Lourdes Robles disfrutó la velada de principio a fin ante un público que se mostró eufórico.
Lourdes Robles disfrutó la velada de principio a fin ante un público que se mostró eufórico. (Suministrada)

Justo antes de salir al escenario del Centro de Bellas Artes de Santurce, la cantante Lourdes Robles confiesa que se sintió nerviosa ante la situación de que finalmente el cantante Luis Ángel no llegó a la isla para presentarse en el espectáculo programado el pasado 10 de octubre bajo título “Baladas de tu generación” y producido por César Sainz.

La presión que experimentó no fue fácil, pues no sabía cómo el público reaccionaría al enterarse apenas unos minutos antes de la velada, cuando se anunció la tercera llamada, de que uno de los dos talentos anunciados para la noche no se presentaría. De inmediato se mentalizó ante los posibles escenarios con los que se podía enfrentar: que la gente se quedara y le fuera indiferente la situación, que la gente se molestara y se vaciara la mitad de la sala, o que se formara un motín. Sin embargo, se enfocó en dar lo mejor de ella sin importar las circunstancias, incluso si se presentaba ante una sola persona.

“Salí un poco nerviosa porque no había vivido una situación como esa; es la primera vez que me sucede. Pero la reacción de la gente fue tan cálida y tan efusiva que se me quitó todo y fluyó totalmente bien. Unos de los mejores shows en los que mejor me he sentido y que mejor he vivido, tanto que no te puedo explicar. Siento que fue el inicio de muchas otras cosas porque fue bien contundente el apoyo del público y el respaldo”, narró la intérprete de “Abrázame”.

Según cuenta, la reacción del público fue inesperada, aunque aclara que eso no significa que no esperaba que el público respondiera con cariño ni que coreara sus canciones, sino que quienes se dieron cita esa tarde pudieron constatar la dinámica especial que se dio.

“La palabra dice que para los que aman al Señor, todo obra para bien”, fueron las primeras expresiones que dio la cantante cuando se le preguntó acerca de la experiencia vivida. “Mira que llevo años trabajando, yo no me había sentido como me sentí esa noche. No sé por qué, si fue porque llevaba tiempo sin presentarme, y hemos estado tan expuestos a tantos tipos de música, que de repente hubo cierta euforia y alegría. Había un deseo de disfrutarse la música que íbamos a presentar”, añadió.

A escasos días del concierto, ante la realidad de que era probable que Luis Ángel no llegara a Puerto Rico, Lourdes Robles explica que vivió un “corre y corre” para poder estar preparada. Originalmente, su presentación duraría 45 minutos, para que el intérprete argentino completara los otros 45 minutos de espectáculo. Sin embargo, en solo días, tuvo que preparar un show musical de una hora y 45 minutos, acompañada de la orquesta de Ángel Matos.

“Imagínate, estoy haciendo promoción de un evento y cuando haces una presentación de esta índole, meses antes haces una estructura mental y un estudio de lo que quieres presentar y cómo lo vas a hacer. La dinámica de dos artistas es muy diferente a cuando se trata de un concierto de una cantante. De hecho, yo no tenía todo el material conmigo tampoco, fue un corre y corre y hasta último momento no sabíamos qué iba a pasar”, expresó la artista, que viajó a la presentación acompañada de su hija.

Así que la cantante señaló que también puso a correr a mucha gente, que la apoyó y le suplieron lo que le hacía falta para que pudieran presenciar un espectáculo con la excelencia que la gente lo esperaba, por lo que se expresó muy agradecida. Algunos se ellos fueron los diseñadores puertorriqueños Carlos Alberto, Fernando Gantier y Elisamuel Berríos, quienes la vistieron para la velada.

“Yo no llevaba bailarines porque la dinámica del show con Luis Ángel iba a ser otra y, finalmente, tuve bailarines. Gracias al coreógrafo Carlitos Hernández, que también salió a socorrerme, en dos días preparé una coreografía por si acaso. Nadie sabía por qué había contactado a gente tan tarde porque nuestra intención no era afectar al otro artista. Si era una situación de emergencia, poderla cubrir de la mejor manera posible. No sabíamos hasta ahí mismo qué iba a pasar. Tenía dos shows delineados diferentes por si acaso”, dijo mientras resaltó la labor de todo el equipo de trabajo solidario que se involucró.

De igual modo, reveló que hubo segmentos en el show que nunca se ensayaron, como cuando cantó acompañada del director musical Ángel David en el piano, lo que provocó un ambiente de bohemia en la sala, que se disfrutó mucho.

Lourdes Robles ofreció un espectáculo de una hora y 45 minutos.
Lourdes Robles ofreció un espectáculo de una hora y 45 minutos. (Suministrada Suministrada)

“En la vida todo pasa por una razón y yo creo que eso era lo que iba a pasar desde un principio porque en la vida no hay casualidades. Por los años de experiencia, cuando tengo una crisis como esta, yo no me enfoco en el problema, me enfoco en resolver. El público para mí es primero. Puse todo mi empeño y esfuerzo para que, no importara la circunstancia, asegurarme de que el público que estuviese allí, ya fueran uno, dos o fueran cientos, salieran satisfechos, contentos y sintieran que valió la pena haber estado allí, independiente si le gustara mi música”, manifestó la artista a la vez que aclaró que en ningún momento hubo una palabra ofensiva de parte del equipo de producción hacia Luis Ángel por no haber podido presentarse.

Ante comentarios e información divulgada de que la cantante se presentó el pasado domingo ante una “sala vacía sin público”, expuso que a pesar de que le llegó a doler, a la misma vez se sintió tranquila.

“De repente a ti duele que se utilice una situación que no es verdad, pero a la vez, para serte sincera, estuve súper tranquila porque yo sabía la verdad, sabía lo que había pasado ese día, que habían tomado videos las personas que estaban allí. No hice ningún comentario en mis redes que no fueran la verdad. No le di mayor importancia realmente”, sostuvo.

A raíz de la experiencia vivida en la que reconfirmó que sigue siendo una de las querendonas de Puerto Rico, informó que ya se está planificando una presentación para febrero del próximo año, cercana a la fecha del Día de Enamorados.

“Si hubiese tenido otro tipo de actitud y fuera otro tipo de artista, a lo mejor le hubiese dicho a César que no lo iba a hacer, pero para mí el publico era primero. Allí hubo gente que viajó, que tuvo gastos personales para poder estar allí, tenían una ilusión grande, que habían quedado defraudados la primera vez con el cambio de fecha. Yo no podía hacerle eso al público. Así que todos pusimos de nuestra parte y salió”, verbalizó Lourdes Robles, quien aprovechó para indicar que anhela ser parte de las tradicionales Fiestas de las Calle San Sebastián, ya que nunca ha tenido la oportunidad de presentarse en este evento de pueblo. “Jamás en mi vida las he hecho y más vale que me inviten este año”, dijo entre risas.

“En términos personales y de mi vida, he pasado por tantas situaciones difíciles que no le tengo miedo a nada ni a nadie. Sé que Dios está conmigo y cuando eso es así, se enfrenta lo que tenga que venir”, destacó.

💬Ver comentarios