El director del Clásico Internacional de Atletismo, Víctor López, estimó la asistencia en alrededor de 5,000 personas.
El director del Clásico Internacional de Atletismo, Víctor López, estimó la asistencia en alrededor de 5,000 personas. (Ramón “Tonito” Zayas)

Ponce - Con sus luces y sus sombras, la primera edición del Clásico Internacional de Atletismo de Puerto Rico complació a sus organizadores, funcionarios deportivos y a los competidores.

La competencia se realizó el jueves en el Estadio Francisco “Paquito” Montaner, que recién estrenó una pista fabricada por la empresa italiana Mondo a un costo de cerca de $400,000.

Asimismo, contó con exponentes de calibre mundial como la dos veces campeona olímpica, la velocista jamaiquina Elaine Thompson-Herah, el doble campeón olímpico en el lanzamiento de peso, el estadounidense Ryan Crouser, y por supuesto con la campeona y plusmarquista olímpica de los 100 metros con vallas, la boricua Jasmine Camacho-Quinn.

En el caso de Camacho-Quinn, la atleta se quejó de que hubo una falsa salida que no fue detectada por el juez, lo que provocó que fuera la última en salir de su bloque. Sin embargo, pudo llegar en segunda posición con tiempo de 12.52 segundos, superada por la estadounidense Alaysha Johnson con 12.50.

Este suceso deslució la última carrera de la competencia.

Nada es perfecto, y yo soy un perfeccionista. Pero después de siete años de no tener un evento de este calibre, mi evaluación es satisfactoria”, expresó el director de la competencia, Víctor López, al recordar el Ponce Grand Prix, cuya última edición fue en el 2015.

El veterano líder deportivo puertorriqueño reconoció que hay espacio para mejorar para el próximo año e indicó que comenzarán un proceso de análisis para la segunda edición.

López también trajo a colación que se hicieron muy buenos registros, particularmente entre los atletas boricuas. Entre estos se puede mencionar a Gabby Scott, que mejoró su marca personal en los 400 metros con tiempo de 51.42 segundos.

De hecho, Scott consiguió una medalla de plata y estuvo muy cerca de hacer el tiempo para clasificar al Campeonato Mundial de Atletismo, que es de 51.35.

Asimismo, Ryan Sánchez obtuvo bronce y consiguió su mejor tiempo para esta temporada en los 800 metros con 1:46.42 minutos.

“Todos los puertorriqueños, excepto Jasmine, mejoraron sus marcas”, puntualizó López, quien estimó la asistencia en alrededor de 5,000 personas.

“Es una motivación”

Los atletas también tuvieron palabras de elogios hacia el evento. Scott estipuló que competir contra atletas de calidad mundial la motivó.

“Es una motivación. Yo quiero correr con los mejores del mundo”, declaró Scott.

Por su parte, el saltador de altura puertorriqueño Luis Joel Castro explicó que los atletas tuvieron una desavenencia con el jefe de su evento, que quería ubicar el listón para el primer salto en 2.17 metros. Finalmente, se comenzó en 2.10.

Castro obtuvo una medalla de plata al conseguir un brinco de 2.17 metros en su segundo salto.

Otra dificultad que tuvieron que sortear fue con la lluvia y el viento que se experimentó sobre la instalación deportiva al momento de su competencia, lo que provocó un atraso y que sacara de ritmo a los cinco competidores.

No empece estas dificultades, Castro celebró la competencia.

“Me llena de mucha felicidad tener a compañeros internacionales aquí. El ganador del evento, que fue Jamal Wilson, lo considero un hermano ya que llevamos muchos años compartiendo en Mundiales, Olimpiadas y otros eventos internacionales. Y que pueda estar aquí en mi casa significa mucho”, apuntó Castro, que espera poder traer a los medallistas olímpicos Mutaz Barshim y Gianmarco Tamberi en el futuro.

Esto es solo el comienzo. Es la primera edición, así que hay Ponce International pa’largo”, agregó Castro.

El boricua Luis Joel Castro durante su participación en el evento.
El boricua Luis Joel Castro durante su participación en el evento. (Ramón “Tonito” Zayas)

El presidente de la Asociación de Atletismo de Norteamérica, Centroamérica y el Caribe (Nacac, por sus siglas en inglés), Mike Sands, también elogió el Clásico.

“Realmente disfruté el regresar a Ponce después de 47 años. Estuve aquí para el Campeonato Centroamericano y del Caribe de Atletismo, en los que gané en los 400 metros. Pero aparte de eso, la competencia estuvo muy bien organizada y muy buena. También estoy contento porque el clima cooperó”, declaró el otrora velocista.

Los atletas de la región de Nacac necesitan competencias como esta. Estoy muy complacido”, insistió Sands.

El fundador de la American Track League (ATL) y agente de atletas, Paul Doyle, se expresó en términos parecidos. De hecho, este encuentro formó parte de la ATL y circuito del Tour Continental, categoria Silver, de la World Athletics.

“Me gustó. Una gran multitud y mucho apoyo, como esperábamos. Como dijo Víctor López, estuvimos siete años sin una competencia como esta en Ponce. Esta vez vino mucha gente siendo el primer año. Pero para el próximo año que vengan y que llenemos el estadio y que tengamos que poner asientos atrás”, dijo Doyle, quien representa a Camacho-Quinn.

Contrato de tres años

El agente añadió que tienen un acuerdo de tres años con la Compañía de Turismo y con la empresa alemana fabricante de ropa y calzado deportivo Puma, lo que asegura que la competencia se realizará hasta el 2024. Asimismo, llamó la atención al hecho de que el Clásico reunió a 11 competidores que han sido medallistas olímpicos en eventos de pista y campo.

“Yo creo este fue el mejor encuentro de pista y campo de esta semana. La publicidad de Doha (la primera parada de la Liga Diamante este año, que es hoy, viernes) dice que ellos tienen siete campeones olímpicos. Nosotros lo encendimos esta noche mucho mejor”, apuntó Doyle.

💬Ver comentarios