Carlos Correa reacciona durante el partido de los Astros contra los Yankees en Nueva York (Frank Franklin II)

Nueva York - Vulgares y directos, los fanáticos de los Yankees provocaron una cacofonía siniestra para los Astros de Houston manchados de escándalo: abucheos atronadores que superaban la asistencia limitada por los protoclos de la pandemia.

“Sonaba como una casa llena”, dijo el dirigente de los Astros, Dusty Baker.

¿Sobre la única cosa que sonó más fuerte? Quizás la pelota saliendo del bate de Giancarlo Stanton.

Abucheos y malas palabras salieron desde los asientos en el regreso de los Astros al Bronx, y Stanton conectó un jonrón y cuatro hits para ayudar a Nueva York a saciar a esos fanáticos rencorosos en una victoria por 7-3 el martes por la noche.

En la primera visita de Houston a Nueva York desde que se descubrió la estafa de robo de señales de los Astros. Un error del antesalista Alex Bregman en la sexta entrada permitió que Nueva York se llevara el juego.

“Eso fue intenso”, expresó Stanton. “No me gustaría estar del otro lado de eso. Trajeron algo pesado“.

Una multitud llena de 10,850 se saltó sutiles púas por un lenguaje salado, dirigido especialmente al Jugador Más Valioso de la Liga Americana 2017 José Altuve. Varios trajeron carteles que insultaban a los Astros y los de seguridad confiscaron varios botes de basura inflables.

“Esa fue la energía de los playoffs, aunque no estamos a plena capacidad”, agregó Stanton. “Fue divertido. Trajeron el ruido“.

Bregman silenció momentáneamente a esos enemigos cuando conectó un cuadrangular en la primera entrada ante Domingo Germán, pero el error de Bregman en la sexta con el juego empatado 3-3 condenó a Houston.

Atrapó una suave roleta conectada con las bases llenas de DJ LeMahieu, pero erró en su tiro al primera base Yuli Gurriel. Tres carreras anotadas en la jugada, la última Rougned Odor, cuya rodilla izquierda se estrelló contra la cabeza del receptor puertorriqueño Martín Maldonado al llegar al plato. Odor parecía estar tratando de evitar el bate de LeMahieu, que estaba en la caja del bateador derecho.

A LeMahieu se le atribuyó un sencillo y una impulsada, y una de las carreras no fue ganada.

Los Yankees han ganado nueve de 12 y mejoraron a 15-14, su primera vez sobre .500 desde que tenían marca de 3-2. Lucas Luetge (2-0) lanzó un sexto sin anotaciones y se le atribuyó la victoria.

Brandon Bielak (1-1) se llevó la derrota.

Los jugadores y entrenadores de Nueva York minimizaron cualquier amargura persistente hacia Houston antes de esta serie, pero sus seguidores no tenían ese filtro.

Una investigación de las Grandes Ligas confirmó que los Astros robaron señales en camino a un título de la Serie Mundial 2017. Vencieron a Nueva York en una Serie de Campeonato de la Liga Americana de siete juegos en el trayecto. El dirigente A.J. Hinch y el gerente general Jeff Luhnow fueron despedidos a consecuencia del informe. Hinch, que ahora dirige a los Tigers, escuchó algunos abucheos en su regreso al Yankee Stadium durante el fin de semana.

Sin embargo, a los jugadores de los Astros se les otorgó inmunidad durante la investigación, una decisión que molestó tanto a los jugadores como a los fanáticos cuando se dictó en enero de 2020.

Antes del juego, los vendedores afuera del estadio vendían mercadería que se burlaba de los Astros, incluidas camisetas profanas. Los fanáticos se reunieron cerca del dugout visitante para abuchear a Houston durante la práctica de bateo, las burlas más duras se salvaron para Altuve, quien superó a la estrella de los Yankees Aaron Judge por el Jugador Más Valioso de la Americana en 2017.

Germán incitó a los fanáticos con gestos de brazos cuando salió al bullpen.

“La energía que se creó, no la hemos visto desde 2019”, dijo el piloto de los Yankees, Aaron Boone.

Los abucheos se intensificó cuando se introdujo la alineación de Houston, centrada en los cuatro habituales de la alineación que quedan de 2017: Altuve, Bregman, Gurriel y el boricua Carlos Correa.

Altuve se encontró con abucheos ensordecedores cuando abrió el primero. Persistieron durante toda la entrada, deteniéndose solo por un tiempo después de que Bregman conectó un jonrón solitario de dos outs.

Bregman sobre todo contuvo sus emociones mientras rodeaba las bases, pero dejó escapar un grito en el dugout.

“Creo que solo tratamos de concentrarnos en hacer buenos cambios, competir y preocuparnos por el béisbol”, declaró Bregman.

Fanáticos de los Yankees muestran carteles en contra de los Astros en el Yankee Stadium (Frank Franklin II)

El abridor Zack Greinke fue retirado luego de permitir tres carreras, tres hits y cuatro bases por bolas en cuatro entradas. Fue su primer juego con cuatro boletos gratis desde el cuarto partido de la Serie de Campeonato de 2019 n el Yankee Stadium. Ponchó a cuatro.

Michael Brantley también conectó un jonrón para Houston, y Gurriel dio un doble productor que rebotó en la parte superior de la pared del jardín izquierdo.

Altuve terminó de 4-0, extendiendo su mala racha a 1 de 25. Correa también bateó de 4-0, haciendo el último out del juego con un batazo al centro izquierdo atrapado cerca de la verja.

💬Ver comentarios