Kunjue Li, protagonista de la película, se prepara para filmar una de sus escenas. (Laura T Magruder)

Con un estricto protocolo de seguridad para proteger a todo el reparto y el equipo de producción, reinició la filmación de Simone, película basada en la novela del mismo nombre, del escritor Eduardo Lalo. Esta es la segunda producción cinematográfica a nivel de los Estados Unidos que recibe los permisos para reanudar el rodaje después de la cuarentena.

Simone cuenta la misteriosa y exótica relación amorosa entre un escritor y profesor universitario en Puerto Rico y una inmigrante de la comunidad china aspirante a artista. La película se está filmando en escenarios de la zona metropolitana, mayormente en el área de Santurce y Río Piedras.

“Agradecemos el visto bueno recibido por parte de las autoridades estatales y municipales, ya que tenemos una agenda ambiciosa de producción, pero con todas las precauciones de salud y seguridad para evitar riesgos de contagio. Iniciamente habíamos establecido un plan para completar la filmación en cuatro semanas, de las cuales logramos 13 días; queremos retomar el paso y finalizar para el 12 de julio”, comentó Betty Kaplan, reconocida libretista y directora cinematográfica de películas como De Amor y de Sombras, Doña Bárbara y Casi una Mujer, directora de Simone y quien preside de Cine Condado Entertaiment, casa productora del filme.

Algunas de las medidas de protección tomadas incluyen el uso de máscaras en todo momento para el equipo de producción y para los actores cuando no están en escena, desinfectar áreas de filmación, tomar temperaturas y documentar la salud de todas las personas cuando llegan al set. Además la producción mantiene un equipo mínimo de trabajo para respetar las recomendadiones de distanciamiento físico. Entre otros medidas de seguridad se le ha requerido a todo el personal la realización de las pruebas de COVID-19 y una certificación antes de comenzar a laborar, explicó Kaplan.

El equipo de producción de la película Simone utiliza mascarillas y toma otras medidas para evitar el contagio de coronavirus. (Laura T Magruder)

Además informó que la producción ha contratado a un médico para brindar apoyo y orientación al elenco y al equipo, así como dos médicos y un supervisor de seguridad que estarán en las área de filmación. También se han tomado medidas para el establecimientos de estaciones para el lavado de mano e higiene en las locaciones.

Los actores principales de Simone, el puertorriqueño Essai Morales y la actriz china Kunjue Li, ya se encuentran en la isla. Otros miembros del elenco como Braulio Castillo, Eli Cay y Bruno Irizarry residen en Puerto Rico. La actiz norteamericana Joanna Cassidy viajó desde Los Ángeles esta semana para integrarse al equipo, siguiendo todos los requisitos antes mencionados para ingresar al set, ya completó su escena de manera segura y regresó a Los Ángeles. Además este elenco incluye a, Zoribel Fonalledas y Caterina Murino.

Otros elementos en la trama de Simone son los eventos que enfrenta un académico novelista solitario, de unos cuarenta años, que un día comienza a recibir notas crípticas de procedencia desconocida, que le conducen de un lugar a otro. Estas se combinan con mensajes escritos en paredes y aceras de San Juan y, eventualmente, con mensajes a su contestadora automática que le sugieren que su acosador es una mujer. Durante un tiempo, esta se hace llamar Simone; luego entra al juego el nombre de Lina, hasta que descubre finalmente que la identidad verdadera de su acosadora es Li Chao, una estudiante china de medio tiempo en la universidad donde enseña.

La obra recibió el prestigioso premio Internacional de Novelas Rómulo Gallegos en el 2013.

El proceso de post producción de la película se hará en Puerto Rico y se espera que esté lista para mercadeo y distribución en 2021. El presupuesto de producción asciende a $5 millones.