La venta de boletos comenzó a moverse en febrero, pero los productores indicaron que los días perdidos no se recuperan. (Archivo)

Con la constante actividad sísmica que se experimenta en la isla desde diciembre del año pasado y el terremoto de 6.4 del 7 de enero, la actividad teatral y musical en Puerto Rico mermó y quedó prácticamente inactiva por varias, revelaron productores, actores y dramaturgos consultados por El Nuevo Día.


💬Ver 0 comentarios