Catalina Meduña Ferré, en representación de María Luisa Ferré Rangel, presidenta de la junta de síndicos del Museo de Arte de Ponce; y Cheryl Hartup, directora ejecutiva del Museo de Arte de Ponce, reciben el Ceiba Award de manos de Billy Ocasio, director ejecutivo del National Museum of Puerto Rican Arts and Culture, durante la novena edición de la Raíces Gala, en la ciudad de Chicago. Es la primera vez que este galardón, dirigido a reconocer personas destacadas en el quehacer artístico y social cuya labor impacte de modo positivo a Puerto Rico, es otorgado a una institución cultural.
Catalina Meduña Ferré, en representación de María Luisa Ferré Rangel, presidenta de la junta de síndicos del Museo de Arte de Ponce; y Cheryl Hartup, directora ejecutiva del Museo de Arte de Ponce, reciben el Ceiba Award de manos de Billy Ocasio, director ejecutivo del National Museum of Puerto Rican Arts and Culture, durante la novena edición de la Raíces Gala, en la ciudad de Chicago. Es la primera vez que este galardón, dirigido a reconocer personas destacadas en el quehacer artístico y social cuya labor impacte de modo positivo a Puerto Rico, es otorgado a una institución cultural. (Elías Carmona)

CHICAGO.- En una celebración llena de alegría y de orgullo puertorriqueño, efectuada la noche del jueves en Galleria Marchetti, en la ciudad de Chicago, el Museo de Arte de Ponce fue galardonado con el Ceiba Award, premio instituido por Billy Ocasio, director ejecutivo del National Museum of Puerto Rican Arts and Culture, en esta ciudad.

Esta es la primera vez que el mencionado premio recae en una institución cultural y no un individuo, teniendo como criterio y elemento en común la aportación a las artes y la cultura de quien lo recibe, así como una trayectoria que sea motivo de orgullo para la comunidad puertorriqueña.

El Ceiba Award se entregó en el marco de la Raíces Gala, que este año celebró su novena edición.

El premio fue recibido por Catalina Meduña Ferré, en representación de su progenitora María Luisa Ferré Rangel, presidenta de la junta de síndicos del Museo de Arte de Ponce; junto a Cheryl Hartup, directora ejecutiva del museo.

Al momento de entregar el galardón, Billy Ocasio resaltó como el National Museum of Puerto Rican Arts and Culture acaba de inaugurar la exposición “Nostalgia for My Island: Puerto Rican Painting from the Museo de Arte de Ponce (1786-1962)”, la cual describió como “nuestra exhibición más grande”. La misma está compuesta por 21 obras de la colección de arte puertorriqueño del Museo de Arte de Ponce.

“Estos cuadros los hemos visto en libros, en fotos, pero nunca cara a cara en la diáspora”, manifestó Ocasio, quien acto seguido anunció la entrega de 20 mil dólares por parte del National Museum of Puerto Rican Arts and Culture para la restauración del Museo de Arte de Ponce, cuyas galerías permanecen cerradas al público desde enero de 2020 a causa de los daños provocados a su estructura física por el terremoto que impactó el sur de la isla.

“Este es el primer depósito de parte de nuestro museo al Museo de Arte de Ponce, a lo que se sumará lo que se recaude en las diez semanas que permanecerá la exposición”.

Al subir al escenario a recibir el Ceiba Award, Catalina Meduña Ferré explicó que hace apenas cuatro días se mudó a la ciudad de Chicago donde realizará estudios conducentes a una maestría en la University of Chicago Booth School of Business.

“Se siente rico saber que hay cerca un poco de Puerto Rico, lejos de mi casa. Agradezco a Billy Ocasio este galardón. Los últimos años han sido de grandes retos para el Museo de Arte de Ponce. Pero siempre hemos mostrado la capacidad de ser resilientes, por lo que agradecemos a todo el personal del museo. Seguiremos con nuestra misión de educar y alcanzar las comunidades compartiendo nuestra colección. Vamos a fortalecer los lazos con la diáspora de Chicago y de todo Estados Unidos”, expresó Meduña Ferré.

