En la foto, Danny Ortiz, veterano jardinero de los Indios de Mayagüez.
En la foto, Danny Ortiz, veterano jardinero de los Indios de Mayagüez. (Ramon "Tonito" Zayas)

En las últimas dos finales de la pelota invernal, los Indios de Mayagüez han visto como el equipo contrario celebra el campeonato en su parque, el estadio Isidoro “Cholo” García.

La imagen puede repetirse esta noche con la visita de los Gigantes de Carolina para el sexto juego de la serie de campeonato en la Sultana del Oeste a partir de las 7:10 p.m.

Carolina llega con ventaja de 3-2 en la serie luego de ganar el domingo por 4-2 en el estadio Roberto Clemente Walker. El triunfo dejó a la novena a las puertas del tercer campeonato en su historia y el primero desde 2007.

El dirigente de los Gigantes, Edwards Guzmán, reconoce el dato de las pasadas dos fiestas de los Criollos de Caguas en territorio indio. Es un hecho que no dejará que invada la concentración de sus jugadores.

“Es normal que uno sepa los datos, pero todos los años pasan cosas diferentes”, dijo Guzmán tras la victoria el domingo.

“Si uno se entrega por completo en los datos, pues uno dice que va a ganar. Pero, ese equipo (Indios) nunca es de confiar y nosotros no estamos confiados. Nosotros nunca hemos estado confiados y por eso estamos donde estamos”, agregó.

Esta noche, los Gigantes tendrán en la loma a Luis Leroy Cruz, ganador del segundo partido en el “Cholo” García. El marcador terminó 6-4 a favor de los visitantes. Carolina anotó las seis carreras en la primera entrada contra Ronnie Williams, quien tendrá la pelota por Mayagüez en el duelo de vida o muerte.

“Para nosotros tener un chance tenemos que atacar temprano y tratar de estar al frente en el juego porque después de esa quinta, sexta entrada, ellos se ponen más difíciles de lo que son”, indicó Guzmán, Dirigente del Año en la campaña regular.

Los Indios se encuentran en su quinta final consecutiva tras perder las pasadas cuatro, en las que amasaron récord de 2-16. El mentor Mako Oliveras, quien sustituyó al despedido Luis Matos durante la parte final de la campaña, expresó confianza en la recuperación del conjunto para acabar con el maleficio.

“Estamos contra la pared pero yo voy a mi equipo. Voy a mi equipo porque al entrar aquí (después de la derrota) lo que palpé fue tranquilidad. Esto no se acaba hasta que se acabe, como dijo Yogi Berra. Estamos con vida y lo que tenemos que hacer es una rachita de dos victorias, y eso es lo que vamos a hacer”, dijo Oliveras, el dirigente con más campeonatos en la historia de la pelota invernal (siete).

De ocurrir un séptimo juego mañana en el Clemente Walker, Carolina abrirá con Eduardo Rivera y Mayagüez con Rob Whalen.

“Después que ganemos el juego aquí (en Mayagüez), vamos a ganar el decisivo en Carolina. Apuntalo ahí. Confiado todo el tiempo”, sostuvo Oliveras.

💬Ver comentarios