Mónica Puig no había estado fuera de las mejores 100 desde el 2013. (YOAN VALAT)

Tras su salida de la primera ronda del Abierto de Francia, la tenista boricua Mónica Puig amaneció este lunes en el puesto 103 de las clasificaciones de tenistas inscritas en la gira de la Women Tennis Association (WTA).

Es la primer vez desde el 2013 que Puig no figura entre las mejores 100 de la WTA. Llegó a ascender hasta el puesto 27 en septiembre del 2016.

La tenista sufrió hace dos semanas una eliminación en la primera ronda del Abierto de Francia. Ese resultado evitó que la boricua defendiera los puntos de ranking que sumó en ese torneo de 2019, cuando alcanzó la tercera ronda.

Puig cerró el 2019 en el puesto 77.

En este 2020, la jugadora ha jugado solamente en dos eventos oficiales de la WTA. Y en esos dos eventos fue eliminada en la primera ronda. También ha visto acción en eventos de exhibición que no cuentan para el ranking.

Los resultados en eventos oficiales afectaron la posición de la jugadora en el ranking. Además, Puig estuvo inactiva los primeros tres meses del año mientras rehabilitaba el codo derecho que se operó en diciembre del 2019 en Nueva York.

Afortunadamente, la WTA congeló y cambió los criterios de los rankings durante la pandemia del COVID-19, cuando se cancelaron los torneos de la gira, incluyendo el Wimbledon. Esa acción de la WTA evitó cambios en las posiciones antes de la actualización anunciada hoy.

La medallista de oro de los Juegos Olímpicos Río 2016 también está fuera, al día de hoy, de las clasificaciones para los Juegos Tokio 2020, que se celebrarán en el verano del 2021.

Las mejores 56 clasificadas en la WTA clasifican a Tokio 2020. No se ha especificado la fecha límite para las clasificaciones por ranking. Sí se ha establecido que no más de cuatro jugadoras por país pueden clasificar entre las mejores 56. Esa limitación de quota beneficia a las jugadoras como Puig que están clasificadas fuera de las primeras 56.

Mónica Puig inicia hoy la búsqueda del oro que se le escapó en Guadalajara 2015.
Mónica Puig, aunque fuera de clasificación a Tokio 2020, podría lograr estar presente en dichos juegos dependiendo de varios factores.

Además, la atleta candidata a jugar en Tokio 2020 tiene que haber representado recientemente a su país en el evento de naciones Fed Cup. Puig jugó con Puerto Rico por última vez en febrero del 2019. Naturalmente, los eventos de naciones del 2020 han sido cancelados por la Federación Internacional de Tenis.

Puig también puede ser invitada a los Juegos como pasada medallista de oro. Pero ese privilegio de la invitación pueden caer en jugadoras que han ganado eventos de Grand Slam, lo que Puig no ha conseguido.