McWilliams Arroyo (izquierda) y Abraham Rodríguez durante su pelea de campeonato interino CMB de las 112 libras en el Hard Rock Stadium en Miami, Florida.
McWilliams Arroyo (izquierda) y Abraham Rodríguez durante su pelea de campeonato interino CMB de las 112 libras en el Hard Rock Stadium en Miami, Florida. (Ed Mulholland/Matchroom.)

Pasadas más de 12 horas de haberse enterado de que su pelea titular de este sábado había sido cancelada nuevamente, el boxeador puertorriqueño McWilliams Arroyo aún no salía del asombro que le causó esa noticia.

“Yo no sé ni que decir”, señaló Arroyo desde San Antonio, Texas, a donde había llegado cerca de la medianoche del miércoles para cumplir con su compromiso en el Tech Port Arena ante Julio César Martínez por el cinturón mosca (112 libras) del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) que posee el mexicano.

La cancelación de la pelea fue anunciada el mismo miércoles en horas de la noche. La razón para este nuevo tropezón fue “debido a una enfermedad” que al momento no se ha especificado. De hecho, Arroyo quedó fuera de la cartelera.

Esta es la tercera ocasión en que un encuentro entre ambos peleadores es cancelado.

“Cuando la compañía me llamó, yo no lo podía creer porque es la tercera vez. No sé, me sigue faltando el respeto. Creo que es un abuso lo que tienen conmigo”, añadió el deportista en un tono de voz que no dejaba dudas del asombro que todavía lo acompaña.

Arroyo (21-4, 16 KO’s) y Martínez (18-2, 14 KO’s) han estado por medirse desde el 2020. La primera pelea estaba pautada para el 15 de agosto de ese año y fue cancelada un mes antes debido a una infección en la garganta del campeón. En febrero de 2021 Martínez se retiró por una lesión en una mano.

En noviembre de año pasado se midieron en un encuentro que terminó en un ‘no contest’ debido a una cortadura en la ceja derecha que el boricua sufrió en los primeros asaltos que le quitó visibilidad.

El peleador fajardeño expuso que si Martínez tiene alguna condición de salud o no puede hacer el peso, debe dejarlo saber para que él pueda seguir con su carrera.

“Si él se enferma, tiene que lidiar con su problema de salud, y coger un tiempo y écharse a un lado. Si él no puede continuar y pelear y lo va a decir días antes de la pelea... Hello. Aquí se gastó dinero en unos entrenamientos, en viajes para ir a diferentes pueblos a guantear, la dieta, ejercicios, la mentalidad”, expresó Arroyo.

“¿Uno se prepara para esto para que días antes te digan que la pelea no va? Yo estoy en peso desde antier. Si no estás para este deporte o no vas a tener la responsabilidad para este deporte, sea más justo con los demás”, agregó.

Ante este escenario, la compañía que representa a Arroyo, Miguel Cotto Promotions, comenzó a hacer gestiones ante el CMB para que el mexicano sea despojado del cinturón y que le sea otorgado a su pupilo en propiedad.

“Según el reglamento a McWilliams le toca pelear con el campeón, y él vuelve y falla en una tercera ocasión. Si está enfermo o no nuevamente falló en una semana de la pelea. Todos sabemos por las razones que surge, porque no puede dar el peso. Nuestra posición es trabajar con McWilliams para que pueda tener su título en propiedad y buscar y una pelea más adelante”, dijo Bryan Pérez, director ejecutivo de la promotora en conversación previa con El Nuevo Día.

McWilliams tiene fe de que esa reclamación tendrá éxito.

“Es lo menos que me merezco”, estipuló.

💬Ver comentarios