De izquierda a derecha, Fernando Olivero, director del Departamento de Alto Rendimiento; Sara Rosario, presidenta del Copur; y Víctor Ruiz, vicepresidente del Copur.
De izquierda a derecha, Fernando Olivero, director del Departamento de Alto Rendimiento; Sara Rosario, presidenta del Copur; y Víctor Ruiz, vicepresidente del Copur. (Ramón "Tonito" Zayas)

A 25 días de culminar los Juegos Olímpicos y tras terminar el análisis de todos los atletas que participaron en representación de la isla, la plana alta del Comité Olímpico de Puerto Rico (Copur) calificó el trabajo realizado en Tokio como una representación “digna”.

Así se expresaron el jueves la presidenta del Copur, Sara Rosario, y el director del Departamento de Alto Rendimiento (DAR), Fernando Olivero, quienes se mostraron satisfechos con el rendimiento de la delegación nacional. El equipo puertorriqueño, que estuvo compuesto por 37 atletas de 15 deportes, trajo una medalla de oro gracias a la actuación de Jasmine Camacho-Quinn en el evento de los 100 metros con vallas.

Tokio 2020 marcó los terceros Juegos Olímpicos consecutivos que Puerto Rico gana al menos una medalla, y la segunda corrida de oro tras la presea de Mónica Puig en el tenis en Río 2016. En Tokio, Camacho-Quinn también estableció una marca olímpica en los 100 metros con vallas, con 12.26 segundos en la semifinal.

“Un país pequeño como el nuestro ganó su segunda medalla de oro consecutiva. Y de la manera en que se hizo, con un récord olímpico en un deporte como atletismo, es importante”, apuntó Rosario “También es importante destacar que llevamos tres Juegos Olímpicos ganando medallas olímpicas, agregó la líder del Copur, recordando que en Sídney 2000, Atenas 2004 y Pekín 2008 no se ganó ni una sola medalla.

Por su parte, Olivero destacó que los atletas que llegaron hasta Japón se ganaron sus espacios por “mérito propio” y eso de por sí debe considerarse como un logro.

“El que estuvo en Tokio fue por mérito propio. El proyecto es que estén en igualdad de condiciones que los demás atletas. Ese es el reto”, declaró. “Fue una representación digna, sobre todo en este periodo con la pandemia de COVID-19″, añadió Olivero, quien calificó la representación boricua como “digna”.

En el análisis ofrecido durante un encuentro con los medios en la Casa Olímpica, se informó que Puerto Rico quedó en la posición número 63 entre los 204 países que participaron en la justa de verano. Asimismo, ocupó la novena posición en la región panamericana, junto a Bermuda y por encima de países como Colombia, que sumó cuatro de plata y una de bronce; República Dominicana, con tres de plata y dos bronces; y Argentina con una presea plateada y dos de bronce.

El medallero olímpico prioriza las medallas de oro sobre el resto de los metales, por lo que Puerto Rico, con una sola de oro, estuvo colocado por encima de países con más preseas de plata y/o bronce.

Igualmente, se mencionó que a nivel centroamericano, la isla quedó en quinto lugar, solo superado por Cuba, Jamaica, Bahamas y Venezuela.

Cortos en atletas clasificados

Olivero reconoció que no se cumplió con la meta de superar los 41 atletas clasificados para Río 2016. Esto lo atribuyó a eventos como la cancelación del clasificatorio continental de boxeo, en el que se esperaba sumar de tres a seis púgiles, y la dificultad que enfrentaron los deportistas de atletismo, que vieron disminuidos los eventos en los que podían competir debido a la pandemia de COVID-19. Esto los puso en desventaja al momento de acumular puntos para obtener su clasificación.

En el caso de Camacho-Quinn, que se tenía como candidata a medalla, dijo que sobrepasó las expectativas al imponer una marca olímpica en la semifinal con tiempo de 12.26 segundos. Olivero también expuso que un 86% de los atletas que representaron al país en Tokio tienen la calidad para estar en París 2024.

“Esa es una estadística que tiene el Departamento (el DAR). Viendo los procesos de clasificación y viendo los contrarios, entendemos que el 86% de nuestra delegación tiene las circunstancias para llegar a París”.

Otro detalle que se trajo a colación es que 20 atletas boricuas que fueron medallistas en los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Barranquilla 2018 estuvieron presentes en Tokio. Mientras, 10 atletas que subieron al podio en los Panamericanos de Lima poncharon su boleto olímpico.

Al referirse las actuaciones de los competidores boricuas, se mencionó -por ejemplo- que el boxeador Yankiel Rivera (-52 kilogramos) perdió ante el eventual medallista de bronce de su división, Saken Babissinov, de Kazajistán. De la misma forma, los judocas María Pérez (-70kg) y Adrián Gandía (-81kg) fueron derrotados por atletas que fueron medallistas. De hecho, Gandía se lesionó una costilla en el combate que perdió en punto de oro ante el belga Matthias Casse.

De igual forma, destacaron que el skater Steven Piñeiro, que terminó sexto en la final de la modalidad “parque”.

Tanto Rosario como Olivero insistieron en que hay que profesionalizar aún más el deporte, de manera que se pueda cumplir con las metas de los eventos que se avecinan y que cierran con las Olimpiadas de París 2024.

El Copur ahora pone su mira en los próximos eventos del ciclo olímpico: los Juegos Panamericanos Juveniles Cali 2021, los Juegos del Caribe Guadalupe 2022, los Juegos Centroamericanos y del Caribe San Salvador 2023, los Juegos Panamericanos Santiago 2023 y los Juegos de Playa (que aún están sin fecha ni sede).

💬Ver comentarios