La actriz y cantante anuncia que fue seleccionada por Steven Spielberg para ser parte del remake de la película

La actriz, cantante y bailarina puertorriqueña Ana Isabelle se encuentra ante el momento más importante de su carrera, pues le dará vida al personaje de “Rosalía” en la versión para el cine de “West Side Story” que producirá y dirigirá el  laureado director Steven Spielberg, y basado en el legendario musical de Broadway, de Jerome Robbins, Leonard Bernstein y Stephen Sondheim.

“Esta película va a ser un ‘showcase’ (vitrina) de todo lo que yo puedo hacer y, por ser un proyecto de  Steven Spielberg sé que va a ser una película de alcance mundial”, dice con emoción la artista en entrevista exclusiva con El Nuevo Día.

El camino para obtener este papel fue arduo, retante y lleno de grandes  emociones. Ana Isabelle describe el proceso como uno “intenso”, sobre todo porque usualmente la noticia de si se ha sido seleccionado o no para un rol cinematográfico puede llegar en un par de semanas, pero por la envergadura de  esta producción este no fue el caso.

“El proceso me ayudó a desarrollar mucha paciencia porque se dio por etapas entre las que transcurrieron  meses  y luego esperar para recibir respuestas”, confiesa.

Todo comenzó en mayo pasado, cuando envió una audición en vídeo a Soraida Sanjurjo, la “casting director” encargada del proceso de seleccionar a los candidatos en Puerto Rico. Después de ese primer paso, pasaron dos meses antes de volver a tener noticias del proyecto a través de una llamada de su manejador, indicándole que necesitaba grabar otra audición.

Cerca de un mes y medio después de la segunda prueba, Ana Isabelle recibió una llamada de Sanjurjo requiriéndole otra audición, pero esta vez tendría que decidir entre enviar un vídeo o viajar a Puerto Rico para presentarse ante una representación del equipo creativo de producción de Spielberg.

“Ella me aconsejó que viniera a Puerto Rico porque habían reducido de nuevo el grupo de personas para audicionar. Al principio era un grupo como de 1,000 personas y había entre 100 y 200 que ella recomendaba. Quise venir y conocerlos”, recuerda la actriz, quien desde hace cinco años reside en Nueva York.

Cada audición tuvo su particularidad.

En esa ocasión en la que viajó a San Juan, tuvo que realizar todo el proceso sin que mediara ninguna preferencia alguna hacia ella por su experiencia en la actuación y la música.

Contrario al estilo de las audiciones a la que acude desde hace unos años, que se dan por cita previa,esta vez Ana Isabelle tuvo que hacer fila y esperar horas antes de demostrar que ella era la candidata idónea para el papel.

Al final de los dos días de “casting”, quedó entre las tres mejores interpretaciones de la isla, lo que la llevaría a enfrentarse con las mejores de otras ciudades como Nueva York, Los Ángeles y Miami.

Me quedé al final en el ‘top 3’ de Puerto Rico. Una de las chicas era una niña de 15 años que no había hecho nada previo en los escenarios. Me puse a hablar con ella y vi que tenía la oportunidad de poder nutrirla con lo que yo había vivido, me pareció bonito. Había otra joven con un ‘look’ bien parecido a lo que   buscaban, era bien guapa. Al otro día del ‘casting’, regresé a Nueva York y no me llamaron como en un mes. Estaba comiéndome las uñas”, recuerda.

“Mr Spielberg loved your audition”

En noviembre de 2018, llegó un correo electrónico. En él aparecía una línea que, de solo repetirla, hace que le brillen los ojos y se llene de emoción.

“Mr Spielberg loved your audition”. El mensaje era una invitación a las audiciones en presencia del “señor Spielberg”.

Leer eso fue bien emocionante. Empecé a orar con mis papás y estaba superemocionada. Mi mamá decidió estar esos días conmigo en New York para que nada me distrajera. Ella adelantó la visita que iba a hacerme. Me habían dado la primera audición, pero había otra eliminatoria. Me llamaron para el día 15 y me indicaron que tenía que reservar el 17”, comenta.

