Sam Rockwell y  Saoirse Ronan  protagonizan la divertida parodia sobre películas de misterio "See How Thy Run".
Sam Rockwell y Saoirse Ronan protagonizan la divertida parodia sobre películas de misterio "See How Thy Run". (Suministrada)

La divertida y entretenida See How They Run”, producción de Twentieth Century Fox que estrenó en las salas de Fine Arts, evita el aura genérico de su título con una oferta inteligente y ambiciosa. La película se posiciona ante los filmes de misterio que giran alrededor de averiguar la identidad de un asesino, de la misma forma que “Scream” destruyó todos los clichés de los filmes de horror con un asesino enmascarado. Aunque las tramas son diferentes, aquí el guion de Mark Chappell y la dirección de Tom George claramente usan el clásico postmoderno escrito por Kevin Williamson y dirigido por Wes Craven como su modelo.

El filme comienza con alguien reclamándole al público que si has visto un “who done it” los has visto todos. Este monólogo, recitado por un director (Adrien Brody) que tiene la tarea de llevar un misterio de Agatha Christie a la pantalla grande, describe en detalle cómo son los principios de estas historias antes de que el personaje “más desagradable” sea asesinado y procede a ejecutar esto en pantalla inmediatamente de la forma que se describió. El resto del guion es una variación de este concepto, personajes que se creen que son más inteligentes que las convenciones que están criticando que existen para facilitar que ese cliché suceda de una forma diferente en esta historia.

Gran parte de la razón por la cual esto no pierde gasolina o se vuelve repetitivo es la inventiva visual de la dirección y la forma efectiva que acentúa las interpretaciones de Sam Rockwell y Saoirse Ronan en los roles principales. En este misterio, el asesinato que dispara la trama está ligado a la adaptación de la obra “The Mouse Trap”, un misterio de Agatha Christie que ha tenido una recepción espectacular en el distrito teatral de Londres a mediado de la década de los cincuenta.

Rockwell es el investigador de Scotland Yard quien tiene que hacerse cargo de la investigación, mientras que Ronan es la policía novata que constantemente está brincando a las conclusiones equivocadas. El mejor recurso de la película es como el libreto utiliza cada paso de la investigación para enredar y complicar la relación entre estos dos personajes.

Resulta irónico que esto casi logre que el misterio central de la película sea irrelevante. Aún así, la última sección de la película se deleita en enredar aún mas la trama mientras nos entrega un final que había sido descrito en detalle por uno de los personajes que fue asesinado. Con “See How They Run” la diversión no reside en la sorpresa de quien es el asesino, si no en la variaciones alocadas que se usan para poder finalmente revelar su identidad.

💬Ver comentarios