El cantante boricua revela un nuevo proyecto y dice cómo ha logrado conectar con distintas partes del mundo sin salir de su casa.

Para muchos la cuarentena ha sido una oportunidad de retomar sueños y planes que habían quedado en el olvido o de aventurarse y descubrir nuevas facetas.

Al menos así ha sido para el cantante Elvis Crespo, quien además de unirse a la iniciativa virtual de #YoTambiénLeoElQuijote, en referencia a la obra de Miguel de Cervantes ha comenzado a escribir su primer libro de ficción y fantasía.

El merenguero confiesa que no alberga ninguna expectativa o pretensión con la redacción de un primer libro. Simplemente asegura que se ha dado a la tarea de darle vuelo a su creatividad e intelecto desde el confinamiento que enfrentamos desde marzo a causa de la pandemia de COVID-19.

La lectura me ayuda a enriquecer mi verbo en las composiciones. Ahora he comenzado a escribir un libro de fantasía… un día me puse a ver los globos y descubrí que llegan hasta una frontera y el globo explota. (Desde esa realidad) el globo se conecta con las almas en una dimensión y toma vida propia… el libro va por la mitad. Es algo nuevo, una pasión que he descubierto. Soy muy creativo y la verdad es que estoy en un momento de mucha tranquilidad. Viviendo el presente sin excusas. Estoy en la búsqueda de un segundo acto. Me gusta escribir. Me encantaría verlo terminado. Nadie sabe lo que pase. No hay nada que perder”, revela el artista, desde su residencia en Miami, donde ha pasado toda la cuarentena, junto a su esposa Maribel Vega y su hija Génesis.

Elvis acepta que como cantante, ha tenido múltiples bendiciones y en esa búsqueda del quehacer creativo la lectura ha sido un aliado.

La voz de “Suavemente” aclara que nunca había sido un asiduo lector y que el primer libro que leyó completo fue “Humortivación” de Silverio Pérez, cuando tenía 26 años, justo al salir de la agrupación Grupo Manía.

Desde ese entonces comenzó su interés por la lectura para educarse y satisfacer la necesidad de aprender todos los días. Se describe como un “ignorante repleto de curiosidades”.

La lectura me ayudó a animarme y a darme cuenta del gran poder. Comienzo a leer otros libros de motivación, pero al llegar a los 40 años quise retar el intelecto como lector. Me considero un ignorante repleto de curiosidades intelectuales y espirituales. He ido buscando libros… me leí la Biblia, la biografía de Jesús del autor Gérald Messadié, Cien años de soledad de Gabriel García Márquez y ahora El Quijote, porque quería hacer esa travesía. Es un español muy profundo, con las palabras rebuscadas que he tenido que parar y buscar en la computadora”, menciona el artista que a nivel musical reafirma ser “un cantante repleto de bendiciones”.

Sobre el proceso del confinamiento admite entre risas que él ha estado en cuarentena desde que se casó en el 2009 con Maribel Vega, quien además es su manejadora.

“No me pongo complicado. Aprovecho este tiempo para enriquecerme en otros aspectos. Sigo creando y haciendo cosas en el estudio. Sacando contenido y buscando la forma de cómo sacar la bendición oculta. La primera semana de marzo lanzamos el tema “Imaginarme sin ti” y llega la cuarentena y alguien puede decir qué mala suerte, pero no lo veo así. Al contrario, en las plataformas digitales ha sido un éxito. En Guayaquil, Ecuador la canción es un himno, ya que la ciudad ha sido una de las más afectadas de la pandemia”, narra el merenguero que lanzó la semana pasada el concierto “Elvis Crespo Live From Chile” y ha tenido más de 100,000 reproducciones en YouTube.

Realidad digital

El cantante reconoce que el proceso de estar en su hogar ha sido llevadero, ya que procura adaptarse a los cambios sin resistencia.

Para él las plataformas digitales y la modalidad virtual no son nuevas por lo que ha continuado con su plan de difundir contenido en las redes sociales.

En ese sentido, reitera que aunque la industria musical ha sido afectada con la paralización del sector económico, entiende que las repercusiones para las plataformas digitales serán menores en comparación con otros sectores.

El merenguero afirma que el consumo de música a través de las diversas plataformas digitales no ha mermado y es mayor que en las décadas anteriores que se dependía de la venta directa de un álbum físico a cargo de las disqueras.

La voz de “Abracadabra” asegura que el artista que no se mueva a monetizar su música se queda en el pasado, sin evolucionar hacia las nuevas estructuras. Por ahora, no se vislumbran espectáculos en vivo ante el contagio del coronavirus.

Esto es un momento de agradecer, de respirar. De encontrar otras oportunidades. Le he dicho a otros compañeros que tienen que monetizar su arte. Tenemos que subir contenido en YouTube. Reinventarnos. Hacer un corillo de músicos y subir contenido. Del show solamente no se puede vivir, que usen sus dones para reinventarse. Pueden realizar homenajes musicales a Michael Jackson, los Beatles, El Gran Combo… en fin es cuestión de ser creativos. Es una oportunidad para los músicos”, culmina el cantante.


💬Ver 0 comentarios