La cantautora regresó a deleitar al público puertorriqueño con el cierre de su gira "Soy yo".

Ser irrepetible en lo repetible. De esta forma la cantautora Kany García obsequió a la audiencia puertorriqueña una dosis más de su espectáculo “Soy yo” en el Coliseo de Puerto Rico José Miguel Agrelot.

En febrero de este año, la artista pisó con absoluta madurez artística el escenario del coliseo y anoche, sábado, repitió uno de los conciertos más memorable y completo de su carrera musical. Aún cuando se trataba del mismo show, Kany supo ser distinta e impartir nuevos matices con un repertorio variado y la suma de otros invitados. En esta ocasión la acompañaron Vanesa Martín, Ednita Nazario, Tito Auger y Tommy Torres que repitió su junte. 

La cantautora se armó de su voz, talento, formación musical, autenticidad, nuevas canciones de su álbum "Contra el viento", visuales inéditos y versatilidad para dejar una huella en quienes la ven por primera vez o los que repitieron la velada musical.

Kany demostró una vez más que tiene todo lo que se requiere en un escenario para ser única y honesta desde su interpretación y sentimiento hasta ofrecer un mensaje social y contundente a través de su discurso cantado o hablado que se hizo presente desde el inicio del espectáculo que arrancó a las 9:20 p.m. con los temas "Así voy yo" y "Arriésgate a intentarlo".

Ambos temas fueron acompañados de visuales inspirados en la diversidad que integra la sociedad puertorriqueña, fotografía de paisajes locales y el repaso de algunas de las ciudades que ha recorrido con en su gira de conciertos internacionales.

Al igual que el espectáculo anterior, Kany dedicó un extenso repertorio de 27 temas que recogen el trabajo de sus producciones lanzadas en sus 13 años de trayectoria. En esta ocasión interpretó un tema menos, pero añadió cuatro canciones de su reciente trabajo discográfico, "Contra el viento", nominado a un Latin Grammy. El orden del repertorio ocasionó que en la primera parte del concierto la gente permaneciera sentada, luego se volvió movido y la audiencia se lo gozó.

"Buenas noches Puerto Rico, que cosa tan linda. Cada vez que me paró aquí estoy bien agradecida y ustedes no dejan de sorprender cuando uno cree que sería una noche están aquí con un coliseo lleno. Ustedes lo dan todo y me han permitido siete meses después regresar aquí. ¡Gracias! Esta noche me quedan hacer dos cosas: la primera es entregarlo todo y la otra es que nos obliguemos a dejar un espacio en la memoria para nunca olvidar esta noche", saludó la artista luego de la interpretación de las primeras cinco canciones en la que incluyó los éxitos "Demasiado bueno" y "Duele menos".

Su ejecución vocal fue impecable durante la velada, pero en los éxitos "Aunque sea un momento", "Alguien" y "Cómo decirle" hay que destacar que fue magistral al lograr emocionar hasta erizar la piel al alcanzar notas altas.

De igual forma, al interpretar el tema "Confieso" logró una conexión íntima con sus seguidores al pedir que no grabaran con el celular y lo utilizarán como linterna para encender el coliseo en una sola luz. Fue el tema seleccionado para honrar la memoria de las víctimas de feminicidios en la isla y el reclamo de la erradicación de la violencia de género en el mundo. Los rostros de las mujeres asesinadas en el 2018 se apoderaron de la pantalla principal del escenario.

"A todas las mujeres que están pasando por violencia de género solo le digo que se puede salir que hay espacio para salir de esas relaciones tóxicas", exhortó la cantante que ha es una voz activa en contra de la violencia y las injusticias sociales. Acto seguido, interpretó el éxito "Me mudé".

La comunidad LGTBQ también recibió su mención en la velada. La cantante reconoció que a través del tiempo se han logrado grandes causas en favor de la igualdad y equidad, pero falta mucho camino por recorrer “porque no todo el mundo goza de la libertad de agarrar a la persona que amamos”, señaló para darle paso al tema “Bailamos un blue”.

