Hasta el momento, no está claro si Miller sabía que le habían vendido píldoras que contenían fentanilo. (Instagram/Mac Miller)

El padre de Mac Miller, Mark McCormick asistió a un evento en Blue Slide Playground en la ciudad natal de su hijo, Pittsburgh, para honrar al rapero y cantante por el primer aniversario de su deceso.

Esta reunión se dio días después de que la Policía detuviera a un hombre que se cree que le vendió unas pastillas falsas de oxicodona que contenían fentanilo al artista de hip-hop nominado al Grammy. Miller murió de una sobredosis accidental de alcohol, cocaína y fentanilo.  

Ante la gran multitud, el papá del fallecido artista se pronunció sobre este suceso. “Entonces finalmente atraparon al hijo de pu** que le vendió las drogas que lo mataron. Y encontramos algo de consuelo en eso”.

Asimismo, el padre del cantante instó a los jóvenes a no ser partícipes del uso de las drogas, aunque éstas sean muy tentadoras.

“Muchos de nosotros cuando éramos jóvenes, incluido yo, experimentamos con drogas. Pero hay un mundo de mierda diferente allá afuera. Todo lo que se necesita es una pequeña piedra de fentanilo y cocaína y estás muerto. Las drogas se están mezclando con fentanilo, todo tipo de drogas. Lo único que te diría es que no corras el riesgo. No vale la pena“, concluyó Mark McCormick.

Según una denuncia penal obtenida por NBC News y ABC 7, un hombre de Hollywood Hills llamado Cameron James Pettit fue arrestado la semana pasada por cargos federales alegando que le vendió a Miller narcóticos farmacéuticos falsificados que contienen fentanilo, un opioide sintético altamente adictivo y 50 veces más potente que la heroína.

La venta habría ocurrido dos días antes de que el intérprete de "Self Care" muriera de una sobredosis.

"Estos son productos farmacéuticos que son fabricados principalmente en México por los carteles mexicanos de la droga por 75 centavos a $1.50 por píldora y vendidos en las calles de Los Ángeles por $20 o más por píldora", dijo Kyle Mori, agente especial de la DEA, de acuerdo al canal de televisión estadounidense, KCBS-TV.

Por los documentos obtenidos por las mencionadas televisoras, Pettit envió un mensaje de texto a un amigo horas después de la muerte de Miller, que decía: "Lo más probable es que muera en la cárcel".

En caso de que se le encuentre culpable, Cameron enfrentaría hasta 20 años en prisión. Su lectura de cargos está programada para el próximo 11 de octubre.

El artista, cuyo nombre real era Malcolm James McCormick, perdió la vida a los 27 años el 7 de septiembre de 2018 en su casa de Studio City. 

En noviembre, el forense del Departamento de Medicina del condado de Los Ángeles reveló que Miller murió de una sobredosis de fentanilo, cocaína y alcohol, y calificó la muerte del rapero como accidental y debido a la toxicidad de las drogas.

El nativo de Pittsburgh mantuvo una fuerte lucha contra el abuso de sustancias durante años. A menudo escribía canciones sobre su consumo diario de drogas, su salud mental y su deseo de sobriedad.

En el documental que lanzó en 2016, “Stopped Making Excuses”, Miller habló sobre su legado y uso de drogas.

”Prefiero ser el rapero blanco cursi que el desastre drogado que ni siquiera puede salir de su casa", dijo en ese momento. “La sobredosis no es genial. No hay romance legendario. No pasas a la historia porque tomaste una sobredosis. Simplemente mueres”.

Hasta el momento, no está claro si Miller sabía que le habían vendido píldoras que contenían fentanilo.


💬Ver 0 comentarios