Un afiche con la imagen del astro del Barcelona Lionel Messi es desplegada en una tienda del club español en Barcelona, el martes 1 de septiembre de 2020. (Emilio Morenatti)

Madrid — Superado el melodrama sobre el futuro de Lionel Messi, el primer fin de semana de La Liga española ofrece un menú de bajo perfil, consecuencia que todos los grandes aún descansan tras participar en las copas europeas.

Una vez todos entren en acción, el Barcelona de Messi captarán casi toda la atención tras el revuelo causado cuando el astro argentino pidió que le dejaran marcharse pero acabó dando marcha atrás para evitar un conflicto legal con el club catalán.

Messi no saltará a la cancha hasta fin de mes, dado que los primeros dos compromisos del Barça fueron aplazados.

El Atlético de Madrid y el Sevilla, flamante campeón de la Liga Europa, también debutarán en la tercera fecha. El Real Madrid — eliminado antes de los cuartos de final de la Liga de Campeones — iniciará la defensa de su título doméstico en la segunda fecha.

El conjunto sevillista celebra con la copa de la Liga Europea. (Lars Baron)

¿El partido más atractivo de la jornada inaugural? Ese será el derbi valenciano el domingo. Lo animan Valencia y Levante, que terminaron a mitad de tabla la pasada temporada. El Valencia asomó por ratos en la zona alta, pero se desplomó en el tramo final.

Las expectativas del conjunto Che están por los suelos tras haber perdido a varias de sus figuras. El delantero Rodrigo se fue al Leeds, el también atacante Ferrán Torres fichó con el Manchester City y el volante creativo Dani Parejo ahora milita en el Villarreal.

Hablando del Villarreal, el “Submarino Amarillo” es el equipo mejor ubicado del anterior curso que jugará en la primera fecha. Fueron quintos y son uno de los que más ilusión despiertan tras reforzarse con Parejo, el promisorio delantero japonés Takefusa Kubo y volante francés Francis Coquelin. Todos bajo la dirección del nuevo técnico Unai Emery, de experiencia reciente con Arsenal y Paris Saint-Germain.

“Lo fundamental es iniciar bien la temporada”, dijo el argentino Gerónimo Rulli, nuevo portero del club. “Es un torneo muy largo en el que pueden pasar muchas cosas, pero no tengo dudas de que el Villarreal tiene un gran equipo y puede aspirar a objetivos ilusionantes”.

La Real Sociedad, sexto la pasada temporada, se estrenará de visita en Valladolid el domingo y seguido recibirá al Madrid en la segunda fecha.

Los merengues mantienen intacto su núcleo, recuperando a un puñado de jugadores que habían sido cedidos a préstamo. Para revalidar el título, el técnico Zinedine Zidane apuesta a la veteranía de Karim Benzema, Eden Hazard, Luka Modric, Toni Kroos y Sergio Ramos. Vendieron a James Rodríguez al Everton inglés y esperan cerrar pronto la salida de Gareth Bale.

Sergio Ramos, defensa y capitán del Real Madrid, alza el trofeo de La Liga. (Bernat Armangue)

Tanto James como Bale recibieron escasos minutos por parte de Zidane al final de la pasada temporada.

El Atlético tampoco hizo gran cosa con su plantilla, luego de darle profundos retoques un año atrás. Confían en que el juvenil portugués João Félix pueda asentarse en su segunda temporada, luego de quedarse debiendo en su primer año como el sustituto de Antoine Griezmann.

Entonado por una sexta consagración en la Liga Europa, el Sevilla es tal vez el equipo con mejores opciones de romper la supremacía Barcelona-Madrid. Los andaluces fueron cuartos la pasada campaña, y añadieron un par de volantes en el veterano Ivan Rakitic, procedente del Barça, y el juvenil Óscar Rodríguez, del Madrid.

Otra disputa entre la liga y la federación sobre el calendario ha marcado el inicio del curso. La liga quiere jugar el viernes y lunes, pero al final la federación se salió con la suya, forzando que el Granada-Athletic Bilbao se dispute el sábado. La decisión se zanjó el miércoles.

El Barcelona viene de su primer temporada privado de títulos desde 2007-08, pero respira al retener a Messi. Sigue en el Camp Nou, pero es una situación ciertamente incómoda.

Ronald Koeman reemplazó a Quique Setién como técnico azulgrana tras la humillante derrota 8-2 ante el Bayern Múnich en los cuartos de final de la Champions.

Messi es el eje del proyecto de Koeman, pero el holandés no quiere saber de otros referentes. El delantero uruguayo Luis Suárez y el volante chileno Arturo Vidal siguen en el plantel, pero podrían ser traspasados en cualquier momento.

Elche, Huesca y Cádiz son los recién ascendidos. Al Elche le hubiera tocado debutar contra el Barça en la primera jornada, Huesca reaparece para su segunda campaña en primera y Cádiz regresa tras 14 años de ausencia.

La Liga confiaba en que hubiera espectadores en los estadios para esta temporada. Sin embargo, esa presencia seguirá prohibiéndose, en momentos en que repunta el número de casos de coronavirus en el país.

Los equipos seguirán teniendo derecho a realizar cinco sustituciones por partido, como ocurrió en la reanudación de la temporada tras la pandemia.