Félix "Tito" Trinidad y su familia recibirán un alivio económico por la decisión del juez Anthony Cuevas Ramos. ([email protected])

El juez Anthony Cuevas Ramos, del Tribunal de Primera Instancia de San Juan, resolvió una de las disputas entre el excampeón mundial de Félix “Tito” Trinidad y Banco Popular de Puerto Rico.

En una orden emitida el lunes, Cuevas Ramos determinó que la principal institución financiera en la Isla tiene 24 horas para completar dos transferencias económicas a las cuentas bancarias de Trinidad por un total de $1,184,800.

Banco Popular deberá depositar la suma de $720,000 a una cuenta personal, así como los intereses acumulado a razón de 4.25%. Además, consignar $444,800, además los intereses acumulados a razón de 4.25%, a otra cuenta en Oriental Bank.

El pasado abril, Trinidad sometió una solicitud ante Cuevas Ramos para que ordenara a Banco Popular a pagar el dinero referido. La misma proviene de unos depósitos de $63,550 mensuales que el banco debía pagar a Trinidad para cubrir sus gastos personales y, otro por $90,000 mensuales para pagar unas hipotecas que pesan sobre un apartamento, un edificio comercial y un solar que le pertenecen a Trinidad.

Los alegatos de Trinidad surgen mientras todavía evoluciona una demanda que radicó por presuntamente no haber sido asesorado adecuadamente en el manejo de unas inversiones y, por ello, haber perdido la mayoría de la fortuna que acumuló durante su trayectoria en el boxeo rentado. Banco Popular, mientras tanto, ha reclamado que expeleador mantiene un deficit de $13.7 millones en una línea de crédito.

No es la primera vez que Trinidad acude al tribunal para que Cuevas Ramos mantenga intacta la resolución que ha estado vigente desde el 2014. En marzo de 2018, el juez decidió a favor de Trinidad e instruyó la institución financiera pagar $873,659.

El Banco Popular detuvo por segunda ocasión las transferencias amparado en el argumento que el balance de una cuenta ‘money market’ se agotó. Además, se destacó que las cuentas de Trinidad en la institución no generan suficientes intereses y dividendos para continuar con los depósitos. De hecho, se solicitó que el exboxeador ejecute una obligación de $529,606 por estar en incumplimiento desde el pasado abril con pagos pertinentes a la línea de crédito.

Como parte de la resolución, Cuevas Ramos instruyó a Banco Popular pagar $30,000 por concepto de honorarios de abogados por causa de considerar su acción de haber detenido los pagos como uno de “temeridad”.

La oficina de comunicaciones de Banco Popular redactó una reacción a las determinaciones.

“Anthony Cuevas Ramos, juez del Tribunal de Primera Instancia, ordenó al Banco Popular de Puerto Rico en el caso del señor Juan Félix Trinidad García a emitir ciertos pagos a éste por razón de unos alegados incumplimientos del BPPR con un acuerdo suscrito en 2014. Banco Popular no está de acuerdo con la determinación del Tribunal de Primera Instancia, por lo cual estará oportunamente recurriendo a los foros apelativos correspondientes”, reza el escueto escrito.

Cuevas Ramos aún tiene pendiente resolver una Solicitud Urgente de Remedio Provisional de Aseguramiento de Deuda que Banco Popular radicó en noviembre de 2019 para que se le conceda el derecho de retener unos activos de Trinidad para satisfacer una deficiencia en una línea de crédito que obtuvo en el 2010 mientras era cliente de Wells Fargo.