Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 90 días.

El director ejecutivo de Pregones-Puerto Rico TravelingTheatre en Nueva York se reunió con la directora  de la Fundación Puertorriqueña de las Humanidades, Margarita Benítez. (GFR Media/Ramón "Tonito" Zayas)
El director ejecutivo de Pregones-Puerto Rico TravelingTheatre en Nueva York se reunió con la directora de la Fundación Puertorriqueña de las Humanidades, Margarita Benítez. (GFR Media/Ramón "Tonito" Zayas)

Puerto Rico se encuentra en un buen momento para aprovechar las oportunidades de financiamiento que ofrecen entidades en Estados Unidos dedicadas a respaldar el arte y la cultura.

Tras el azote del huracán María en 2017, seguido por el impacto del terremoto ocurrido el 6 de enero y la actividad sísmica posterior en el suroeste, ha crecido el interés por lo que tienen que decir los artistas y también el apoyo para que puedan continuar trabajando. Esta atención proviene no solamente de las organizaciones boricuas en la diáspora. También están poniendo el ojo en la isla otras instituciones que en años recientes están mucho más pendientes de la comunidad latina en general.

Arnaldo López, director ejecutivo de Pregones-Puerto Rico TravelingTheatre en Nueva York hace 20 años, indicó que un ejemplo de este atractivo que ha adquirido el país es que la National Association of Latino Arts and Culture comenzó en años recientes a ofrecer becas para artistas puertorriqueños específicamente, en lugar de ponerlos a competir con el resto de las solicitudes que reciben anualmente.

A esto se suma que muchas fundaciones han ido integrando en su equipo a gente capacitada que provienen de las comunidades que más apoyo necesitan.

“Eso es histórico, eso no era así hace diez años. El resultado es qué hay más personas en puestos de toma de decisiones importantes que están dispuestas a mirar (a Puerto Rico)”, precisó.

Ante este escenario hay varias formas de aumentar las posibilidades de ganar becas y recibir una respuesta afirmativa a propuestas para desarrollar proyectos. Sobre este tema conversará con los asistentes al conversatorio que llevará a cabo el sábado a las 10:30 a.m., por invitación de la Fundación Puertorriqueña de las Humanidades. El encuentro se realizará en el Salón de las Américas en el Cuartel de Ballajá en el Viejo San Juan.

Pregones, una compañía de larga y destacada trayectoria, es un buen ejemplo de cómo se mantiene vigente una institución cultural dedicada a proyectos originales centrados en promover la cultura puertorriqueña, en apoyo a toda la comunidad latina.

De acuerdo a su experiencia allegando fondos para este proyecto, López identifica varias áreas que son importantes tener en cuenta a la hora de solicitar subvenciones.

“El primer paso es la capacitación. Entender las oportunidades que hay allá afuera y empezar a pensar como el trabajo de uno, los proyectos de uno, pueden alinearse con las ofertas. Los gestores culturales tienen que estar enterados de las oportunidades”, expresó López, boricua criado en la isla pero residente en Estados Unidos hace más de dos décadas.

También recomendó evaluar el estado del sector cultural en la isla e identificar causas comunes entre distintas organizaciones que podrían unirse por un mismo fin para lograr más fuerza.

Otro detalle importante para potenciar la adquisición de fondos es encontrar “formas inteligentes e interesantes” de comunicar los proyectos. Para esto hay que tener en cuenta que nunca debe comprometerse la identidad de la labor creativa. Por el contrario, mantener la honestidad es un gran atractivo que resulta clave en el éxito del trabajo.

En Pregones se ha cuidado mucho este aspecto y los resultados han sido muy positivos.

“La cultura puertorriqueña y latinx tienen un valor universal incontestable y será apreciada por cualquier público. No se trata de que el trabajo se limita a una comunidad, sino que la comunidad se representa para que otros la puedan disfrutar”, apuntó.

Entre los proyectos recientes de Pregones se encuentran un musical inspirado en la novela La guaracha del Macho Camacho, de Luis Rafael Sánchez, y la pieza Evolución de un sonero, escrita y protagonizada por el actor, poeta y músico Flaco Navaja. Dirigida por Jorge Merced, esta propuesta habla sobre las vivencias de un puertorriqueño que se apasiona con la música y narra sus vivencias a través de una gran canción de salsa.

Pregones, fundada en 1979 por la artista Rosalba Rolón, está aliada a la Compañía de Teatro Rodante de Puerto Rico. Tiene dos teatros ubicados, uno ubicado en el Bronx y otro en Manhattan. 

Al igual que otras organizaciones en la diáspora, se ha activado para apoyar a la isla luego de que fue castigada por el huracán María y el terremoto en enero de este año. Una de las iniciativas que estableció fue ofrecer becas de emergencia de $500 a artistas con los que habían colaborado previamente y otros que eran recomendados por los mismos. Para más información sobre Pregones visita su página oficial o sus redes sociales.