Luis Miranda, padre de Lin-Manuel, explica por qué este musical se presentará en otro teatro

La producción del musical “Hamilton” se mueve a toda velocidad para reorganizar el montaje al Centro de Bellas Artes (CBA) de Santurce, donde se llevará a cabo en nuevas fechas del 11 al 27 de enero. 

Una movida que se dio por recomendación del equipo de seguridad del musical que entendía que el Teatro de la Universidad de Puerto Rico (UPR), donde se llevaría a cabo originalmente, no contaba con unas “garantías” de seguridad.

Luis Miranda, padre del artista Lin-Manuel Miranda, señaló esta mañana en entrevista con El Nuevo Día que la decisión de mudar el espectáculo no fue sencilla y que se discutió durante varias semanas con el equipo de producción de Estados Unidos, que tuvo la última palabra. Sostuvo que su hijo estaba muy ilusionado con presentar el musical en el Teatro de la UPR, pero que se siente feliz de regresar al CBA, donde presentó “In The Heights”, en el 2011. 

Nuestra creciente preocupación de que ‘Hamilton’ y nuestros empleados de seguridad solos no podían lidiar con el peor de los escenarios que pudiese ocurrir, hizo que pensáramos responsablemente que teníamos que irnos a un lugar donde la seguridad no fuera algo por lo que nos teníamos que preocupar. No hay duda de que las manifestaciones pueden ocurrir en cualquier sitio y nosotros somos una obra sobre la revolución americana, así que entendemos la importancia de todo eso, pero también tenemos la responsabilidad de que el elenco, nuestros empleados y las 1,700 personas que compraron para ver la función y toda la comunidad universitaria se sienta segura. Poner eso en riesgo era muy preocupante para nosotros".

Pero, ¿cuáles eran esas preocupaciones de seguridad?

De verdad que todo cae bajo el manto de "más vale precaver que tener que remediar". Siempre la UPR no acepta la Policía local y eso lo sé porque yo estudié en la UPR. Nosotros no queremos ser los primeros que digan ‘hay que traer la Policía al campus’ porque de verdad eso es algo que la universidad tiene su propio protocolo. 

¿Quién no les garantizó esa seguridad?

Nosotros sabemos que todo el mundo está haciendo lo mejor que pueda por la producción y lo vemos en estos momentos que Bellas Artes nos tira la toalla y nos abre los brazos para que vayamos, así que todo el mundo ha hecho todo lo que ha podido dentro de su realidad.

¿Verdaderamente era mucho el riesgo hacer el musical en la universidad?

La verdad es que no sabemos si era mucho o era poco, pero el hecho de que haya un riesgo es lo suficiente para nosotros hacer el cambio. 

¿Cuándo se toma la decisión?

Esta decisión se toma… Las discusiones comienzan el jueves en la noche, continúan el viernes temprano en la mañana, se hace la decisión final y yo voy al recinto a hablar con el doctor (Luis) Ferrao (rector del Recinto de Río Piedras) y con el doctor Haddock (presidente de la UPR) para comunicarles el cambio. De verdad que para mí lo más difícil fue darle la noticia al doctor Ferrao porque ha sido mi socio en el rehacer del teatro y sabíamos de todas las actividades que la universidad tenía planeada alrededor de “Hamilton”. Te podrás imaginar es como si le estuvieras diciendo a la persona a la que ya le diste una sortija de compromiso, mira no nos vamos a casar. 

La Hermandad de Empleados Exentos no Docentes conversaron con ustedes y les garantizaron que no haría ningún tipo de manifestación ni protesta. ¿Eso no era suficiente para ustedes?

El liderazgo de cualquier movimiento, de cualquier unión, de cualquier país te puede garantizar que ellos van a hacer todo lo posible porque algo no ocurra. De nuevo, pero la realidad es que si hay una posibilidad de que la gente no siga lo que el liderazgo está diciendo eso es suficiente para hacer un cambio. 

¿Cómo ha tomado Lin-Manuel toda esta situación?

Estaba tan contento de poder ir al Teatro de la UPR porque ha oído de mí todas las historias. Eso hubiese sido un sueño hecho realidad para él. Pero, de otro lado, las tablas de Bellas Artes fue donde él hizo In The Heights, así que él está sumamente familiarizado con Bellas Artes y al final el compromiso de nosotros a través de todo este proceso no ha sido solo con la universidad, sino con Puerto Rico y poder cumplir ese compromiso es lo más importante. 

Usted estudió en la UPR, así que usted de alguna manera sabía que este espacio es un centro de activismo político en el país. ¿Por qué, aun así, ustedes apostaron a hacer “Hamilton” en el Teatro de la Universidad de Puerto Rico desde un inicio?

