Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

En 1942 un joven abogado, de tan sólo 34 años de edad, comenzó su gestión como rector del Recinto de Río Piedras de la Universidad de Puerto Rico. Durante 24 años ostentó el puesto y de 1966 a 1972 fungió como el primer presidente de esa Universidad. Este año se cumple el centenario del natalicio de este hombre que guió el primer centro docente del país a través de una transformación profunda y lo convirtió en una verdadera “Casa de Estudio”. Se trata de un momento propicio para recordar el legado de don Jaime Benítez, quien participó también en la Asamblea Constituyente que produjo una Constitución para Puerto Rico y fue comisionado residente en Washington.


💬Ver 0 comentarios