Pedro I. Segarra Sisamone, director ejecutivo del Conservatorio de Música de Puerto Rico (semisquare-x3)
Pedro I. Segarra Sisamone, director ejecutivo del Conservatorio de Música de Puerto Rico. (GFR Media)

La comunidad del Conservatorio de Música de Puerto Rico (CMPR) rechazó hoy, lunes, categóricamente “y con razones de peso, la venta, privatización o consolidación de una institución universitaria pública que le ha servido bien al país”.

Así se expresó el director ejecutivo del CMPR, Pedro I. Segarra Sisamone, en respuesta a una carta que recibió el pasado sábado de parte de la directora de la Junta de Supervisión Fiscal (JSF), Natalie Jaresko, en la que le informaba a él y a la directora ejecutiva de la Escuela de Artes Plásticas y Diseño, Ileana Muñoz, sobre el proceso de consolidación propuesto por el gobierno de Puerto Rico para ambas instituciones educativas como parte del Plan Fiscal Certificado. 

En la misiva, Jaresko establece que con esta fusión se obtendrán unos ahorros de $677,000 para el año fiscal 2019. Pero, según Segarra, dicha consolidación se plantea muy difícil porque es un tipo de proceso que entra en cambios sustantivos. Entre ellos, mencionó una consulta al Departamento de Educación federal y con las agencias acreditadoras, como es la Middle States Commission on Higher Education (Msche) y la National Associationof Schools of Music (NASM).

“Antes de movernos en ese paso, tenemos que informarles a esas entidades que la institución tiene esa intención. Msche es clara en que este tipo de acción sin la aprobación de ellos puede afectar negativamente el estatus de acreditación y hasta la posibilidad de ser elegible bajo título IV (fondos federales). El mismo Estándar 7 de acreditación, que es el de gobernanza, demanda que este tipo de proceso tiene que venir de la base”, indicó Segarra, tras señalar que, si no es así, “simple y llanamente es una imposición”.

Precisamente, hoy hubo una asamblea informativa con estudiantes, facultad y administración del Conservatorio de Música de Puerto Rico y su Junta de Directores para informar sobre el contenido de esa carta, así como la respuesta institucional y para reafirmar la posición de rechazar la consolidación.

Segarra recordó que en diciembre tuvieron una conversación con funcionarios de la Autoridad de Asesoría Financiera y Agencia Fiscal de Puerto Rico (Aafaf) sobre las medidas de ahorro como parte del plan fiscal. De hecho, en esa reunión, dijo que los mismos funcionarios estuvieron de acuerdo en que una consolidación salía más cara debido a que el proceso de cambio es muy caro. 

“Lo que planteamos es que, aun con los recortes que ha tenido la institución en los últimos ocho años, que han sido dramáticos, Msche reconoce que estamos en buena posición financiera an dentro de nuestras modestas capacidades porque somos una institución pequeña. La misma agencia acreditadora reconoce que cumplimos con todos los estándares de acreditación, que hemos manejado las finanzas de manera adecuada, aun después del huracán y con los recortes”, resaltó Segarra, quien también cree que se debe tomar en cuenta que es una institución que no ha cambiado su tarifa de salarios desde 1999.

Nosotros hemos hecho nuestro trabajo, tenemos una facultad súper comprometida y además de eso tenemos un ‘Good Standing’ en acreditación”, afirmó el director ejecutivo, al tiempo que aceptó que, en algún punto, se perdió el hilo de la comunicación entre la Junta de Supervisión fiscal, el gobierno central y la institución.

“Siempre hemos suplido todos los informes que se nos requieren sobre nuestras finanzas y proyecciones. Pero esa comunicación directa sobre las necesidades o realmente cómo se articula este tipo de cambio en una universidad, me parece que no se ha dado”, agregó.

Según Segarra, hoy la decana de administración del CMPR, Gloriber Laboy Espinell, solicitó una reunión a la Junta de Supervisión para discutir el contenido de la carta y el plan de acción de la institución educativa “de cara a lo que se sugiere en términos de ahorros, pero exponiendo la situación de una institución que lleva ahorrando por los últimos ocho o nueve años sin sobregirarse”.

Creo que hay que reconocer la valía que tiene este proyecto educativo que fue visionado por nombres de la estatura de Pablo Casals y Ramos Antonini; que no solamente ha sido la arteria que nutre a la Orquesta Sinfónica, sino también a un sinnúmero de orquestas, compañías de ópera y música popular alrededor del mundo. Tenemos estudiantes en Estados Unidos, en América del Sur y en Europa que están triunfando con la preparación que se da aquí en casa y estamos muy orgulloso de eso”, recalcó Segarra.

Algunas dudas

Para la directora ejecutiva de la Escuela de Artes Plásticas y Diseño, Ileana Muñoz, hay muchas dudas porque en la carta se habla de consolidación de universidades, pero no se especifica entre qué instituciones.

“Esa es la gran preocupación que tenemos. La carta también dice que es un plan propuesto por el Gobierno de Puerto Rico y en mi caso, ya me comuniqué con funcionarios de Aafaf y con altos ejecutivos del Gobierno para saber específicamente qué proponen y de ahí tomar las decisiones. Nos dan hasta el 25 de marzo para contestar los requerimientos que nos hacen. Pero hasta que no sepa cuál es el plan específico de consolidación no puedo contestarle la información que ella (Natalie Jaresko) me está pidiendo”, comentó Muñoz.

La directora ejecutiva enfatizó que tanto ella como el presidente de la Junta de Directores de la institución académica, Dr. Abdías Méndez Robles, no están de acuerdo con la consolidación.

“Al contrario, nosotros estamos buscando mayor autonomía. Ya tengo una carta redactada de lo que sería mi posición, que espero sea validada por la Junta para enviarla. Pero le estoy dando tiempo al gobierno a que me conteste”, agregó Muñoz, quien dijo que cuando la JSF conozca lo que implica un proceso de consolidación se van a dar cuenta que, en vez de ahorrar, va a ser más costoso. También destacó que están exponiendo a ambas instituciones académicas a un diálogo innecesario.

“Las dos tenemos lo que se conoce como ‘Good Standing’ con todas sus agencias acreditadoras, pero eso puede abrir una puerta para que duden de nuestra capacidad económica”, indicó la directora ejecutiva, quien resaltó la importancia de la institución para la isla.

“Gran parte de lo que es el arte, la cultura y el diseño en Puerto Rico proviene de la Escuela de Artes Plásticas, que lleva 54 años de creada. La mayoría de los artistas que han pasado por ella tienen una responsabilidad con la cultura de Puerto Rico, así que es una institución que tiene un gran peso para lo que es el futuro cultural de la isla”, sentenció Muñoz, al tiempo que destacó que “sin la Escuela no hay artistas ni diseñadores”. Señaló que es la única institución en Puerto Rico que ofrece un bachillerato en Artes Plásticas y que, además de estar acreditados por la MSCHE, son los únicos en la isla acreditados por la National Association of Schools of Art and Design.


💬Ver 0 comentarios