A pesar de la desventaja en estatura cuando peleó contra Antonio Margarito, el filipino Manny Pacquiao lo apabulló para quitarle la faja de las 154 libras en 2010.
A pesar de la desventaja en estatura cuando peleó contra Antonio Margarito, el filipino Manny Pacquiao lo apabulló para quitarle la faja de las 154 libras en 2010. (The Associated Press)

¿Imposible que se repita? Nadie se aventura a asegurarlo. Pero lo que parecieron afirmar voces del boxeo local luego de que el legendario Manny Pacquiao anunciara su retiro formal esta pasada semana, es que será muy difícil que surja otro boxeador que reúna las cualidades físicas como para haber cambiado tantas veces de categoría de peso y mantenerse siendo exitoso.

Tras 26 años de carrera y amasar récord de 62 victorias, 8 derrotas y 39 nocauts, el filipino de 42 años cerró su trayectoria como el único en la historia en haber conquistado 12 títulos mundiales en ocho divisiones distintas, desde la categoría mosca (112 libras) hasta la junior mediana (154 libras). Y eso sin contar que comenzó su carrera peleando en 106 libras.

El adiós de Pacquiao a los cuadriláteros se da poco más de un mes después de su revés ante Yordenis Ugas. Y ahora aspira a la presidencia de su país.

Aunque algunos entrevistados por El Nuevo Día subrayaron detalles fácticos que si se toman en consideración reducen el resumé del llamado “Pac Man”, fue tanto lo que ganó el filipino en términos de títulos mundiales y de la manera que lo logró, que su historial sigue siendo abarcador.

Good bye boxing.

Posted by Manny Pacquiao on Tuesday, September 28, 2021

Por ejemplo, de los 12 títulos en ocho divisiones de peso, Pacquiao ganó dos —en 126 y en 140 libras— en combates que no fueron bajo los principales organismos mundiales del boxeo rentado. En ambas categorías ganó un título especial otorgado por la reputada revista especializada The Ring. Además, de esas 12 de correas de campeón, los más puristas podrían restar otra que ganó bajo The Ring en las 130 libras, aunque en esa división sí se adjudicó una faja de un organismo reconocido como el Consejo Mundial de Boxeo (CMB), cuando destronó al monarca superpluma Juan Manuel Márquez en marzo de 2008. Fue la segunda de cuatro veces que se enfrentarían en distintas divisiones.

“Me parece que es uno de los grandes boxeadores que han pasado por la historia del boxeo”, comenzó estableciendo el promotor local de boxeo, Peter Rivera, de Puerto Rico Best Boxing. “No nada más porque fue un buen boxeador y por todo lo que hizo desde el punto de vista deportivo. Hay que reconocer que este tipo empezó en unos pesos bien pequeños y llegó a pelear en montones de divisiones por allá arriba. Empezó en las 108 y llegó a ser campeón en las 154. Es increíble eso”.

Rivera, sí considera algo que le parece irrepetible.

“Ganó en ocho divisiones. Eso, físicamente no creo que alguien pueda hacerlo. Tener, físicamente, la capacidad... yo ni sé cómo el tipo lo logró. Otra cosa que debe ser considerada y es bien importante, es el legado de Pacquiao para el boxeo a nivel asiático. El boxeo asiático siempre ha sido bueno. Se sabe que los japoneses son unos caballos, pero nadie sabe quiénes son. Han habido grandes peleadores, pero nunca han tenido el reconocimiento. Pacquiao hizo que de momento se conocieran a los atletas (de Asia). De momento surgió un tipo que se hizo famoso en el mundo”, agregó Rivera.

De hecho, tras realizar apenas su segunda pelea fuera de Filipinas en diciembre de 1998, cuando ganó su primer título mundial en la división de 112 libras (peso mosca) combatiendo en Tailandia, todas sus demás grandes peleas de campeonato mundial fueron en Estados Unidos.

Anatomía perfecta

Rivera recalcó que por su anatomía Pacquiao quizás tuvo el físico perfecto para poder pelear tan liviano como en 106 libras y llegar hasta la división de las 154 (aunque peleó ahí pesando 150 libras).

Pero el manejador y entrenador de boxeo puertorriqueño radicado en Florida, Félix “Tutito” Zabala, piensa que más que su físico fue otro atributo el que permitió que Pacquiao fuera exitoso, pues muchas veces estuvo en desventaja por la estatura de sus rivales.

