Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

La intérprete grabó una versión musicalizada del Padre Nuestro con la misión de promover la importancia de la oración en quien la escuche. (semisquare-x3)
La intérprete grabó una versión musicalizada del Padre Nuestro con la misión de promover la importancia de la oración en quien la escuche. (Ramón “Tonito” Zayas)

La cantante de música cristiana Shirley Lo Presti intentó evadir a Dios durante dos años. Le llevó la contraria con excusas que, aunque fundamentadas, no eran suficientes. Todavía se ríe cuando cuenta lo absurdo que le pareció haber escuchado la voz de Dios que le ordenaba “quiero que grabes el Padre Nuestro”.

“Una noche estoy hablando con Dios y sentí claramente cuando Dios habló a mi alma y me dijo: ‘Quiero que grabes un Padre Nuestro’. No puedo evitar sonreírme porque me parecía ¡tan absurdo! Lo primero que dije fue: ‘¡Contra! ¿Yo habré escuchado bien a Dios?, porque es que esto no tiene ni sentido’. Recuerdo que le dije: ‘Señor, este no es el momento. No tengo dinero para hacer una producción… ¿Un Padre Nuestro?’”, relata en entrevista con Flash! y Cultura en un Jueves Santo muy particular por tratarse la primera Semana Santa después de que Puerto Rico fuera devastado por el huracán María y en medio de la reestructuración de múltiples aspectos cruciales.

“Pasaron las semanas y cada vez que oraba… (sentía que Dios repetía) ‘Quiero que grabes un Padre Nuestro’. Nunca en mi vida había pensado en grabar un Padre Nuestro. Es una oración que respeto inmensamente y hay tantas versiones hermosas, que yo decía ¿y qué voy a hacer con un Padre Nuestro?”, continúa.

Con relación a sus dudas de índole financiera, asegura que Dios le hizo la siguiente promesa: “Te voy a enseñar cómo, aunque creas que tienes las manos vacías, yo las voy a llenar. Toca la primera puerta que voy a abrirla”.

Y así fue. “Al fin y al cabo me decidí y llamé a Héctor Cruz, el que le puso la melodía nueva al Padre Nuestro. Héctor me respondió con esa alegría y ese entusiasmo y ese ‘sí’ inmediato, que eso como que me dio ánimo. Cada cosa fue cayendo en su lugar y justo después de María pudimos terminar la grabación”, agradeció. Entre los talentos que se le unieron figura Carlos Gerena, quien canta con ella.

Lo Presti, que en 33 años de ministerio musical ha completado cinco producciones musicales, explica que este sencillo no es parte de un disco. Se trata de un tema hecho para difundir esperanza, esa fue la razón primordial del empeño de su Señor con que grabara el Padre Nuestro. “Dios me lo dijo bien claramente: ‘Es que es necesario que vuelvan a la oración’. Pensé en otros países, pero más en Puerto Rico porque es donde vivo. Sé que somos un pueblo de mucha fe, un pueblo cristiano, pero en muchas maneras nos hemos olvidado de buscar a Dios, de la oración’.

Por eso Lo Presti y sus cómplices en este proyecto desean llevar esperanza a los corazones de todos aquellos que escuchen su interpretación.

“Dios nos recuerda que Él es capaz de restaurar lo que hayamos perdido si vamos a Él en oración. Nos está diciendo ‘hay esperanza, no todo está perdido’ y eso es lo que más me apasiona de esto”, recalca la cantante, que atribuye a la calidad de los trabajos musicales de artistasde tema cristiano el que la radio y los medios seculares le estén abriendo puertas.

“Empecé 33 años atrás, donde solo nos tocaban en emisoras de música cristina. Creo que ha sido una evolución muy saludable. En algunos casos puede haber desaciertos, uno que otro, pero creo que en términos generales, muchos de los ministros de música que se han levantado y han tenido la apertura de los medios han sido excelentes. Parte de lo que ha provocado esa apertura es precisamente la calidad el trabajo. Y si podemos poner una canción de amor romántico, es excelente que se pueda poner una canción sobre el amor de Dios”.


💬Ver 0 comentarios