El cantante español se presentará este sábado en el Coliseo de Puerto Rico José Miguel Agrelot

Bien de ánimo, de salud y sintiendo que vive unos años “extraordinarios” de su vida. Así regresa el cantante español Raphael para presentarse por quinta vez al Coliseo de Puerto Rico José Miguel Agrelot, esta vez con su más reciente experimento musical Raphael RESiphónico. 

En este trabajo, el artista combinó sus más grandes éxitos musicales con el sonido sinfónico y electrónico. Para el recital en la isla, a celebrarse este sábado, 12 de octubre, estará acompañado por la Orquesta Filarmónica de Puerto Rico en la interpretación del repertorio que incluirá temas inolvidables como “Qué sabe nadie”, “Mi gran noche” y “Yo soy aquél”.

Explicó en conferencia de prensa que tras el éxito que tuvo el disco sinfónico que lanzó hace cuatro años decidió “darle una vuelta de tuerca”.

“Ha quedado un disco fantástico, uno de los mejores de mi carrera porque además canto los más grandes éxitos de mi carrera. Solo canciones muy buenas pueden soportar ese cambio tan drástico. Con canciones de esas que se hacen ahora estas cosas no se pueden hacer”, comentó uno de los más importantes precursores de la balada romántica en español. 

El disco fue grabado en el estudio Abbey Road, en Inglaterra, donde el legendario grupo británico The Beatles también grababa sus discos. 

Al igual que en todas las metas que se propone lograr a través de su arte, Raphael se dejó llevar por su instinto artístico para determinar cómo armaría esta propuesta musical. 

“No hay una razón específica, es lo que siento en ese momento, lo que me palpita. En eso vuelco mi interés y en cuanto a mis actuaciones, lo mismo pasa. Depende como esté ese día, como esté de ánimo, de contento o no. Y así me comporto y así salen a veces esas cosas mágicas que hago en el escenario”, dijo el intérprete, bien conocido por la pasión que entrega en cada uno de sus espectáculos. 

En medio de la carrera que ha labrado por 58 años, su mayor fuente de creatividad es su familia, formada por su esposa Natalia Figueroa y sus cuatro hijos. Esa es la gente que lo cuida y él procura no descuidar.

“Mirando a mi familia ya estoy servido. Mi familia me da mucha fuerza”, aseguró. 


Por otro lado, el cantante se mantiene en buen estado de salud y con energía para continuar cantando a los 76 años gracias a un estilo de vida que elimina los descuidos con el alcohol y el cigarrillo y todo lo que pueda ser una amenaza para su voz. Su garganta es un instrumento que cuida para que pueda aguantar “el martilleo” de una carrera tan larga. 

“Es que, a mí, las juergas de más de dos, no me llaman la atención”, dijo con picardía. 

Con ese mismo cuidado el artista ha procurado tomar las decisiones de su vida en todos los aspectos. 

“Creo que sé ver lo que me conviene hacer. Yo dejo pasar lo que no me interesa porque no me va a hacer ningún bien y me ato a aquello que pasa que me interesa, no económicamente, sino que va a aportar a mi vida algo importante”, aseguró con una sonrisa.


💬Ver 0 comentarios