El filme cuenta con las actuaciones de Zac Efron y Ryan Kiera Armstrong.
El filme cuenta con las actuaciones de Zac Efron y Ryan Kiera Armstrong. (Photo Credit: Ken Woroner/Universal Pictures)

Considerando que la nueva adaptación de “Firestarter” junta el talento indiscutible del novelista Stephen King para capturar la humanidad detrás de los horrores de sus historias junto con la sensibilidad cinematográfica moderna de Blumhouse, la casa productora responsable de “Get Out”, “The Invisible Man” y el nuevo ciclo de filmes de “Halloween”, sorprendente que el resultado final sea tan decepcionante.

Lo único que resulta efectivo de esta versión, que estrenó en los cines de Puerto Rico este jueves, es la calidad de los efectos especiales y una banda sonora nueva de John Carpenter que alude a una melancolía y suspenso que simplemente no están en pantalla.

La versión nueva de la historia de Charlie (Ryan Kiera Armstrong), una niña que mucho antes de llegar a la pubertad tiene que lidiar con que tiene el poder para quemar cualquier cosa con su mente, no desplaza a “Fantasy Island” como la producción mas desastrosa de Blumhouse. Aún así, resulta frustrante como el guión de Scott Teems consistentemente crea el espacio para profundizar el material de Stephen King y luego opta por quedarse en la superficie.

Lo otro que resulta inexplicable es porque con efectos visuales infinitamente superiores a las adaptaciones previas, el filme no le entrega al publico un clímax de mayor impacto e escala.

Los detalles de la historia de Charlie siguen siendo los mismos, aunque en esta ocasión el filme comienza un poco antes de que la protagonista y su padre tengan que huir de una organización secreta del gobierno que quiere estudiar los poderes de la niña.

En vez de dedicarle más tiempo a los personajes centrales, el guión opta por aludir a otra creación de King. Las secuencias de Charlie manejando los abusos de sus compañeros en la escuela registran como otra variación de Carrie. Lo otro que sucede en esta sección es que no se explora a profundidad la relación entre padres de Charlie. Ni Zac Efron ni Sydney Lemmon tienen la habilidad actoral de darle más complejidad a sus roles sin el apoyo del guión.

El problema principal de esta versión de “Firestarter” es que existe en un espacio ambivalente que limita su efectividad. Las deficiencias del libreto no logran capturar la habilidad que tiene Stephen King de capturar la complejidad de seres humanos que son colocados en situaciones terribles, mientras que la propuesta visual no se entrega de lleno a ser una película de terror y suspenso donde lo mas memorable sea las muertes grotescas de sus personajes.

💬Ver comentarios