Una vez llegó el gran día de la audición frente a Spielberg, Ana Isabelle se esmeró por demostrar su dominio en el canto, el baile y la actuación

“Cuando entré, lo vi y me pareció súper sencillo, accesible. Él tenía su celular y nos iba grabando. Me dijeron que Mr. Spielberg quería oírme cantar, entonces canté ‘I Feel Pretty’. Me hicieron unas correcciones, volví a cantar y me dijeron que me querían ver en las escenas”, recuerda la artista que protagonizó el afamado musical “Evita” en el Teatro Asolo Rep, en Florida, entre noviembre y diciembre de 2017.

Agradece su preparación en la isla

Ana Isabelle comenta que en su familia la música es importante y que fue su padre quien desde los 13 años la llevó a tomar clases en Ballet Concierto de Puerto Rico, algo que considera fue determinante al momento de probar su talento ante Spielberg y su equipo.

Esa base que tuve aquí en Ballet Concierto de Puerto Rico, que fueron cerca de nueve años, fue bien importante. En el ‘casting’ competí con nenas que están en New York City Ballet, y puedo decir que no tenemos nada que envidiarle a los de afuera”, menciona la artista quien asegura que además puso un poco de “esa sandunga boricua” que lleva en la sangre.

Los nervios la acompañaron en esta experiencia y recuerda que, en una de las escenas que debió hacer frente a Spielberg, el resultado no fue el que esperaba y hasta se sacudió en un gesto de frustración, pero le pidieron que probara con otra escena en la que pudo entrar en el papel y sentirse cómoda.

Conversación con Spielberg

No obstante, la entrevista de tú a tú con Spielberg fue para la intérprete la parte más emocionante.

“Me preguntó mucho del huracán María. Le conté que había viajado a Puerto Rico para estar con mi familia durante el huracán y le interesó mucho saber de la isla. Antes de irme, me acuerdo que le di la mano y le dije que trabajar con él estaba en mi ‘vision board’ hace 10 años; que no importaba lo que pasara, ya era un sueño hecho realidad”, rememora la joven actriz que cree en el poder de la visualización para lograr las metas.

Dos días antes del Día de Acción de Gracias, acabando de llegar a Puerto Rico, Ana Isabelle recibió la llamada de su manejadora para decirle que le habían dado el personaje de “Rosalía”.

Precisamente, en septiembre pasado, la artista culminó una exitosa temporada con el musical “West Side Story” en el teatro Guthrie en Minnesota. En esa ocasión, interpretó el papel de “Anita”, una oportunidad que la ayudó mucho a tener éxito en las audiciones para la película.

“Fue algo que me ayudó 100% porque ya me conocía esa historia de arriba hacia abajo, y nosotros hicimos unos análisis de personajes y de la historia. Eso hizo una gran diferencia”, asegura.

De igual modo cabe mencionar que “Anita” fue el personaje interpretado por la puertorriqueña Rita Moreno en la primera adaptación al cine del musical, el que le valió el Oscar a Mejor Actriz Secundaria. Moreno es así mismo, productora ejecutiva del nuevo filme, en el que también actuará.

En su preparación para esta nueva gran oportunidad en su carrera, Ana Isabelle señala que se encuentra entre Puerto Rico y Nueva York tomando clases de baile. Además, está fortaleciendo su físico con pilates y una rutina en el gimnasio, lo que complementa con la alimentación sana que acostumbra llevar. También está tomando clases de canto con la soprano Hilda Ramos y puliéndose en el baile con el coreógrafo Danny Lugo.

“Como llevo preparada estos años, no es que tengo que hacer algo muy diferente a lo que ya hago”, asegura.

“Luego de esta experiencia, quiero que me sorprenda papá Dios y la vida con lo que venga después. Voy a dar lo máximo para representar a mi gente; para que esto me abra puertas que ni yo misma me imagino”, anticipa la artista visiblemente emocionada y feliz.

Créditos de las fotos:

Stylist: Claudia Madrid

Maquillaje y peinado: Christopher Feliciado, de Tavárez Studio

Moda: BCBG, disponible en Macy’s

Calzado: Jimmy Choo


💬Ver 0 comentarios