Saúl "Canelo" Alvarez y Oscar de la Hoya en 2014. (David Villafane/STAFF GFR)

Los Angeles Canelo Álvarez entabló una demanda ante un tribunal federal, alegando incumplimiento de contrato por parte del servicio de streaming DAZN, la empresa promotora Golden Boy y su director ejecutivo Óscar De La Hoya. La estrella mexicana del boxeo reclama $280 millones supuestas pérdidas.

La denuncia, radicada ante la Corte Federal en Los Ángeles, argumenta que De la Hoya y DAZN, no han cumplido con los términos del contrato de $365 millones por 11 peleas que Álvarez firmó hace dos años.

Álvarez, uno de los boxeadores más populares y monarca de las divisiones mediano y semipesado, no ha podido pelear este año debido a la pandemia de coronavirus. Su última victoria fue en noviembre, cuando noqueó a Sergey Kovalev en 11 asaltos para consagrarse nuevo campeón mundial semipesado.

El mexicano de 30 años ha estado inconforme con el curso de las negociaciones para conseguir nuevos rivales y bolsas. Su representantes sostienen que quiere pelear este año, pero que Golden Boy no ha podido concretar una combate que le asegure una paga de 30 millones de dólares por compromiso, que es lo pactado en su contrato.

“Esta demanda obedece al incumplimiento del contrato más lucrativo de la historia del boxeo y uno de los más lucrativos de todo el deporte”, consigna la demanda.

“Después de extensas conversaciones entre las partes, DAZN ofreció pagarle a Álvarez y Golden Boy Promotions una fracción de la licencia de 40 millones en efectivo y una parte de las acciones de DAZN como avance a un potencial debut en la bolsa de valores (con una oferta pública inicial, IPO por sus siglas en inglés)”, añadió la demana. "Sin embargo, el valor completo de la oferta —para una pelea con otro campeón mundial — fue sustancialmente menor a la garantía contractual de Álvarez.

Álvarez (53-1-2) ha disputado tres de las 11 peleas bajo su contrato.

“Soy el número uno libra por libra del mundo”, dijo Álvarez en un comunicado divulgado el martes en la noche. “No tengo miedo a ningún oponente en el ring, y no voy a dejar que las fallas de mi plataforma de distribución o promotores me mantengan lejos del ring”.

“Interpuse la demanda, así que puedo ya regresar al boxeo y darle a mis fanáticos las peleas que se merecen”, añadió.

DAZN difundió un comunicado en el que señaló que la compañía no ventila asuntos legales, pero que está al tanto de la demanda.

Golden Boy dijo en otro comunicado que la empresa promotora “hace todo lo posible para hacer realidad las peleas”, por más que el contrato le da la facultad de esperar hasta que acabe la pandemia.

“Seguimos listos, dispuestos y capaces de concretar una pelea para Canelo lo más pronto posible”, añadió.