Luis Miranda es el foco del documental Siempre Luis que estrena en HBO el 6 de octubre. (Suministrada)

La historia de Luis Miranda es similar a la de muchos puertorriqueños que emigraron de la isla hacia Nueva York en la década de 1970. A los 19 años decidió continuar estudios universitarios en dicha ciudad, algo que permitió que con el tiempo se asentara en la Gran Manzana y formara una familia y una carrera profesional. Su tenacidad, su pasión y su energía lo llevaron a convertirse en un activista que por décadas luchó por los derechos de la comunidad latina, además de que fue un elemento clave en el campo político al participar activamente en las campañas electorales de muchos candidatos por el Partido Demócrata. Encima de todo eso, es un adorado esposo y padre de tres hijos, entre ellos el galardonado dramaturgo Lin-Manuel Miranda.

Esta es la historia que narra y se teje en el documental “Siempre Luis”, que estrenará el martes, 6 de octubre, a las 9:00 pm. por HBO.

La idea de hacer un documental surgió del director John James, quien trabajó con Miranda hace unos diez años. “Cuando trabajábamos juntos nos encontrábamos en la cocina y yo le decía tres o cuatro barbaridades que me imagino que al él le parecían dignas de filmar”, indicó Luis Miranda en una entrevista virtual desde su oficina en Nueva York. “Hace como cuatro años John me pidió si era posible seguirme con una cámara. Le dije que tenía que hablar con mi familia por ser algo más íntimo”.

Luego de recibir la aprobación familiar, incluyendo la de su hija Lucecita, descrita como la más privada, comenzaron a seguir al mayor de los Miranda constantemente. “Les dije que el único sitio donde no podían estar conmigo era en al baño, para que me dieran un poco de privacidad”, comentó de forma jocosa el estratega político. “Para suerte del director le di un ataque al corazón, María impactó a Puerto Rico, llevamos a ‘Hamilton’ a la isla y estuve envuelto en varias campañas políticas importantísimas durante ese año. Así que lo único que no hice fue morirme, que no pienso hacerlo tampoco antes de que estrenemos el documental el 6 de octubre”, añadió.

Para Lin-Manuel, el hecho de que se haya realizado un documental sobre la vida de su padre lo llena de alegría y orgullo, pero a la misma vez alivio. “Le agradezco a John James su trabajo, porque cada vez que alguien conocía a mi padre, me preguntaban ¿cuándo vas a hacer una obra sobre ese tipo?”, mencionó el dramaturgo mientras no podía contener la risa.

Lin-Manuel reveló por su parte que su padre sirvió como base para la creación del personaje teatral de Alexander Hamilton. “Cuando yo estaba escribiendo ‘Hamilton’, de verdad que me di cuenta que la energía de mi papá era igual a la energía de Alexander Hamilton. Alguien que vino del Caribe hasta Nueva York, a los 18 años, con prisa. Así que cuando estaba haciendo el papel de Hamilton, yo lo actué con prisa, como él”.

En el documental se pueden ver momentos familiares de Luis Miranda, incluyendo su interacción con su hijo adoptivo Miguel.
En el documental se pueden ver momentos familiares de Luis Miranda, incluyendo su interacción con su hijo adoptivo Miguel.

“Siempre Luis” tiene una narrativa muy bien elaborada y fácil de seguir que presenta al protagonista en su diario vivir en el plano familiar y en el profesional. En varias ocasiones, muestra la acción mientras es narrada por el propio Miranda y en otras se utilizan planos de entrevistas a personas importantes en su vida como su esposa Luz Towns-Miranda, sus hijos Leticia, Lin-Manuel y Miguel, sus hermanos y una serie de figuras de la política estadounidense. La historia hilvana sucesos de su niñez y juventud, con eventos de los últimos tres años de la vida de Miranda, incluyendo su participación en varias campañas políticas, su experiencia con el paso del huracán María por Puerto Rico y todo lo que sucedió alrededor del montaje de la obra “Hamilton” en Puerto Rico hasta su presentación en el Centro de Bellas Artes de Santurce en enero de 2019.