Por su parte, Cheryl Hartup reconoció estar “tan emocionada y conmovida por lo que hemos vivido los pasados días en Chicago, desde la participación del Museo de Arte de Ponce en las conferencias y talleres del evento ‘Engage 2022′ del National Museum of Puerto Rican Arts and Culture a la apertura de la exposición. Este magnífico premio representa el calor y el amor de nuestra diáspora. Las tradiciones que vienen desde una isla pequeña y que se pasan en familia, generación tras generación en otras tierras. Este premio nos ayuda en el Museo de Arte de Ponce a dar continuidad a nuestra misión de estimular la curiosidad y promover el diálogo con la comunidad, al impactar familias, niños, ancianos y jóvenes confinados desde las artes”.

Hartup recordó cómo durante la pandemia del COVID-19, el Museo de Arte de Ponce acudió a la tecnología cibernética para ofrecer charlas y talleres de arte que generaron “millones de interacciones diarias”.

“Pronto empezamos la remodelación del Museo de Arte de Ponce. Esta es la primera exhibición del museo en Estados Unidos. Sabemos que la colección va a resonar con las vivencias de la comunidad puertorriqueña en Chicago. Gracias, Billy por soñar en grande y apoyarnos. Esta contribución hace una gran diferencia”, concluyó Hartup no sin antes citar las palabras de don Luis A. Ferré en 1965 durante la inauguración del histórico edificio diseñado por el arquitecto Edward Durell Stone, sede actual del Museo de Arte de Ponce: “Este museo pertenece a todos los puertorriqueños. Lo material no prevalece, solo la belleza que nace del espíritu”.

Catalina Meduña Ferré asistió a la Raíces Gala, en la ciudad de Chicago, en representación de su progenitora, María Luisa Ferré Rangel, presidenta de la junta de síndicos del Museo de Arte de Ponce. Durante el evento, el museo fue galardonado con el prestigioso Ceiba Award.
Catalina Meduña Ferré asistió a la Raíces Gala, en la ciudad de Chicago, en representación de su progenitora, María Luisa Ferré Rangel, presidenta de la junta de síndicos del Museo de Arte de Ponce. Durante el evento, el museo fue galardonado con el prestigioso Ceiba Award. (Elías Carmona)

Nueva generación comprometida con el Museo de Arte de Ponce

Catalina Meduña Ferré recién llega a la ciudad de Chicago para proseguir sus estudios universitarios conducentes a una maestría en administración de empresas, y coincide con un momento muy importante para el Museo de Arte de Ponce, tanto en esta ciudad como en otros destacados centros urbanos y culturales de los Estados Unidos.

El próximo 20 de septiembre abre en el National Museum of Puerto Rican Arts and Culture, en Chicago, la exposición “Nostalgia for My Island: Puerto Rican Painting from the Museo de Arte de Ponce (1786-1962)”, compuesta por 21 obras. Es la primera ocasión que un número tan considerable de piezas de la colección del museo ponceño es exhibida fuera de la isla. A la vez, el Museo de Arte de Ponce acaba de recibir el Ceiba Award que otorga la dirección del mencionado museo, creado por el gestor cultural y líder comunitario Billy Ocasio, que se traduce en una importante aportación para la reconstrucción del Museo de Arte de Ponce, tras los daños que sufrió su estructura con el terremoto de enero de 2020.

Meduña Ferré creció conociendo y valorando la visión y misión del legado cultural erigido por su bisabuelo, don Luis A. Ferré, gracias al ejemplo de su progenitora, María Luisa Ferré Rangel, presidenta de la junta de síndicos del Museo de Arte de Ponce. Por esto, ya ha comenzado a tomar acción con miras a aportar al futuro de esta prestigiosas institución.

“Estamos muy agradecidos del apoyo que ha recibido el Museo de Arte de Ponce de parte de otros museos, en Puerto Rico y ahora en Estados Unidos, y de tener la oportunidad de colaborar con otras instituciones para compartir la colección del museo, para que así nuevos públicos disfruten de esta aun cuando las galerías del museo permanecen cerradas. Representa además esa oportunidad de compartir más de cerca con la diáspora puertorriqueña que incluso supera en números a los residentes en la isla y quienes sienten ese compromiso y orgullo de aportar al bienestar de Puerto Rico”, expresó Meduña Ferré en un aparte con El Nuevo Día, durante la Raíces Gala, evento anual creado y organizado por Billy Ocasio, director ejecutivo del National Museum of Puerto Rican Arts and Culture.