Invitados de su noche

La intérprete española Vanesa Martín fue la primera que compartió el escenario con la vocalista. Kany pidió un voto de aprobación a la audiencia, ya que se trataba de su primera vez en el coliseo. Vanesa interpretó a dúo los temas "Esta vida tuya y mía" y Desobedecernos", ambos en absoluta complicidad y química con la cantautora boricua. Kany explicó que reciprocó la invitación musical que la artista le hizo en España para participar en un concierto.

El segundo invitado fue el cantautor Tommy Torres. Su aparición enloqueció al público que ovacionó su entrada para cantar el éxito "Quédate". Fue en el concierto anterior que ambos cantautores estrenaron el tema sin imaginar que sería un éxito internacional que compite por un Latin Grammy en la categoría de canción del año. La voz de "Pegadito" hizo su entrada luego de que el director musical de Kany, Marcos Sánchez comprometiera a su novia ante miles de personas que ocuparon todo el coliseo.

Pero lo que realmente provocó la euforia y risa entre la audiencia fue el beso en la boca que Kany le dio sorpresivamente a Tommy al concluir el tema. Ambos artistas salieron abrazados del escenario en medio de carcajadas.

No obstante, lo mejor de la noche llegó con la entrada de Ednita Nazario al escenario. La “Diva de Ponce” cumplió el sueño de muchos al ver dos generaciones de artistas juntas y demostrando la grandeza de su talento. Kany comenzó cantando el tema que le compuso a Ednita "La más fuerte", acto seguido Ednita irrumpe con su fuerza vocal para continuar el éxito. La voz de “Quiero que me hagas el amor” subió a la tarima a pocos minutos de culminar la función de dos horas y media del musical “Mamma Mía”. Ednita llegó ataviada la vestimenta del personaje de “Donna” que interpreta en el musical.

El público enloqueció con la participación del dúo de Ednita y Kany durante el medley que hicieron juntas de los éxitos de la ponceña. Hay que reconocer que no todo el mundo se atreve a interpretar junto a Ednita, y Kany lo hizo a su estilo y con la confianza y aprobación de la vocalista. Toda la participación de Ednita y Kany fue observada y aplaudida por un coliseo de pie.

La participación de Ednita y Kany en el escenario concluyó con un beso en la boca. 

Cabe destacar que los sucesos históricos que marcaron a Puerto Rico en el verano de este año, cuando miles se lanzaron a las calles para provocar la renuncia del entonces gobernador Ricardo Rosselló tuvieron espacio en la velada. El primero fue antes de interpretar el tema "Que viva la gente". Kany sostuvo que es una fiel creyente de que todos los puertorriqueños cambiaron a partir del Verano del 19.

"Algo dentro de todos nosotros cambió y quiero pensar que fue para bien. Esta canción que escribí cuando pasó María tiene ahora otro sentimiento después del Verano del 19. Somos distintos y se siente maravilloso ser puertorriqueños. Con María que fue tan fuerte demostramos la fuerza al salir a las calles y ayudar a seguir. Con el Verano del 19 lo demostramos", afirmó la artista para dar paso al tema que se valió de las imágenes de trabajadores de la tierra y obreros de textiles y frutos.

El segundo momento llegó al cierre del concierto y con la participación de Tito Auger. Visuales de las manifestaciones masivas en las calles del Viejo San Juan y el anuncio de la renuncia de Rosselló se proyectaban en pantalla mientras Kany y Auger avivaban el sentimiento patrio y nuestra identidad puertorriqueña con el tema “Boricua en la luna” y “El Wanabi”. Ambos artistas le recordaron a cada una de las miles de almas que estaban allí la grandeza del puertorriqueño cuando se une en favor de una nación.  


💬Ver 0 comentarios