La pareja se comprometió en febrero de este año. (Shutterstock)

La famosa actriz Jennifer Lawrence y su pareja, el galerista de arte Cooke Maroney, levantaron fuertes sospechas acerca de sus estados civiles.

La pareja fue vista en compañía dos guardias de seguridad, un fotógrafo y otro amigo, a las afueras de una oficina de Matrimonio, la llamada Manhattan Marriage Bureau de la ciudad de Nueva York. Esto supondría que Jennifer ya es una mujer casada, según reporta el sitio Page Six.

La ganadora del Oscar y su novio lucían radiantes. Un espectador escribió en un tuit ahora eliminado: “Cuando vas a obtener tu licencia de matrimonio y Jennifer Lawrence pasa para atar el nudo ante tus ojos. Sí, niños, el ayuntamiento es genial. ¡El lugar al que ir! un pedazo de papel”, según devela el sitio mencionado.

La estrella de “The Hunger Games” comenzó a salir con Maroney, de 33 años, el verano pasado. El primer encuentro fue gracias a que una de las mejores amigas de la actriz, Laura Simpson, los presentó. Maroney es el director de Gladstone 64, una galería de arte de Manhattan.

“Era un momento de mi vida en el que no estaba ubicada, no me consideraba preparada para casarme. Pero fue conocer a Cooke y ya quería casarme con él. Los dos queríamos comprometernos plenamente. Él es mi mejor amigo, así que quiero vincularlo legalmente conmigo para siempre. Encuentras a tu persona favorita en el planeta y dices: ‘No puede irse’. Afortunadamente, existe el papeleo para estas cosas”, narró Lawrence, según publica el periódico español, El País.

En febrero pasado Lawrence y Maroney se comprometieron, y sobre la boda, la intérprete ha aceptado que no se le ha dificultado llevar a cabo todas las tareas que requieren el organizar un enlace del tal magnitud.

“No me he puesto nada neurótica planeando la boda. Creo que soy demasiado vaga para eso. Vi un vestido que me gustaba y dije: ‘¡Ese es el que quiero!’. No busqué mucho. Y con el lugar donde voy a celebrarla igual. Lo vi, me encantó y lo reservé”, detalló en junio pasado la estrella de cine, de acuerdo al mismo medio citado.

Sobre su despedida de soltera, Jennifer dejó saber que en un inicio no sentía interés por realizar una celebración de ese tipo, sin embargo, al paso del tiempo se dio cuenta de que realmente quería despedirse de su soltería.

“Al principiono quería despedida, pero en el último minuto me di cuenta de que sí. Pero claro, nadie estaba disponible para celebrar porque lo decidí muy tarde y empecé a llorar sin saber por qué. No sabía que deseaba tanto tener una despedida de soltera. Me sentía patética. Menos mal que mi futuro marido me dijo que no había razón para ello”, contó.

Al final, no resultó en una despedida de soltera, más bien realizaron una fiesta celebrando su compromiso. Al evento que se realizó en mayo pasado, acudieron familiares y amigos de la pareja.


💬Ver 0 comentarios