Algo que se ve directamente en el documental es la importancia que ha tenido Luis Miranda en el éxito de su hijo a nivel mundial, tanto en el teatro como en el cine. Sin embargo, indicó que sabía que su hijo estaba destinado a ser grande desde muy temprano en la vida. “Mi esposa y yo siempre recordamos con mucho cariño una vez cuando Lin-Manuel estaba en el coro del colegio e iba a cantar en Rockefeller Center. Allí estaban todos los otros niños muy paraditos recibiendo instrucciones y estaba Lin-Manuel inquieto y moviéndose”, narró Miranda, quien trabajó en la campaña de Hillary Clinton cuando fue electa para el Senado en el 2000. “Mi esposa y yo nos miramos y dijimos: ‘Viste eso, ese niño está destinado a grandes cosas’. No hay duda de que nosotros lo ayudamos, pero él trajo ese motor con él”, comentó.

Luis Miranda trabajó en la campaña electoral de Letitia James cuando corrió para procuradora general de Nueva York, la cual ganó.
Luis Miranda trabajó en la campaña electoral de Letitia James cuando corrió para procuradora general de Nueva York, la cual ganó.

El actor añadió que sus padres le dieron las herramientas necesarias para defenderse en la vida, pero que también había tenido un poco de suerte en la vida. “Creo que el ejemplo que me dieron mis padres con su enfoque, disciplina y deseos de luchar por las cosas que querían, me ha ayudado mucho. Además, tuve suerte. Hay un millón de artistas que no reciben reconocimiento en su tiempo, pero esto es fruto de trabajo fuerte y de suerte”, mencionó el autor del musical “In the Heights”.

Algo que queda claro en “Siempre Luis” es que el protagonista es una persona que siempre tiene que estar haciendo algo, que es muy dedicado, muy trabajador, pero a la vez muy persistente. La falta de descanso, unido a una condición hereditaria, llevaron a que Miranda sufriera un ataque al corazón un año antes de que comenzaran a filmar el documental. Este es un tema que asume protagonismo en la trama, pero Miranda no le da tanta importancia. “Yo vivo la vida y he vivido toda mi vida con una prisa interna tremenda. Por eso terminé la escuela superior a los 15 años y por eso terminé la universidad a los 18 años. Tengo una prisa interna que me lleva a hacer todo lo que pueda mientras pueda. Pero eso no quiere decir que yo no me cuide. Me tomo mis medicinas, me alimento bien y hago ejercicios. Eso me ayuda a hacer uno de mis trabajos en la vida, que es tratar de dejar un mundo mejor que el que encontré”, explicó Miranda.

Luis Miranda junto a su hijo Lin Manuel.

Elecciones en noviembre

El futuro político, social y económico de Estados Unidos y Puerto Rico están en juego el próximo 3 de noviembre, razón por la cual hay que salir a votar en masa, según comentó Luis Miranda. “Si la gente no sale a votar, este loco (Donald Trump) vuelve a la Casa Blanca”, señaló.

Por su parte, Lin-Manuel dejó claro que los votantes deben enfocarse en el carácter de los candidatos a la hora de tomar una decisión de por quién votar. “Este es un presidente que todavía cree que solo 16 personas murieron en Puerto Rico después del paso de María por Puerto Rico. Ahora está haciendo lo mismo con Estados Unidos. Es un mentiroso y no podemos tener un mentiroso a cargo de Estados Unidos”, argumentó el ganador del premio Pulitzer y tres premios Tony.

Luis Miranda también quiso resaltar la falta de credibilidad que tiene el presidente Trump y el daño que podría traer tanto a Estados Unidos, como a Puerto Rico, el que el empresario y figura de la televisión revalide durante las próximas elecciones. “El que vio el debate anoche y todavía creía que a lo mejor a Trump le tenemos que dar otra oportunidad, vieron en carne propia que este hombre está desquiciado y que la democracia norteamericana y todos los que estén envueltos en eso, incluyendo el territorio de Puerto Rico, van a sufrir un descalabro si este payaso regresa a la Casa Blanca”, concluyó Miranda.