La visita al lugar, se puede coordinar con un recorrido histórico que incluye una ruta guiada a otros atractivos caborrojeños como el casco urbano, el Obelisco, Monumento Eslabones Rotos, El Faro Los Morrillos y Las Salinas.
La visita al lugar, se puede coordinar con un recorrido histórico que incluye una ruta guiada a otros atractivos caborrojeños como el casco urbano, el Obelisco, Monumento Eslabones Rotos, El Faro Los Morrillos y Las Salinas. (Suministrada)

Reconocer la vida y obras de hombres y mujeres cuyas trayectorias marcaron el desarrollo de la Isla, y sobre todo de Cabo Rojo, en distintos renglones, es lo que persigue el Museo de los Próceres, ubicado en un recinto contiguo al complejo deportivo Rebekah Colberg.

Este museo, que abrió el 6 de abril de 1995, alberga una rica historia que integra 100 obras de arte donadas al lugar entre las que figuran trabajos de los pintores Antonio Martorell, Augusto Marín y del caborrojeño Hiram Palermo.

“El Museo es una institución municipal que tiene como objetivo llevar a cabo investigaciones históricas, tanto de hombres y mujeres ilustres de Cabo Rojo y Puerto Rico. Es bien importante porque los visitantes que vengan al museo podrán conocer la vida y la obra de estas personas ilustres de esta Isla”, explicó Elvin Alvarado, historiador y guía turístico.

Asimismo, figuras de la talla de Ramón Emeterio Betances, Salvador Brau y Ascencio, Santos Ortiz Montalvo, Sifredo Lugo Toro “Zahori” y Eugenio María de Hostos son destacadas en las paredes de este hermoso lugar.

El museo cuenta con un anfiteatro con capacidad para 142 personas, una terraza, siete salas de exposición permanente y dos salas de exposiciones temporeras; estas últimas son el espacio donde artistas locales y estudiantes universitarios pueden exponer sus trabajos.

Somos Cabo Rojo
Somos Cabo Rojo (El Nuevo Día)

“Se le da la oportunidad tanto a artistas locales caborrojeños como estudiantes universitarios de presentar su arte, tanto pinturas como esculturas y grabado. Además, se les da oportunidad a artistas caborrojeños ya adultos”, indicó el guía turístico.

En la Sala Salvador Brau y Ascencio, dedicada al político, historiador y sociólogo nacido en Cabo Rojo en 1842, los visitantes encontrarán documentos históricos sobre el prócer, así como un busto y una corona española de plata que le fue concedida en vida.

“Salvador Brau fue el primer historiador de Puerto Rico y escribió una obra que se llamó ‘La Colonización de Puerto Rico’; también funda el Teatro Excelsior en Cabo Rojo en 1871. Allí estrena una obra literaria que se llamó ‘Héroe y Mártir’. En esa sala, también van a encontrar la corona de laureles, este es un premio que le otorga la corona española a Don Salvador por haber escrito una obra que se llamó ‘Los Honores del Triunfo’. Esta corona es en plata y está fechada en 1890″, detalló el historiador.

El museo cuenta con la Sala del Músico Herminio Brau Delgado, donde se exponen de fotos de orquestas, como la Orquesta de Don Roberto Ortiz, la más antigua de Cabo Rojo.

La Sala Salvador Brau y Ascencio está dedicada a este político, historiador y sociólogo nacido en Cabo Rojo en 1842.
La Sala Salvador Brau y Ascencio está dedicada a este político, historiador y sociólogo nacido en Cabo Rojo en 1842. (Suministrada)

“En esas fotos se ve a Shorty Castro porque antes de ser comediante comienza su vida artística como músico en Cabo Rojo. También encontrarán instrumentos antiguos, partituras y podrán apreciar una danza de Don Celso Torres junto a sus sombreros, los que utilizó por más de 30 años cuando dirigía la banda del Colegio de Agricultura y Artes Mecánicas de Mayagüez”, mencionó Alvarado.

El Museo de Los Próceres también tiene un espacio especial lleno de historia, donde lleva a los visitantes a conocer la cultura indígena osteonoide, que fue una de las primeras que se estableció en la zona de Cabo Rojo.

“En el Museo tenemos una sala que se llama la Sala Agüeybaná, también conocida como la Sala Indígena. Allí vamos a encontrar artefactos pertenecientes a la cultura arcaica osteonoide que es fascinante porque es una de las primeras que se establecen en Puerto Rico. Esta cultura vivía en Punta Ostiones, bien cerca de Puerto Real y Boquerón; de ahí que nosotros los caborrojeños nos conocemos como los ostioneros de Boquerón y es en honor a estos indios. En la sala vamos a encontrar artefactos como morteros, cemíes y también tenemos artefactos de la cultura taína”, dijo Alvarado sobre el espacio en el que se hacen mejoras tras los daños que le ocasionó el huracán María en el 2017.

El Museo de Los Próceres también tiene un espacio especial lleno de historia, donde lleva a los visitantes a conocer la cultura indígena osteonoide, que fue una de las primeras que se estableció en la zona de Cabo Rojo.
El Museo de Los Próceres también tiene un espacio especial lleno de historia, donde lleva a los visitantes a conocer la cultura indígena osteonoide, que fue una de las primeras que se estableció en la zona de Cabo Rojo. (Suministrada)
💬Ver comentarios