(semisquare-x3)
Ahora, Javier Santos tiene 42 años. (Instagram/@insta.javier.santos)

Fue en septiembre del 2017 cuando Javier Sánchez Santos comenzó nuevamente una batalla legal en contra de Julio Iglesias para que éste lo reconozca como su hijo, presentando una demanda de paternidad en los juzgados de Valencia, con la insistencia de que tiene en su poder una prueba "irrefutable" de ADN, conseguida por "el mejor equipo de detectives del país" y que cuenta con "el mejor bufete de abogados".

Javier Sánchez Santos, nacido en Valencia y hoy de 42 años, es el supuesto hijo no reconocido del cantante español Julio Iglesias que tuvo con María Edite Santos Raposo, nacida en Portugal y misma que relató en 2007 a través de un libro llamado "Un hijo con Julio Iglesias", la historia de amor fugaz que vivió con el intérprete español, donde reveló cómo nació Javier.

Edite Santos, quien cuenta que participaba en reinados de belleza, llegó a España en una compañía de ballet y un día del mes julio de 1975, en Sant Felíu de Guíxols, felicitó a Julio Iglesias en su camerino, supuestamente, en ese rincón de la Costa Brava tuvieron diez noches de pasión, en la que el 19 de julio de 1975 concibió a un hijo de Julio Iglesias.

De acuerdo con el medio español El Confidencial, la pelea legal para que Julio Iglesias reconozca a Javier como su noveno hijo, viene desde años atrás, pues todo comenzó en 1992 cuando María Edite interpuso la primera demanda en contra del cantante, siguiéndole la ardua investigación por parte de Javier por comprobar que sí lleva en la sangre los genes de los Iglesias.

Por ello, a lo largo de este proceso, Sánchez Santos le ha mandado varios mensajes al cantante español, entre ellos ha declarado que se llevó 27 años consiguiendo la prueba de ADN que su padre biológico siempre rechazó, por lo que "tiene tiempo para rectificar" y que no le guarda rencor.

"Han tenido que pasar 27 años para conseguir una prueba de ADN que mi padre siempre ha rechazado. Esa prueba indica al 99.9 por ciento que soy su hijo y que mi madre siempre ha dicho la verdad. Es hora de que la justicia repare el daño", ha declarado el supuesto hijo de Iglesias.

También es de dominio público que el joven no sabe a ciencia cierta si en caso de que se reconozca la paternidad se pueda cambiar los apellidos, pues en estos momentos no le inquieta los temas de la herencia ni nada relacionado a ello.

"Busco que el señor Iglesias me reconozca como hijo por dignidad, por sentar las cosas en su sitio, por poner orden donde no lo había", ha declarado.

A casi 2 años de la demanda, sin llegar a ningún acuerdo ni reconocimiento de paternidad, hoy el juicio se encuentra suspendido hasta el próximo 4 de julio, esto para estudiar las cuestiones previas planteadas por el abogado del artista relativas a la licitud de la prueba de ADN presentada por el demandante y si estos mismos hechos son o no cosa juzgada, aunque el cantante español ha declarado que por el momento descarta someterse a la dichosa prueba de ADN


💬Ver 0 comentarios