Foto del 26 de junio del 2021, Vasiliy Lomachenko celebra tras vencer al japonés Masayoshi Nakatani por nocaut técnico en Las Vegas. El viernes 28 de octubre del 2022, Lomachenko se alista para volver a pelear por primera vez desde que comenzó la invasión rusa en Ucrania y que el peleador regresó a su país para unirse a defensa.
Foto del 26 de junio del 2021, Vasiliy Lomachenko celebra tras vencer al japonés Masayoshi Nakatani por nocaut técnico en Las Vegas. El viernes 28 de octubre del 2022, Lomachenko se alista para volver a pelear por primera vez desde que comenzó la invasión rusa en Ucrania y que el peleador regresó a su país para unirse a defensa. (John Locher)

Nueva York — Cuando comenzó la invasión en Ucrania, la única pelea que Vasiliy Lomachenko iba a considerar era la que estaba sucediendo en casa.

Puso en pausa sus planes como boxeador, que al parecer incluían un duelo de campeonato. Lomachenko dice que ser campeón es su sueño, pero que la invasión de Rusia en su país es la vida real.

“No podía entender nada de lo que ocurría militarmente”, dijo Lomachenko a través de un intérprete, “pero dentro de ti, tienes una idea de lo que necesitas hacer”.

Ahora reanudará su carrera, empezando el sábado en el Hulu Theater en Madison Square Garden ante el invicto Jamaine Ortíz.

Con una victoria, Lomachenko (16-2, 11 KO) lo acercaría a la pelea por los títulos de peso ligero que alguna vez sostuvo. Pero de cualquier forma, primero volverá a Ucrania, que cree es lo suficientemente segura para permitir que su familia regrese esta semana después de que se quedaron con él durante su entrenamiento en California.

Nadie sabía que ese sería el caso cuando Rusia inició su invasión en febrero. Lomachenko estaba en Grecia en ese momento y esperaba pelear meses después al campeón de peso ligero, George Kambosos Jr.

Regresó a Ucrania y se unió a un batallón de defensa territorial, informándole a sus asesores que no podría pelear.

“Cuando esto sucedió, cuando comenzó, nadie sabía nada de nada”, admitió Lomachenko. “Y cuando realmente no entiendes lo que sucede, como persona normal, como cualquier ciudadano va a defender a su país y eso es lo que la mayoría de los hombres están haciendo en el país”.

Para Lomachenko, esto significó ser parte de un grupo que debía asegurar el toque de queda de las 10 de la noche, patrullar las calles y asegurarse de que no hubiera vehículos a la vista. Después de un mes lo entrenaron para otras funciones.

“No operaciones militares, pero ciertas tareas”, agregó.

Lomachenko es uno de los más grandes deportistas ucranianos, doble medallista de oro olímpico y que tuvo foja de 396-1 como amateur. Tras convertirse en profesional ganó un título en su tercera pelea y llegó a ser campeón en tres clases tras 12 enfrentamientos.

Eventualmente llegó a tener tres cinturones de peso ligero, pero los perdió contra Teófimo Lopez en octubre del 2020. Dos triunfos consecutivos tras una operación de hombro lo encaminaron de nuevo al título, pero estalló la guerra.

💬Ver comentarios