Brittany Abercrombie, aquí atacando un balón en la NCAA, podría ser una jugadora de impacto en el torneo superior y en el combinado nacional. (Ed Chan/VBshots.com)

Cuando la estadounidense Brittany Abercrombie le dijo en Alemania a la boricua Jennifer Nogueras que su progenitora había nacido en Puerto Rico, al voleibol puertorriqueño se le abrió un cielo de oportunidades.

A partir de ese momento, Abercrombie se convirtió en más que una compañera de equipo de Nogueras en el club Potsdam en la Bundesliga de Alemania. Se convirtió, inmediatamente, también en una candidata a jugar con la Selección Nacional y en una voleibolista nativa para el Voleibol Superior. Sería elegible porque es una atleta de ascendencia puertorriqueña.

Así lo cuenta la propia jugadora estadounidense.

“Un día, de la nada, le dije a Jennifer, porque es mi compañera de equipo, que quería aprender a hablar español porque mi madre nació en Puerto Rico y habla español. Y Jennifer se sorprendió y me dijo que su cuñado es el dirigente de la Selección, que podía hacer la gestión”, recordó la jugadora en entrevista con este medio.

El comentario no pudo haber llegado a una mejor interlocutora. Nogueras es, además de jugadora de la escuadra nacional, la cuñada del dirigente nacional Fernando Morales, quien, de hecho, ha estado usando su presencia en Estados Unidos para reclutar jugadoras en ese país.

Fernando Morales, a la derecha junto a David Alemán, es el nuevo técnico del Equipo Nacional femenino de voleibol. (JUAN LUIS MARTINEZ)

“También increíble es que Jennifer cambió de equipo de Hungría al de Alemania en donde juego. Jamás pensé que esto concluiría así“, agregó Abercrombie.

Abercrombie ya fue seleccionada en el sorteo de jugadoras del Voleibol Superior que tiene planes de celebrar este verano su torneo 2021. La Federación Puertorriqueña de Voleibol está, por su parte, adelantada en sus gestiones para que la Federación Internacional de Voleibol le otorgue a Abercrombie el aval para representar a Puerto Rico.

Las Pinkin de Corozal seleccionaron a Abercrombie como nativa y tendrán derecho a firmar dos jugadoras refuerzos, ya que la estadounidense no ocupará uno de esos espacios. De hecho, las Pinkin tuvieron como refuerzos en la temporada 2020 a Lindsey Ruddins, quien fue compañera de equipo de Abercrombie en Alemania.

La Selección tiene un espacio abierto para que Abercrombie compita por la posición de opuesto ya que Karina Ocasio y Shirley Ferrer están retiradas de la Selección y Paulina Prieto Serame está indisponible por maternidad. Sí están disponibles jugadoras como Génesis Collazo.

Abercrombie dijo que no lo pensó dos veces cuando se le abrieron dos puertas de un solo halón.

“Lo vi como una gran oportunidad y opción el jugar en Puerto Rico, vivir en otra cultura, en donde mi mamá vivió por un tiempo. Oportunidades como estas no llegan frecuentes. Pocos pueden jugar en dos países, así que estoy muy optimista desde que descubrí que era posible y que requería un proceso rápido, que se podría completar este verano”, dijo.

La madre de Abercrombie se llama Diane Higgins, dijo la jugadora. Nació en San Juan en el 1961. Vio la luz en Puerto Rico porque sus padres, Donald Higgins y Rose Marie Flamio, fueron ambos militares destacados en la isla. Luego viajaron y vivieron en otros países latinoamericanos, agregó.

Abercrombie puede ser una jugadora de impacto en el Voleibol Superior. Es zurda, de 6′3 de estatura, con base en el sólido programa universitario de la Universidad de Sur de California (USC) y con experiencia profesional en Europa, como la que está sumando en Alemania.

Todas esas cualidades la hacen una jugadora de valor para la Selección Nacional. Al menos, USA Volleyball, que tiene opuestos zurdas como Kasta Lowe y Annie Drews, le puso el ojo recién a Obercrombie, quien fue invitada al programa nacional de Estados Unidos durante el corriente ciclo olímpico. Lowe y Drews, de hecho, comenzaron sus carreras profesionales en el torneo de Puerto Rico como refuerzos.

A Abercrombie le gusta la oportunidad de hacer el combinado boricua.

“Hablé con Fernando (Morales) y me dijo que al menos hay un espacio para competir por una posición y jugar en torneos. Definitivamente sería importante para mí comenzar con la Selección en el próximo ciclo olímpico”, dijo la jugadora consciente de que hay pocas competencias para el combinado en el 2021.

💬Ver comentarios