta ofendido, pero conozco a mi equipo y conozco a mis compañeros. Sé que podemos hacer mucho ruido. Sé que ya no tenemos a Frankie y no tenemos a Carlos, pero tenemos muchos buenos jugadores. Y con Rosario allí, ambos Rosario, y luego los muchachos que tenemos, sé que son muy buenos jugadores también, porque los he visto antes “.

💬Ver comentarios