Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 90 días.

Este año se espera la participación de 400 artesanos y artesanas del país en las Fiestas de la Calle San Sebastián, según datos provistos por el director del ICP. (Archivo)
Este año se espera la participación de 400 artesanos y artesanas del país en las Fiestas de la Calle San Sebastián, según datos provistos por el director del ICP. (Archivo)

El debate sobre si deben o no llevarse a cabo las Fiestas de la Calle San Sebastián continúa luego de que la gobernadora, Wanda Vázquez, recomendara esta tarde a la alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz, que las cancele.

Esta situación ha dividido a los artesanos que anualmente forman parte de esta celebración, que este año conmemora 50 años y que está pautada para realizarse del 15 al 19 de enero en el Viejo San Juan.

La Feria de Artesanía es organizada por el Instituto de Cultura Puertorriqueña (ICP). El director ejecutivo de la agencia, Carlos Ruiz Cortés, dijo el viernes que, hasta ese momento, el evento continuaba en pie, pero se desconoce su opinión luego del mensaje de la gobernadora.

La alcaldesa de San Juan, hasta el momento, no se ha expresado contrario a la celebración del evento, en el que llevará a cabo la iniciativa “Operación mirando al sur” para ayudar a las familias del área sur de Puerto Rico, que han sido las más afectadas por el terremoto que sacudió al país en la madrugada del martes y que desde entonces ha provocado un sinnúmero de réplicas.

Eva Pérez, artesana maestra de bátik, y residente de Bayamón, resaltó que puede entender la preocupación existente, pero que cancelar el evento, lejos de ayudar, afectaría a cientos de artesanos y artesanas, incluyendo los del sur, que dependen económicamente de la celebración de este evento. “Entiendo que no debemos cancelar algo si afecta a cientos de personas, si no miles. No estoy de acuerdo”, indicó, toda vez que dijo que hay artesanos, como ella, que llevan trabajando los pasados meses para este evento.

“No saben el estrés tan grande que han puesto a los artesanos y los artistas que participamos en las fiestas. Esto tampoco aporta económicamente a los artesanos del área sur que también dependen de esto”, lamentó la artesana quien aclaró que este evento no es solo “baile, botella y baraja” como afirman algunos. “Eso será en la noche, pero durante el día la experiencia cultural es maravillosa. Creo que esa experiencia cultural y de entretenimiento es muy necesaria y más en este momento de tanto estrés”, opinó.

El escultor de alambre, Oscar Figueroa, por su parte, dijo que se puede llegar a un punto medio para no tener que cancelar el evento. Recomendó, por ejemplo, reducir los días del festejo al fin de semana.

“Una de las alternativas es que, en vez de cinco días, se celebre viernes, sábado y domingo. Me parece una buena idea, porque como esto de los terremotos nunca había pasado, pues esto me parece un buen ‘happy medium’. Para la gran mayoría de los artesanos esta es una actividad cumbre donde muchos que han salido mal durante todo el año se recuperan, pero hay que entender que muchos del área sur no van a dejar a sus familias para venir todos esos días para acá. Estamos entre medio… Posponerlas, no sé, eso podría hasta quedarse en el limbo. Si las cancelan que las pongan más adelante, no en un tiempo muy lejano, como esto no es una tormenta, uno no sabe si esto puede pasar hoy o mañana”, expresó, toda vez que recordó que, de continuar el itinerario regular de las fiestas, los artesanos y artesanas comenzarían a montar sus puestos este próximo martes en el Cuartel de Ballajá.  

La artesana Katherine Guzmán, quien trabaja con papel hecho a mano y reciclado, por su parte, dijo que la decisión de la cancelación es de la alcaldesa de San Juan, y que ella respetará la determinación que se tome. “La cancelación no me afectaría tanto como a los comercios que están invirtiendo en las Fiestas que son los que realmente han puesto el grito en el cielo. El que te diga que los artesanos son los más afectados, no es cierto”, indicó.

Félix Toyens, artesano que trabaja arte en cristal, en tanto, comentó que lo que reina entre todos los artesanos y artesanas en este momento es una gran incertidumbre ante lo que pueda pasar.

“Soy de los que opino que lo que debe pasar es que las fiestas se utilicen para recaudar fondos y después salir de la SanSe para llevar esa ayuda hasta el sur. Sería una buena forma de solidarizarnos y ayudar. La verdad es que lo que pueda pasar hoy o mañana (en cuanto a los temblores) nadie lo sabe, por eso creo que lo mejor es ayudar. Pero si al final deciden cancelar por el beneficio del pueblo, pues estoy a favor”, concluyó.