“Creo que lo logró por su experiencia, por su velocidad y por el hambre de llegar a ser el más grande. Pero es muy difícil subir de esa manera de divisiones, cuando la caja tuya es pequeña… porque él no es un tipo grande (mide 5′ 5 1/2″). Es casi imposible de verlo (otra vez en otro boxeador)”, opinó Zabala.

“De la manera que lo logró, como lo hizo cuando peleó con (Antonio) Margarito, que era un peleador grande y fuerte... Utilizó su velocidad y eso fue lo que siempre lo llevó a poder estar peleando contra más grandes que él, porque tenía extraordinaria velocidad de manos y piernas. Eso lo ayudaba en las divisiones superiores”.

Admirado por otros campeones

Puerto Rico tuvo un excampeón mundial que reconoce también la grandeza de lo que hizo el filipino, especialmente en su esfuerzo para subir de categorías y mantenerse victorioso.

“Para mí, como boxeador de peso pequeño, llegar al nivel de peso como llegó él, hasta las 154 libras, es algo de admirar. Tengo mi respeto hacia él”, reconoció Iván Calderón, el otrora boxeador y excampeón mundial en las 105 (peso mínimo) y en las 108 libras (junior mosca), versión de la OMB.

Calderón, sin embargo, fue uno de los que mencionó algunas salvedades, como el hecho de que aunque Pacquiao combatió en divisiones como la welter y la junior mediana, lo hizo peleando por debajo del límite de esas categorías y sacando incluso a los entonces campeones de su peso ideal.

Como ejemplo utilizó el caso del boricua Miguel Cotto, entonces monarca welter de la OMB que enfrentó a Pacquiao fijando la báscula el día del pesaje en 145 libras, mientras el filipino marcó 144. Eso fue un día antes de que Pacquiao destronara al cagüeño en noviembre de 2009.

Igual sucedería contra el mexicano Antonio Margarito, contra quien Pacquiao peleó por el cetro vacante junior mediano del CMB, pero pesando por debajo incluso de la división inferior, la welter, con apenas 144.5 libras, mientras Margarito marcó 150.

“Pero la historia de él, la motivación de muchos creer (al ver a Pacquiao) que se puede, logró levantar a muchos boxeadores como a mí, para decir, ‘¿si él pudo por qué yo no puedo?’”, añadió Calderón recordando la inspiración que fue Pacquiao, quien debutó en el boxeo profesional con solo 16 años, luego de salido de un ambiente de extrema pobreza en su natal Filipinas, para comenzar a buscar suerte en el deporte.

Hoy por hoy ha sido de los boxeadores mejor remunerados de la historia, y sus megapeleas transmitidas a todo el mundo.

“Fue una carrera única y legendaria. Algo que no mucha gente ha logrado. Un boxeador que empezó prácticamente en el peso mínimo del boxeo, y llegó a ganar un título tan alto como el junior mediano. No creo que haya otro que haya logrado subir divisiones de tal manera. Un extranjero que vino a este país y se hizo uno de los más grandes a nivel mundial”, agregó por otra parte Zabala.

“Nunca perdió el hambre”

Zabala, al igual que Rivera, piensa que físicamente va a ser muy difícil que otro peleador emule la hazaña de Pacquiao.

“Es muy difícil. Por ejemplo en el boxeo femenino Amanda Serrano lo ha hecho. Ha subido y bajado (de peso)”, agregó Zabala sobre la campeona mundial boricua, quien ha reinado en siete divisiones distintas, y todas bajo los principales organismos boxísticos del mundo.

“Pero lo de Pacquiao ha sido algo increíble, de la manera que ha podido hacerlo… nunca perdió el hambre, a pesar de todo el dinero que ganó, que eso es difícil de verlo en el boxeo, porque muchas veces los boxeadores ganan grandes sumas de dinero y se acomodan”, dijo el entrenador.

