Max Fried es el segundo pelotero de los Braves favorecido por un fallo este año.
Max Fried es el segundo pelotero de los Braves favorecido por un fallo este año. (John Bazemore)

Atlanta — El lanzador Max Fried ganó su caso de arbitraje salarial ante los Braves de Atlanta, y obtendrá el salario de $6.85 millones que solicitaba en vez de los $6.6 millones que ofrecían los monarcas vigentes de la Serie Mundial.

Walt De Treux, Rober Herman y John Woods emitieron su fallo este miércoles, un día después de escuchar los argumentos.

Los clubes tienen una ventaja de 9-4 en las decisiones de este año. El jardinero Aaron Judge, de los Yankees de Nueva York, es el único pelotero que tiene pendiente todavía una audiencia esta semana.

Pide $21 millones de dólares y el club ofrece $17 millones.

Fried es el segundo pelotero de los Braves favorecido por un fallo este año. El campocorto Dansby Swanson había obtenido los $10 millones que exigía.

El jardinero Adam Duvall ($9,275,000), el antesalista Austin Riley ($3.95 millones) y el relevista lesionado Luke Jackson ($3.6 millones) perdieron en sus audiencias.

Fried, zurdo de 28 años, tuvo una foja de 14-7 y una efectividad de 3.04 el año pasado. En la postemporada, su récord fue de 2-2.

Luego de perder el segundo juego de la Serie Mundial ante Houston, Fried lanzó seis innings en blanco durante el sexto encuentro, y los Braves se coronaron por primera vez desde 1995.

Fried devengó $3.5 millones el año pasado y es elegible para la agencia libre después de la temporada de 2024.

El lanzador ostenta un registro de 7-2 y una efectividad de 2.77 en la presente campaña. Ninguna estadística o evidencia posterior al 1 de marzo se admite en los recursos de arbitraje, salvo por comparaciones contractuales y salariales.

Esa decisión fue tomada por las Grandes Ligas y el sindicato de peloteros cuando suscribieron el contrato que puso fin al paro patronal.

Ganaron también sus recursos el intermedista y jardinero de Seattle, Adam Frazier ($8 millones), y el guardabosque de Kansas City, Andrew Benintendi ($8.5 millones).

Otros a quienes el fallo no dio la razón fueron el jardinero de San Luis, Tyler O’Neill ($3.4 millones); el pelotero de cuadro de Kansas City, Nicky López ($2.55 millones); el derecho venezolano de Miami, Pablo López y su compañero de batería Jacob Stallings (ambos con $2.45 millones); el derecho de Milwaukee, Adrian Houser ($2,425,000), así como el pitcher de Cincinnati, Lucas Sims ($1.2 millones).

Las audiencias de arbitraje suelen realizarse durante las primeras tres semanas de febrero. Se pospusieron esta vez por el paro.

💬Ver comentarios