Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Un escritor francés ha muerto. La noticia, siempre triste para el mundo de las letras, lo es más en el caso de Georges Londeix, quien vivió en Puerto Rico, como director de la Alianza Francesa, de 1969 a 1975. Durante ese tiempo no solo participó activamente en la vida cultural del país sino que escribió una novela sobre el criminal más notorio de la época, Toño Bicicleta. Se sumó así a una nómina reducida, pero ilustre de extranjeros que han escrito en y sobre Puerto Rico, entre ellos Pedro Salinas, Hunter Thompson, José María Merino, Beatriz Guido y Elmore Leonard.

La novela de Londeix, “Tonio Bicicléta”, publicada por la editorial francesa Pierre Belfond en 1978, resulta fascinante porque no es estrictamente sobre una figura criminal, el asesino y violador Antonio García López, sino sobre el mito que surgió a su paso.

La ironía fue uno de los recursos literarios principales del prolífico francés en una obra que incluye novelas y ensayo. A él le dedicó el editor e intelectual Dominique de Roux, además, un libro titulado “Lettres a George Londeix”.

Un hombre cuya curiosidad insaciable lo llevó por medio mundo, Londeix marcó sus estadías en el extranjero con crónicas fascinantes que combinan lo ficticio, lo factual y lo autobiográfico. Su salida inicial de Francia fue a Hanoi en 1958. Esa primera experiencia del Asia, del trópico y del comunismo resultó en la novela “Camarade Madaka” (1961). Tras una temporada en Washington, publicó un falso diario titulado “Un été 61 a l’ombre de la Maison Blanche” donde aventura una teoría sobre el fracaso de la invasión de Bahía de Cochinos. En 1966, en Florencia, las inundaciones inspiraron “L’inondation” (1968).

Muy conocida es su novela “Football” (1972) en la que -como en “Tonio Bicicléta”- explora los alcances del mito popular. Se trata de un jugador de fútbol que se amputa ambos brazos para concentrar sobre los pies. Otras novelas son autobiográficas: en “Le Pont Marida” vuelve a su infancia: “una noche negra de la que poco se puede recuperar”. Su último libro fue “Ma traversée du secret” (2008).

“Yo escribo para todo el mundo”, dijo en una ocasión. Escribió, también, desde medio mundo y desde nuestro mundo.


💬Ver 0 comentarios