“Es además una gran opotunidad de que más personas sepan que Puerto Rico cuenta con una representación de arte de tanta importancia”, manifiesta la egresada de Columbia University en Nueva York, con un bachillerato en Sicología y Administración de Empresas, y quien realizó estudios adicionales en Empresarismo e Innovación en la Pontificia Universidad Católica de Chile. Durante su estadía en la Gran Manzana, Meduña Ferré se mantuvo en contacto con el ambiente cultural a través de un voluntariado en el Museo del Barrio.

Sobre la atención que continúa recibiendo la colección del Museo de Arte de Ponce comenta que “la colección de arte que hizo mi bisabuelo, quizás no fue apreciada en su momento, pero con el tiempo ha ganado reconocimiento y se ha apreciado más esa vision que tuvo”. Un ejemplo de esto es el interés que mostró el prestigioso Metropolitan Museum of Art de Nueva York en exhibir cinco piezas del Museo de Arte de Ponce y colocarlas en un diálogo con piezas de su colección pertenecientes a los mismos pintores, como será el caso de la icónica “Flaming June” de Frederic Leighton, que será exhibida junto a la pieza “Lachrymae” de Leighton, de la colección del Met. Estos son dos de los últimos óleos monumentales del artista, realizados durante el mismo periodo. “Flaming June”, de Frederic Leighton, “La huida de una hereje, 1559″, de John Everett Millais y la serie “El rosal silvestre”, de Edward Burne-Jones serán exhibidas en el Met, en un préstamo prolongado, desde el 8 de octubre de 2022 hasta febrero de 2024. Para Meduña Ferré la proyección que el Museo de Arte de Ponce recibirá a través de esta alianza con el Met es de un valor incalculable. “Confiamos que abrirá muchas más puertas al museo, en este momento que tanto se necesita”.

Meduña Ferré recuerda con entusiasmo como nació en ella su compromiso con Puerto Rico y con el Museo de Arte de Ponce. “Mi mamá inspiró en mi hermana Tatiana y en mí, desde pequeñas el significado y el valor que tiene el Museo de Arte de Ponce para Puerto Rico, así como la importancia de darle continuidad. Ciertamente heredamos esa visión y esa pasión por el arte de nuestra madre. Hemos visto su compromiso con el sueño de mi bisabuelo y, personalmente siento que quiero participar y aportar al futuro del museo y de Puerto Rico. Mis planes van dirigidos a regesar a Puerto Rico cuando culmine mis estudios para colaborar con el museo”.

Sin embargo, Catalina no ha esperado a terminar su preparación académica y ya ha comenzado a aportar activamente a fortalecer el legado del Museo de Arte de Ponce. En ese sentido compartió que mientras estudiaba en Nueva York organizó dos eventos de recaudación y divulgación, dirigidos a involucrar a otros jóvenes universitarios y profesionales puertorriqueños que, como ella, realizan sus estudios académicos fuera de la isla.

“Entiendo que no hay que esperar a tener cierta edad o a estar establecido a nivel profesional para involucrarte en la filantropía. Al contrario, a más temprano se comience, mejor. A través de esos dos eventos que organicé en Nueva York se logró que un centenar de jóvenes conocieran más del museo, apreciaran lo importante que es para Puerto Rico, y lo importante que es involucrarse con el país aun desde la distancia. Es una conexión que no se puede perder”.

Meduña Ferré quiere volver a ver el Museo de Arte de Ponce abierto al público. Aún así reflexiona sobre cómo de los retos que ha enfrentado la institución durante los pasados años, nacieron coyunturas insospechadas. “Si no fuera por lo que ocurrió tras los terremotos no hubieran surgido estas oportunidades de llevar la colección del museo a darse a conocer en otras instituciones, primero con el apoyo en la isla del Museo de Arte de Puerto Rico y el MADMi, y ahora en Estados Unidos. A la misma vez, se han tendido lazos importantes con la diáspora puertorriqueña y esto es algo que necesita seguirse fortaleciendo”.

💬Ver comentarios