Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 90 días.

La antropóloga Yarimar Bonilla reunió voces de distintas disciplinas que compartieron sus vivencias del huracán María que hoy son parte de un libro.
La antropóloga Yarimar Bonilla reunió voces de distintas disciplinas que compartieron sus vivencias del huracán María que hoy son parte de un libro. ([email protected])

Hablar sobre un desastre natural de la magnitud del huracán María no es un asunto sencillo. Fue un evento sin precedentes en la historia reciente del país, con un impacto en lo social, lo político y lo humano que ha continuado sintiéndose mucho después del 20 de septiembre de 2017. La antropóloga y profesora universitaria Yarimar Bonilla sabía que al año del embate todavía era muy temprano para examinar a profundidad lo que había ocurrido en el país, pero había que comenzar a tratar de apalabrar la experiencia.

Así decidió reunir en la Universidad de Rutgers a un grupo de voces provenientes de distintas disciplinas que en verano de 2018 compartieron cómo habían vivido y observado el fenómeno ante una audiencia formada por académicos, estudiantes y la comunidad en general.

Me motivaba traer voces de Puerto Rico a hablar en Estados Unidos porque muchos estaban pensando por primera vez en la isla a causa del huracán. No habían tenido la ocasión de preguntarse por qué tenemos la relación que tenemos con Estados Unidos o entendían por qué hay polémica cuando Donald Trump tira el papel toalla”, explicó la también columnista de El Nuevo Día.

Distinto a las más típicas conferencias académicas, la organizada por Bonilla comenzó con la obra de teatro en español, “Ay, María”, e incluyó la participación de artistas visuales, fotógrafos, poetas y novelistas. La intención era transmitir las vivencias de lo acontecido en el país a través de diferentes lenguajes que llegaran al público de distintas maneras. Esta mezcla resultó efectiva y le demostró a Bonilla la eficacia del lenguaje poético para compartir una experiencia de la intensidad y complejidad que fue María para los puertorriqueños.

“Empezar con una obra de teatro es poder ponernos en contacto las experiencias y las emociones que son difíciles de narrar en con un idioma académico. Creo que las artes son importantes porque no para todo tenemos la terminología”, expresó Bonilla, quien hoy es profesora del Hunter College.

Los escritos, reflexiones, análisis, imágenes y descripciones que se compartieron durante ese día frente a un auditorio colmado de interesados en saber de Puerto Rico son parte del libro “Aftershocks of Disaster: Puerto Rico Before and After the Storm”, editado por Bonilla y Marisol LeBrón.

Este trabajo se presentará mañana a las 7:00 p.m. en el Museo de Arte Contemporáneo de Puerto Rico (MAC). Incluye sobre 30 contribuciones de figuras destacadas en su área de trabajo incluyendo a Eduardo Lalo, Arturo Massol Deyá, Benjamín Torres Gotay, Marianne Ramírez Aponte, Arcadio Díaz Quiñones, Raquel Salas y Patricia Noboa, entre otros. El libro contiene escritos y fotógrafías de Chistopher Gregory y Érika P. Rodríguez, ambos fotógrafos puertorriqueños que cubrieron el huracán para medios en Estados Unidos.

“El título 'Aftershocks of disaster', que en español es 'réplicas del desastre', toma prestada la terminología de los terremotos para hablar sobre el huracán. Me interesó ese concepto de la réplica porque cuando me puse a leer del tema me di cuenta que en los terremotos no se sabe cuál es el choque principal y cuáles las replicas hasta mucho después. Sentí que con María seguíamos sintiendo ‘aftershocks’ pero no sabíamos si por el huracán o después, debido a la falta de ayuda, electricidad, agua, comunicación. Se sentían los impactos del desastre de una forma repetida, no era un solo momento”, indicó Bonilla.

El libro está dividido en cinco secciones de las cuales cuatro fueron paneles en la conferencia. “Capitalizing on the Crisis”, es un capítulo que se agregó para echar una mirada a las figuras que se beneficiarán de la reconstrucción de Puerto Rico en el contexto de la crisis económica que ya estaba causando estragos.

A través de los trabajos contenidos en el libro se reconoce que María transformó a Puerto Rico pero, al mismo tiempo, que el país ya estaba atravesando varias situaciones que afectaron el comportamiento de la gente. Precisamente, la documentación incluye un diálogo entre Bonilla y Naomi Klein, reconocida escritora y activista canadiense cuyo trabjo aborda la globalización y el capitalismo. En este intercambio Bonilla resalta que el concepto de “shock doctrine” acuñado por Klein no es el que aplica en el país sino el “shock trauma”.

Hay que entender lo que estaba pasando antes. La deuda, la auditoría, las políticas de austeridad, el colonialismo y cómo otros momentos en el pasado han sido críticos en la historia de Puerto Rico”, comentó Bonilla.

Para la profesora, el panorama que presenta el libro es muy útil para entender el movimiento ciudadano que llevó a la renuncia de Ricardo Rosselló Nevares. Asimismo, los escritos son una manera de conservar para el futuro relatos de un momento de gran importancia para el país.

“Yo creo que vivimos tanto, tan rápido, después de María que es fácil olvidar cosas, que pasen a segundo plano en la memoria o no estén tan presentes. No pudimos parar a reflexionar lo que estaba pasando, lo que se habló en las filas, lo que se sintió frente a los cadáveres que se acumulaban. Lo hemos comprimido”, opinó la antropóloga.

A poco más de dos años del paso de María, Bonilla cree que la recuperación del país no se puede medir en términos del estado de la infraestructura exclusivamente. Hace falta observar las emociones, la psquis colectiva y cómo se encuentra el país.

La primera tirada de “Aftershocks of Disaster” en inglés ya casi se agotó. Pronto estará disponible la versión en español.