Recuerda que la venida de "Hamilton" a Puerto Rico siempre fue más allá de traer una producción teatral. Estaba envuelto en todo el trabajo que Lin Manuel, la familia y tanta gente de la diáspora ha hecho por Puerto Rico, y vimos el Teatro de la UPR como una manera de ayudar al país, ya que el teatro se había afectado mucho con el huracán María. Se convirtió como parte del diálogo de cómo podemos hacer más por ayudar a Puerto Rico y crear esta sala de primera en la universidad. Era como parte de ese mensaje. Desgraciadamente, a veces los mensajes paran cuando tienes que ver la realidad de cómo acomodar las necesidades de seguridad de todo el mundo. 

¿De cuánto fue la inversión que hicieron en el Teatro de la UPR?

Nosotros creamos el Fondo de las Artes Flamboyán y ese fondo otorgó un millón de dólares, que ya está pago, para la rehabilitación y remodernización del Teatro de la UPR.

Así que aunque "Hamilton" no se presente, el Teatro está habilitado para que abra sus puertas.

Correcto. Y esa es la buena noticia porque la realidad es que al final la UPR tiene un nuevo teatro y los estudiantes de Humanidades, de Teatro tienen probablemente el salón más caro de la UPR para que puedan ensayar, para que puedan utilizarlo en sus quehaceres. 

Las funciones se llevarán a cabo ahora del 11 al 27 ¿por qué no se llevan a cabo como estaban pautadas del 8 al 27?

Necesitamos diez días para quitar todo del Teatro de la UPR porque habíamos terminado. Todo el mundo se fue de vacaciones ayer y estaba todo hecho. Así que tenemos que quitar el set y Bellas Artes tiene funciones hasta el 30, así que no podemos entrar hasta el 31 y nos toma aproximadamente diez días para quitar todo y poner todo nuevamente en Bellas Artes.

¿Qué pasará con las personas que tienen boletos para las funciones del 8,9 y 10?

Ese sigue siendo el reto principal. El 27 de diciembre Ticketpop se empieza a comunicar con todo el mundo. Si la gente tiene función para cualquier otro día, pues es mucho más sencillo porque estamos tratando de conseguirle un asiento similar al que tenía cuando estaba en el Teatro de la UPR. 

La gente del 8, 9 y 10 vamos a trabajar con esas personas para ver si hay la posibilidad de que le podamos conseguir boletos en cualquier otro momento y recuerda que estamos añadiendo tres funciones los domingos.

Habla el productor local

Ender Vega, productor local del musical, por su parte, señaló que todavía están barajando alternativas para el nuevo acomodo, pero que el equipo hará todo lo que esté a su alcance para lograr que todo aquel que adquirió boleto pueda disfrutar del espectáculo. Si al final no se pueden reubicar, se les devolverá el dinero. 

Al preguntar si la movida de localización tiene que ver con las personalidades que se espera lleguen a Puerto Rico para ver el musical, entre ellos el expresidente de Estados Unidos, Barack Obama, y la afamada presentadora Oprah Winfrey, dijo que no.

Para nada porque el día que vaya mi esposa e hijos quiero que ellos estén seguros independientemente se diga esté una figura. En realidad, no es por eso. Pero sí es un tema que lo agrava porque hay gente que viene con su seguridad personal, y tenemos que tener ahí la seguridad local, la seguridad del venue, la seguridad de la Policía Estatal que nos dará ayuda y si vienen personas, políticos, ellos vendrán también con su seguridad y ‘Secret Service‘ porque vienen expresidentes a ver la obra”, indicó.

Reiteró que la decisión final la tomó el equipo de producción de Estados Unidos y que, aunque ellos acá entendían y entienden que “no pasará nada”; no se quisieron correr el riesgo. Manifestó que el Centro de Bellas Artes surgió como una opción para la presentación a escasos días de tomar la decisión de mover el musical y que no lo habían reservado con antelación. 

“Nosotros estábamos en la IUPI y punto”, dijo. 

¿Y da la casualidad que el Centro de Bellas Artes no tenía a nadie en esas fechas?

Bellas Artes nos puso a disposición la Sala de Festivales y honestamente no sé si había o no había. Esto fue tan repentino y ellos nos la hicieron disponible, lo vimos como una opción y al aparecer con esa opción es que se empieza a vislumbrar la posibilidad (de moverlo) y ahí es que la seguridad de "Hamilton"decide. 

De lo contrario, ¿se cancelaba?

No sé, yo te puedo decir que entiendo que no. 

El actor Lin-Manuel llegará a Puerto Rico este jueves, 27 de diciembre para continuar con los ensayos del musical. Se espera que el resto del elenco arribe los días subsiguientes a su llegada.


💬Ver 0 comentarios