El primer encuentro entre los Changos y los Plataneros está pautado para el domingo, 16 de octubre cuando Corozal visite a Naranjito.
El primer encuentro entre los Changos y los Plataneros está pautado para el domingo, 16 de octubre cuando Corozal visite a Naranjito. (JOSE L. CRUZ CANDELARIA)

La temporada de la Liga de Voleibol Superior Masculino (LVSM) que arranca esta noche tiene un valor añadido en los tradicionales pueblos de Corozal y Naranjito: por primera vez desde el 2016, ambos equipos están activos en una misma campaña.

Esto, sin dudas, le añadirá ‘sazón’ a la campaña, con el regreso del Duelo de la montaña entre los Plataneros y los Changos. Esta rivalidad es de las más intensas del deporte, como las peleas de boxeo entre Puerto Rico y México. En Corozal y Naranjito se respira voleibol, y en el caso de los Changos, los campeones defensores, el orgullo siempre está por las nubes al ser el equipo con más cetros nacionales en la historia de la LVSM.

La porfía, que se replica en la Liga de Voleibol Superior Femenino (LVSF) con las Pinkin y las Changas, mantiene animados a los dirigentes de los equipos masculinos, quienes conocen de primera mano lo que se vive cuando Changos y Plataneros se miden en una cancha.

La temporada 2022 de la LVSM arranca hoy con la visita de los Gigantes de Carolina a la cancha Gelito Ortega, el “nido” de los Changos, mientras que los Indios de Mayagüez visitarán a los Cafeteros de Yauco en el coliseo Raúl “Pipote” Oliveras. Ambos encuentros comenzarán a las 8:00 p.m.

El primer encuentro entre los Changos y los Plataneros está pautado para el domingo, 16 de octubre, cuando Corozal visite a Naranjito.

Para mí es un honor ser parte del ‘Duelo de la Montaña’. Yo soy de Naranjito, pero estudié en Corozal toda mi vida, por lo que conozco las dos partes de la moneda. Parte de lo que me enamoró y me llevó a ser lo que soy en el deporte hoy fue el ‘duelo de la montaña’ porque eso era lo que veía de niño”, dijo el dirigente de los Changos, Jamille Torres.

“Esto es bueno para los niños que están subiendo, para que puedan vivir lo que nosotros vivimos y se puedan identificar y enamorarse del voleibol”, compartió Torres.

El mote ‘duelo de la montaña’ proviene de la localización geográfica de ambos pueblos, ubicados uno al lado del otro en la zona central de Puerto Rico. Igualmente, ambos sextetos cuentan con una fanaticada muy fervorosa, lo que le suma emoción a los encuentros.

Por su parte, el técnico de los Plataneros, David Alemán, se mostró entusiasmado con el regreso de un equipo que represente a la capital del voleibol, Corozal.

“Para el voleibol es beneficioso que Corozal regrese”, apuntó Alemán.

“Hay mucho entusiasmo. Yo estuve en Corozal como cuatro años, y fue una experiencia bien buena. Además, el núcleo de jugadores que tenemos está bien motivado y entusiasmado de estar en Corozal”, agregó.

Los Plataneros vienen desde Arecibo, donde eran conocidos como los Capitanes. Alemán —quien tuvo palabras de elogio para los exapoderados Luis Monrouzeau y Frabián Elí— explicó que la mudanza fue producto de una combinación de la poca asistencia de la fanaticada y porque el coliseo Manuel “Petaca” Iguina será sometido a mejoras. El equipo fue adquirido por un grupo encabezado por el doctor Luis Ortiz y Héctor Reyes, padre.

Con la mudanza, Alemán espera que la fanaticada de Corozal se active, toda vez que viene de celebrar el campeonato en el voleibol femenino hace apenas un mes al vencer vía barrida a las hexacampeonas Criollas de Caguas.

💬Ver comentarios