Las ocho divisiones en que reinó el filipino

  • 112 libras (peso mosca) - Se coronó campeón mundial por primera vez el 4 de diciembre de 1998 al derrotar por nocaut técnico en ocho asaltos al tailandés Chatchai Sasakul. Era apenas la segunda vez que peleaba fuera de Filipinas, al viajar a Tailandia con récord de 23-1, y allí se alzó con la faja del Consejo Mundial de Boxeo. Previo a eso había hecho combates en divisiones inferiores como las 105 libras (peso mínimo) y las 108 (junior mosca), así como en categorías por encima como las 115 libras (supermosca).
  • 122 libras (supergallo) - Dos años y medio después de ganar su primera faja, se saltó dos divisiones para aspirar al título supergallo de la FIB, que conquistó en su primera aparición en Estados Unidos, en Las Vegas, al derrotar al sudafricano Lehlohonolo Ledwaba con un nocaut técnico en el sexto asalto el 23 de junio de 2001. Ese sería su segundo título en igual número de divisiones.
  • 126 libras (pluma) - Tras unas tres defensas exitosas de su cetro de las 122 libras, subió a las 126, y en una pelea que no fue sancionada por ninguno de los organismos mundiales, el filipino se agenció el título pluma de The Ring, al apuntarse un nocaut técnico en 11 asaltos sobre el mexicano Marco Antonio Barrera en noviembre de 2003. En su siguiente combate en la misma división intentó destronar, sin éxito, al mexicano Juan Manuel Márquez en mayo de 2004, pero Márquez retuvo sus fajas de las 126 de la AMB y la FIB cuando el combate resultó en un empate.
Pacquiao y Márquez se enfrentaran por tercera ocasion el próximo 12 de noviembre del MGM Grand en la función que ha sido denominada simplemente "Pacquiao-Marquez III".
Pacquiao ante Juan Manuel Márquez en una de las cuatro peleas que realizaron.
  • 130 libras (superpluma) - Tras perder su primera reyerta en las 130 libras ante el mexicano Erik Morales en marzo de 2005, lo enfrentó dos veces más y lo venció en peleas fuera de título mundial, para entonces volver encarar a Máquez por segunda vez el 15 de marzo de 2008, cuando le quitó el cetro superpluma del CMB y también se hizo de la faja de The Ring. Fue su cuarto título mundial en igual número de categorías por peso, y tercero reconocido por un organismo de los cuatro principales.
  • 135 libras (peso ligero) - El mismo año 2008 subió a 135 libras y el 28 de junio destronó al estadounidense David Díaz al derrotarlo por nocaut técnico en nueve asaltos para colocarse sobre su cintura la faja del peso ligero del CMB, su quinta en igual número de divisiones.
  • 140 libras (junior welter) - Luego de ganar la corona de las 135 libras, Pacquiao hizo una pelea fuera de título mundial y en un peso intermedio con Oscar de la Hoya el 6 de diciembre de 2008, y tras derrotarlo en ocho asaltos, peleó por el cetro de las 140 libras de la poco reconocida Organización Internacional de Boxeo, y el título de la revista The Ring, y destronó al inglés Ricky Hatton en mayo de 2009, cuando lo noqueó en apenas el segundo asalto.
  • 147 libras (welter) - Con tres libras por debajo (144) del límite de la división welter, el filipino enfrentó al boricua Miguel Cotto (pesó 145) el 14 de noviembre de 2009 y se apuntó un nocaut técnico en el duodécimo y último asalto para quitarle al cagüeño su faja welter de la OMB y conseguir así su cuarta corona en apenas 20 meses, en cuatro divisiones distintas. En total era su quinta faja de campeón de los máximos organismos del boxeo, en cinco divisiones, y su octavo título mundial. Posterior a esa pelea subiría de división un año después (2010), pero en 2014 tuvo una revacha contra Timothy Bradley, Jr., y Pacquiao lo venció por decisión unánime para recuperar la faja welter de la OMB que había perdido en 2012 contra el estadounidense. Más tarde, el filipino ganó por tercera vez el cetro welter de la OMB en 2016 al vencer por decisión a Jessie Vargas, luego de que en 2015 Floyd Mayweather, Jr. lo superara en un combate unificatorio de las coronas de tres organismos mundiales. Con la corona conquistada ante Vargas, Pacquiao alcanzó las 11 en ocho divisiones. Una cuarta vez, en verano de 2019, Pacquiao volvió a ganar un cetro de las 147 libras pero esta vez la superfaja de la AMB que estaba en poder de Keith Thurman, a quien venció por decisión.
  • 154 libras (junior mediano) - Un año después de hacerse campeón welter destronando a Cotto, el filipino combatió el 13 de noviembre de 2010 por el vacante título junior mediano del CMB ante el mexicano Antonio Margarito, y lo venció por decisión unánime en 12 asaltos. A pesar de estar en la división de las 154 libras, ambos peleadores estuvieron muy por debajo de ese peso, especialmente Pacquiao, quien pesó 144.5 libras, incluso por debajo de la diviisón inferior welter, mientras Margarito se quedó en 150 libras.
💬Ver comentarios