Neymar, Mbappé, Ibrahimovic... y ahora Cristiano Ronaldo se convirtió en el último futbolista estrella en ser víctima del coronavirus, dejando a Portugal y a la Juventus de Turín con un vacío sensible en el ataque.

Lisboa - El capitán de la selección de Portugal, Cristiano Ronaldo, abandonó este miércoles Lisboa con destino a Turín, Italia en un avión-ambulancia privado para recibir atención médica en caso de ser necesario tras arrojar positivo por COVID-19.

Ronaldo partió del aeropuerto de Tires, en Cascais, a unos 30 kilómetros de Lisboa, tras permanecer confinado en las instalaciones de la Ciudad del Fútbol de la capital portuguesa. El jugador se encontraba en el país para participar en un partido entre su selección y la de Suecia, como parte de la Liga de las Naciones.

El jugador continuará el proceso de confinamiento en Turín, donde juega en la Juventus.

Ronaldo dio positivo en el test de COVID-19 el martes y se encuentra en buen estado y asintomático, según la Federación Portuguesa de Fútbol.

Además de Ronaldo, la selección portuguesa suma otros dos positivos: José Fonte y el portero Anthony Lopes.

Pese a estos tres casos, el encuentro entre Portugal y Suecia valedero para la fase de grupos de la Liga de las Naciones se disputará hoy en el Estadio José Alvalade de Lisboa.