El cantante ofrecerá un repertorio que incluye varios de sus éxitos más conocidos. (David Villafañe)
El cantante ofrecerá un repertorio que incluye varios de sus éxitos más conocidos. (David Villafañe)

El tiempo que tiene que pasar en cuarentena no ha sido pesado para Danny Rivera. En su casa en el campo, está dedicándole más horas a hábitos preciados en su rutina: leer, escribir, reflexionar.

Para el intérprete, el rompimiento con la actividad cotidiana a la que estamos acostumbrados puede ser muy aleccionador. En su caso, estos momentos en aislamiento social debido a la pandemia de COVID-19 promueven el autoconocmiento desde una perspectiva nueva.

“Cuando uno se pone a vivir en casa únicamente, que no tiene que salir, de pronto entiende que el rol de la casa no es solo guarecerte del frío o darte un techo. De pronto te das cuenta que es un gran universo. Por eso el concepto de hogar es tan vital para los seres humanos. No es la casa una estructura, una arquitectura nada más. De pronto te das cuenta de que es un espacio en el que la necesidad de sentirlo, de compartirlo, es la verdadera razón de ser”, comentó en entrevista telefónica.

Será desde su casa que el cantante se conectará virtualmente con su público para ofrecer un mini concierto como regalo a las madres en su día. La cita será el domingo, a las 6:00 p.m. a través de las páginas de Facebook e Instagram de Vaquería Tres Monjitas, Plaza las Américas y Plaza del Caribe, según lo anunció en su página de Facebook.

En medio de esa realidad que enfrenta el país, a más de 40 días de aislamiento social, el intérprete procurará servir de acompañante. El recital, titulado, “Canciones e himnos de vida para mi madre”, será estructurado a modo de coloquio con el público sobre su madre y él mismo.

“Ella fue la madre evangélica que quería que su hijo cantara solamente himnos de alabanza. Yo cantaré canciones que a ella siempre le gustaron, que pertenecen a la canción folclórica romántica de nosotros. Le explico a la gente quién era mi mamá, qué le gustaba, cómo era”, sostuvo.

Rivera reconoce que aunque no podrá ver al público, la conexión estará viva porque hay muchas personas necesitadas de sentir y vivir eso que solamente la música ofrece.

“Imagínate, que en esos momentos que yo estaré cantando habrá una madre enferma en cuarentena que no puede ver a su hijo. Una madre solita viendo la televisión porque no tiene otra manera de divertirse y está ahí sola en el Día de la Madre. Esas historias se están viendo constantemente y entonces la dimensión del rol materno toma una proporción gigantesca que es inconmesurable”, indicó.

El domingo, el público puedeesperar que Rivera interprete temas que se han convertido en los favoritos de su repertorio tales como “Madrigal” y “Bajo un palmar”.