Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 90 días.

Márquez comentó que la postura del Instituto de Cultura Puertorriqueña en cuanto al Festival Casals es que seguirá corriendo como hasta el momento, ya que los fondos que se otorgan para su celebración son restrictos. (GFR Media)
Márquez comentó que la postura del Instituto de Cultura Puertorriqueña en cuanto al Festival Casals es que seguirá corriendo como hasta el momento, ya que los fondos que se otorgan para su celebración son restrictos. (GFR Media)

El plan de reorganización del Instituto de Cultura Puertorriqueña (ICP), que consolidaría bajo la agencia a la Corporación de las Artes Musicales y la Corporación del Centro de Bellas Artes, fue retirado por La Fortaleza.

Debido a diferencias con el proyecto, el Ejecutivo y Legislativo acordaron realizarles una serie de enmiendas al plan, el cual podría ser devuelto a la Legislatura tan pronto como esta misma semana.

La ficha de tranque, según supo este diario, tiene que ver con la Corporación de la Orquesta Sinfónica de Puerto Rico y el Festival Casals, subsidiaria y programa que están bajo la CAM.

Hace dos semanas, en una vista pública de la Comisión de Gobierno de la Cámara de Representantes, que evaluó el proyecto, Mercedes Gómez, directora de la CAM, levantó preocupación por la fusión al indicar que temía que la programación artística que desarrolla la corporación, como el Festival Casals, se viera afectada por la burocracia del ICP.

Enrique Márquez, director de asuntos y política pública del ICP, explicó ayer en entrevista telefónica que el proyecto no contaba con los votos necesarios en el Senado para su aprobación. Dijo desconocer las razones para no acoger la propuesta, ya que la Cámara de Representantes le había dado el visto bueno. Indicó que el plan vuelve ahora al escritorio del gobernador, Ricardo Rosselló.

“Entendemos que aparentemente el Senado le hizo unas recomendaciones o unas exigencias para que haya armonía y los votos suficientes, y entendemos que el gobernador someterá el (nuevo) plan el jueves, si no antes. Al momento no hemos visto las enmiendas”, comunicó.

Márquez comentó que la postura del ICP en cuanto al Festival Casals es que seguirá corriendo como hasta el momento, ya que los fondos que se otorgan para su celebración son restrictos.

Sobre la Corporación de la Orquesta Sinfónica precisó que seguirá siendo una subsidiaria, pero en vez de estar bajo la CAM ahora estaría bajo el ICP. Dijo que tanto el Colegio de Actores como el CBA han acogido el plan, pues entienden que será de beneficio para los artistas.

Al cuestionarle qué ahorros representaría esta fusión, el director de asuntos y política pública del ICP destacó que sería principalmente en renta y utilidades, pues las oficinas actuales de la CAM, así como algunas del CBA, pasarían a la sede del ICP, en el Viejo San Juan.

Los empleados de carrera de ambas corporaciones pasarían “íntegros con sus convenios colectivos” a la agencia. Los que serán evaluados son los empleados transitorios y los de confianza.

“Tenemos que esperar a que el gobernador presente el nuevo plan para analizarlo con detalle. Pero no creo que represente mucho problema. Mi preocupación sería que -de ser algo mayor- se tranque la Asamblea Legislativa y que la Junta de Control Fiscal comience a tomar otro tipo de determinaciones”, apuntó Márquez.

La Corporación de Puerto Rico para la Difusión Pública (WIPR), así como la Escuela de Artes Plásticas y Diseño de Puerto Rico y el Conservatorio de Música de Puerto Rico se quedarían hasta el momento fuera del plan.

De hecho, la recomendación del ICP, según Márquez, fue que las dos instituciones educativas quedaran fuera del plan de reorganización, ya que son entidades autónomas que de sufrir cambios en su organización podrían perder su elegibilidad para ayudas educativas federales.

Sobre WIPR comunicó que nunca estuvo contemplado en la nueva propuesta de consolidación.